EE. UU. ordena a funcionarios diplomáticos abandonar Shanghái ante brote de Covid

Un nuevo brote de la Covid-19 en Shanghái instó a las autoridades a ordenar un confinamiento estricto para los más de 26 millones de habitantes que viven en la ciudad de China hace 24 días.

Mientras que miles de los pobladores denuncian escasez de alimentos, ya se han presentado saqueos en establecimientos comerciales y en redes se alerta sobre presuntos suicidios que estaría provocando el aislamiento, los gobiernos de otras partes del mundo empiezan a tomar medidas con sus diplomáticos en Shanghái, como es el caso de Estados Unidos. Lea más en noticias económicas internacionales.

En las últimas horas, el Departamento de Estado de Estados Unidos ordenó a todo el personal gubernamental y sus familiares que no son de emergencia salir de Shanghái, así como también recomendó a sus conciudadanos no viajar al país que lidera el presidente chino, Xi Jinping.  

“El 11 de abril de 2022, el Departamento ordenó la salida de los empleados del gobierno de EE. UU. que no son de emergencia y todos los miembros de la familia del distrito consular del Consulado General de Shanghái debido a un aumento en los casos de Covid-19 y el impacto de las restricciones relacionadas con la respuesta de la República Popular China”, indicó la entidad a través de su portal oficial.

Recomendado: Confinamiento en Shanghái: denuncian escasez de alimentos y posible afectación al comercio mundial

“Reconsidere viajar a la República Popular China (RPC) debido a la aplicación arbitraria de leyes locales y restricciones relacionadas con Covid-19.  No viaje a la Región Administrativa Especial (SAR) de Hong Kong de la República Popular China, la provincia de Jilin y el municipio de Shanghái debido a las restricciones relacionadas con la Covid-19, incluido el riesgo de separación de padres e hijos. Reconsidere viajar a la RAE de Hong Kong de la República Popular China debido a la aplicación arbitraria de las leyes locales”, añadió.

De acuerdo con el Departamento de Estado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron un aviso de salud para viajes de nivel 1 para China y un aviso de salud para viajes de nivel 4 para Hong Kong, debido al impacto que está teniendo la Covid-19 n esos territorios. 

Explicó que el enfoque de tolerancia cero hacia la Covid-19 por parte de los gobiernos de la República Popular China y Hong Kong “afecta gravemente los viajes y el acceso a los servicios públicos”. 

“Todos los viajeros deben prepararse para la cuarentena en un lugar designado por el gobierno durante un mínimo de 14 días a su llegada. Mientras estén en cuarentena, las autoridades sanitarias evaluarán a los viajeros con una frecuencia diaria para detectar Covid-19 y no les permitirán salir de sus habitaciones. Los viajeros que den positivo durante este tiempo de cuarentena serán trasladados a un centro médico u otro centro de cuarentena designado por el gobierno”, anotó el Departamento de Estado, no sin antes advertir que los estándares de atención, adaptaciones, pruebas y tratamientos pueden “diferir considerablemente de los estándares en los Estados Unidos”.

Lea también: 36 millones de chinos regresan a confinamiento estricto por rebrote de Omicron

La entidad estadounidense afirmó que el gobierno chino hace cumplir de forma “arbitraria” las leyes locales, “incluida la realización de detenciones arbitrarias e injustas y el uso de prohibiciones de salida de ciudadanos estadounidenses y ciudadanos de otros países sin el debido proceso legal”. 

De esta forma, en palabras del Departamento de Estado, el gobierno de Xi Jinping utiliza la detención arbitraria y las prohibiciones de salida para:

“En la mayoría de los casos, los ciudadanos estadounidenses solo se enteran de una prohibición de salida cuando intentan salir de la República Popular China, y no existe un mecanismo o proceso legal confiable para averiguar cuánto tiempo podría continuar la prohibición o impugnarla en un tribunal de justicia”, reseñó.

Le puede interesar: China reporta nuevas muertes por Covid después de más de un año

De acuerdo con las autoridades de Estados Unidos, gobernado por Joe Biden, los estadounidenses que viajen o residan en China, incluida la RAE de Hong Kong, “pueden ser detenidos sin acceso a los servicios consulares estadounidenses o información sobre su presunto delito”. Del mismo modo, advirtió que “los ciudadanos estadounidenses pueden estar sujetos a interrogatorios prolongados y detenciones prolongadas sin el debido proceso legal”, de ahí que recomienden no viajar al país asiático.

Alertó, además, que los extranjeros en China, incluidos, entre otros, empresarios, ex funcionarios de gobiernos extranjeros y periodistas de países occidentales han sido “arbitrariamente interrogados y detenidos por funcionarios de la República Popular China por presuntas violaciones de las leyes de seguridad nacional de la República Popular China”. 

Agregó que China también ha amenazado, interrogado, detenido y expulsado a ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan en la República Popular China.

Nueva ola de Covid-19 en Shanghái

Las autoridades chinas decretaron el confinamiento total en la capital financiera del país luego de que se presentara un nuevo brote de la Covid-19. Las restricciones a la movilidad, impuestas por el gobierno chino, permiten la salida de un único integrante por familia, que sea mayor de edad, al día, bien sea para abastecerse de alimentos o acudir a un centro de salud.

Recomendado: China les pide a sus ciudadanos abastecerse en caso de emergencia

El incremento en los casos de Covid-19 ha venido en aumento desde mediados de marzo en la ciudad china. Las últimas cifras, reveladas este sábado, reportaron 25.000 nuevos casos de coronavirus en Shanghái, un número alto frente a la cantidad de contagios que se venía registrando. De ese total de infectados, solo 1.000 presentaban síntomas de la enfermedad.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias