Inflación y pico y placa no afectan intención de compra de vehículos en Colombia

Imagen tomada de: Pixabay - al-grishin.

Muy a pesar de que Colombia está en uno de sus picos inflacionarios más críticos de los últimos años, y a pesar de las medidas para desincentivar el uso de vehículos en algunas de las ciudades principales del país, la intención de compra de vehículos crece.

De un lado, los más recientes datos de la Encuesta de Opinión del Consumidor, elaborada por Fedesarrollo, dan cuenta de que la disposición a comprar vehículo en el país repuntó en marzo de 2022.

Lo anterior se traduce, básicamente, en que los hogares colombianos están confiados en que la situación económica es lo suficientemente estable como para comprar vehículo.

El balance denota que el indicador sobre intención de compra de vehículo llegó al -58,9 %, dato que mejora en cerca de 1 punto porcentual cuando se compara con el resultado de febrero.

El resultado, si bien sigue demostrando que el indicador es negativo, es particularmente atractivo por el hecho de que los hogares en el país tienen la perspectiva de asumir un mayor gasto a pesar de la situación de inflación y las medidas como el pico y placa.

Explicaciones al fenómeno

A lo anterior habría que sumársele el hecho de que, si bien la venta de nuevos carros se contrajo en marzo, en los tres primeros meses del 2022 la venta de vehículos usados creció 6 % en Colombia, superando los 255.500 traspasos.

El fenómeno es partícular y hay que tener en cuenta varios escenarios en este panorama. Uno de los más importantes es que si bien la inflación que vive el país, del 8,53 % en su variación anual, no se trasmite a los precios de la gasolina, el riesgo es latente.

Ya el Gobierno de Colombia ha confirmado que no se van a tomar medidas sobre el alza de la gasolina, pero mantener precios bajos, con un barril de petróleo Brent en el borde de los US$100, es una tarea compleja.

Lo anterior porque la subida de precios ha sido soportada por el Gobierno a través del Fondo de Estabilización de Precios de la Gasolina, una decisión que no podrá ser indefinida.

Datos a tener en cuenta

De hecho, es necesario y natural que los consumidores se enfrenten a precios más altos de la gasolina, un panorama que entonces parece no condicionar la intención de nuevas compras de vehículos.

El otro punto que parece no menguar las intenciones de los colombianos tiene que ver justamente con las iniciativas de políticas públicas para controlar el uso de vehículos particulares, sobre todo en las ciudades principales.

Recomendado: Confianza del consumidor siguió cayendo en Colombia en marzo de 2022

Los pico y placa durante jornadas extendidas, incluso llegando a ser aplicados en fines de semana, son algunas de las excusas que podrían ponerle coto a la intención de comprar un vehículo en Colombia.

Lo anterior sin tener en cuenta que los aumentos de los impuestos vehiculares oscilaron entre el 1,5 % y el 3,5 % para 2022, dependiendo del modelo.

El problema de la movilidad

Un factor final: el tráfico, en parte de las ciudades principales de Colombia, es complejo. De acuerdo con datos de Numbeo, con corte a septiembre del año pasado, Bogotá era la ciudad en la que más se gastaba tiempo por tráfico en Sudamérica.

En la capital colombiana el tráfico pesado podía costarle a un ciudadano, en promedio, unos 52 minutos. En el segundo lugar del ranking apareció Río de Janeiro, ciudad en la que el indicador se acercó a los 51,40 minutos.

Lea también: Renting Colombia prevé impulso en alquiler y venta de vehículos en 2022

Las expectativas tanto de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), como de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), dan cuenta de que, en 2022, el país podría alcanzar un año récord de ventas de vehículos nuevos, rozando las 260.000 unidades, dato que repunta desde las cerca de 250.500 de 2021.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias