IIF: PIB de Ucrania caerá más de 35% en 2022

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) anunció este miércoles que, en medio de la invasión que adelanta el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en territorio ucraniano desde el pasado 24 de febrero, revisó la perspectiva para Ucrania: prevé que su economía se contraiga más del 35% en 2022.

Explica que, si bien hay un “nivel extraordinario” de incertidumbre, destaca la “urgencia” de la intervención extranjera inmediata, la asistencia al país y de los fondos que se requerirán para la reconstrucción de la posguerra. Lea más en noticias económicas internacionales.

“Esperamos que el PIB real de Ucrania se contraiga en más del 35% en 2022 bajo el supuesto de que el conflicto permanecerá contenido en gran medida en el este del país en el segundo semestre de 2022”, anota el IIF.

Atendiendo a lo anterior, y entendiendo que habrá recortes de impuestos relacionados con la guerra y los gastos adicionales para la campaña militar, el Instituto prevé que los ingresos del gobierno ucraniano “caigan aproximadamente un 50%”, lo que resultará en una brecha fiscal entre US$3.000 y US$10.000 millones por mes. “Por lo tanto, los compromisos de la comunidad internacional de US$6.000 millones hasta la fecha ciertamente se quedarán cortos”, dice.

Recomendado: Banco Mundial prevé fuerte caída del PIB de Ucrania y efecto regional

“La guerra también tendrá un impacto en el panorama financiero externo de Ucrania, que había sido relativamente benigno en el pasado reciente. Las reservas del Banco Nacional de Ucrania (NBU) se han mantenido prácticamente estables desde finales de febrero; sin embargo, nos preocupa que las exportaciones puedan permanecer deprimidas durante un tiempo considerable, ya que los puertos están cerrados y la infraestructura vial/ferroviaria se utiliza para otros fines, mientras que las importaciones aumentan”, añade.

Para el IIF, el impacto económico de la guerra será “dramático, a pesar de que la magnitud seguirá sin estar clara durante algún tiempo”.

Los 49 días de invasión que se cumplieron este miércoles han dejado devastadores daños en la infraestructura ucraniana. La Escuela de Economía de Kiev estima que los daños en mención ya han alcanzado al menos US$80.000 millones en lo corrido de la guerra, cifra que entra en el acumulado de pérdidas totales, que alcanzaría los US$564.000 o US$600.000 millones.

Otro factor que el IIF califica como “crítico” tiene que ver con la migración que ha provocado la invasión ordenada por el Kremlin. Hasta la medianoche del martes 12 de abril el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) estimó que más de 4,6 millones de ucranianos han salido de su país en condición de refugiados, huyéndole a la guerra. Del mismo modo, se estima que por lo menos 11 millones se han desplazado al interior del país.   

Lea también: Guerra entre Rusia y Ucrania puede durar “años”: OTAN

“Las limitaciones de infraestructura son críticas, con todos los puertos clave cerrados y la infraestructura vial y ferroviaria utilizada predominantemente para el tráfico de refugiados y suministros críticos”, reseña el IIF.

PIB caerá 35%

El Instituto de Finanzas Internacionales explica que para estimar el impacto de la guerra en el PIB real, desarrolló un escenario que distingue entre tres tipos de regiones dentro del país: regiones con ataques aislados, regiones que fueron parte de la invasión inicial pero que desde entonces han sido recuperadas, y regiones que experimentarán un conflicto prolongado. La participación que tienen esas regiones en el PIB es del 48,5%, 33% y 18,5%, respectivamente.

“En nuestro escenario base, suponemos que la producción disminuirá en un 20%, 40% y 80%, respectivamente, lo que resultará en una caída de más del 35% para el país en 2022. Si bien encontramos este escenario atractivo debido a su simplicidad, también presentamos una gama de escenarios alternativos. Es probable que el riesgo sea al alza ya que la guerra puede escalar aún más”, destaca el IIF.

Es de anotar que el Ministerio de Finanzas de Ucrania prevé que el PIB se contraiga hasta en un 40%.

Para el instituto el financiamiento presupuestario es el “desafío clave” a corto plazo. Señala que, a la fecha, las autoridades estiman un déficit de financiación mensual de al menos US$3.000 millones, con el extremo superior del rango de resultados posibles en US$10.000 millones.

Le puede interesar: Biden busca enjuiciar a Putin por “crímenes de guerra” en Ucrania

“El factor clave es la reducción de los ingresos, que podría caer al menos un 50% en 2022 debido a la fuerte contracción del PIB y a una serie de medidas relacionadas con la guerra. Entre ellos se encuentran las exenciones fiscales introducidas recientemente en la Rada, incluida la eliminación temporal del IVA y otros derechos sobre las importaciones, así como los impuestos sobre la renta de las empresas para las pyme”, precisa.

Del mismo modo, afirma que el parlamento ucraniano está considerando suspender el impuesto especial y reducir el IVA sobre el combustible. “Si la guerra continúa durante meses, lo que es más probable que no en este momento, será necesario tomar decisiones difíciles sobre el gasto fiscal”, dice.

El IIF advierte que “incluso bajo el supuesto más optimista de un déficit de financiación de US$3.000 millones al mes, la financiación externa actualmente comprometida solo duraría hasta finales de abril”.

Cuentas externas

“Por el lado externo, nos alientan las reservas relativamente estables”, dice. De acuerdo con el IIF, los desembolsos externos de US$28.100 millones en marzo “jugaron un papel importante y permitieron a Ucrania cumplir con las obligaciones financieras externas recientes”.

Recomendado: Guerra Rusia-Ucrania: soldados rusos con síntomas de radiación; van 1.276 civiles muertos

Cree que es probable que Ucrania siga pagando el servicio de la deuda externa durante el resto de 2022, incluidos US$4.000 millones en reembolsos de capital público en lo que resta del año.

El Ministerio de Economía de Ucrania reveló que en marzo las exportaciones cayeron un 50% mes a mes a US$2.700 millones, desde los US$5.300 millones registrados en febrero, mientras que las importaciones se contrajeron un 70% a US$1.800 millones en marzo, desde los US$5.900 millones vistos en febrero.

Es probable que las exportaciones permanezcan significativamente moderadas, mientras que las importaciones pueden recuperarse nuevamente en los próximos meses. Con las continuas salidas de la cuenta financiera, esto daría lugar a un aumento del déficit de financiación. Por el momento, la fuerte contracción de las importaciones ha mantenido moderada la presión sobre Hrivnya”, anota.

Seguridad alimentaria

Entendiendo que Ucrania es uno de los exportadores de alimentos básicos en el mundo, con la comercialización de productos como la cebada, el maíz, los aceites vegetales y el trigo, y que los precios de los alimentos a nivel global están en máximos históricos, el IIF dice que le “preocupa” la seguridad alimentaria mundial.

Recomendado: Impacto de invasión de Rusia a Ucrania en criptomonedas

“La guerra representa un riesgo inmediato para la cosecha de 2022, ya que el país podría perderse la temporada de siembra, que ya debería haber comenzado. Además, los puertos marítimos, que representan alrededor del 80% de la carga total, probablemente permanecerán cerrados en los próximos meses (y las minas navales podrían representar una amenaza incluso después de la guerra), y los ferrocarriles se utilizan en gran medida para otros fines”, indica el IIF.

Añade que las autoridades ucranianas han restringido las exportaciones de artículos críticos como cebada, carne de res, trigo sarraceno, centeno, sal y azúcar, “mientras que muchos otros productos ahora requieren licencia”.

“El efecto dominó geopolítico de la crisis de Ucrania también pesa sobre las exportaciones rusas, y esperamos que la situación sea más desafiante para los países de Medio Oriente y el norte de África y África subsahariana”, concluye el Instituto de Finanzas Internacionales.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias