FMI: recrudecimiento de guerra Rusia-Ucrania podría generar dificultades financieras en América Latina

A días de haber actualizado sus pronósticos de crecimiento de la economía mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dio a conocer una nueva perspectiva sobre los principales riesgos para la economía de América Latina con la guerra entre Rusia y Ucrania, así como las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED).

En el marco de nuevas incertidumbres, el informe del FMI deja ver que una posible escalada de la guerra podría llegar a provocar dificultades financieras a escala mundial y una contracción de las condiciones financieras en la región.

“Además, el actual endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos, con una orientación más restrictiva por parte de la Reserva Federal, podría, con el tiempo, incidir en las condiciones financieras internacionales”, se lee en el documento.

El llamado de atención está en el hecho de que ese aumento de los costos de financiamiento podría precipitar la salida de capitales y plantear un reto para la región, el panorama se vuelve todavía más complejo cuando las economías de la región están necesitando financiamiento público y externo.

El punto está en que, a ese escenario, hay un punto más que presiona en el corto plazo: una eventual desaceleración más acentuada del crecimiento en China, por cuenta de los cierres en Shanghai y lo que eso supone para las trabas de comercio internacional.

Perspectivas macroeconómicas

“Todos estos riesgos ensombrecen las perspectivas de crecimiento en América Latina y exigen medidas de política. El repunte en América Latina, a punto de ralentizarse incluso antes de la guerra, la recuperación de la región de esta pandemia que ha debilitado el crecimiento ya estaba perdiendo ímpetu”, agrega el análisis del FMI.

Con esto de base, desde el organismo multilateral están previendo que el crecimiento está volviendo a su tasa tendencial previa a la pandemia, desacelerándose hasta el 2,5 % en 2022.

Así mismo, destaca el FMI el hecho de que las exportaciones y la inversión están retomando su rol como principales motores del crecimiento, “pero los bancos centrales han tenido que endurecer la política monetaria para combatir el aumento de la inflación”.

Recomendado: Guerra Ucrania-Rusia: FMI prevé mayor inflación y caída del PIB en Europa por invasión

Por lo demás, para América Latina el FMI está viendo, como lo dijo la semana que terminó el 22 de abril, que el PIB de la región se mantendría en el 2,5 % tanto para este, como para el próximo año.

Finalmente, advierte el FMI que la inflación de los alimentos y la energía, la pobreza y la desigualdad siguen siendo preocupaciones importantes, dado el impacto desigual del aumento de la inflación sobre la población.

“Los grupos más vulnerables en la región son los más golpeados por la subida de precios de los alimentos básicos y la energía, al tiempo que siguen luchando para recuperarse del impacto económico de la pandemia”, concluye el documento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias