IATA pide incentivos a gobiernos para uso de combustibles sostenibles en aviación

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por su sigla en inglés) pidió a los gobiernos del mundo que establezcan “urgentemente incentivos a gran escala para expandir rápidamente el uso de combustibles de aviación sostenibles (SAF)” a medida que la aviación persigue su compromiso de lograr emisiones netas de carbono cero para 2050. Toda la información de infraestructura aquí.

Para cumplir con el compromiso cero neto de la aviación, dijo la IATA, las estimaciones actuales indican que el SAF representará el 65% de la mitigación de carbono de la aviación en 2050.

Eso requeriría una capacidad de producción anual de 449 mil millones de litros, muestran los datos de la Asociación cuya asamblea general se lleva a cabo en Doha, capital de Catar, a la cual asiste Valora Analitik con el apoyo de Avianca, Qatar Airways y la IATA.

Agregó la Asociación que se están realizando inversiones para expandir la producción anual de SAF desde los 125 millones de litros actuales a 5 mil millones para 2025.

“Con incentivos gubernamentales efectivos, la producción podría alcanzar los 30 mil millones de litros para 2030, lo que sería un punto de inflexión para la producción y utilización de SAF”, consideró la IATA en su informe revelado en Catar.

“Los gobiernos no necesitan inventar un libro de jugadas. Los incentivos para la transición de la producción de electricidad a fuentes renovables como la solar o la eólica funcionaron. Como resultado, las soluciones de energía limpia ahora son baratas y ampliamente disponibles. Con incentivos similares para SAF, podríamos ver 30.000 millones de litros disponibles para 2030”, dijo Willie Walsh, director general de IATA en la versión 78 Reunión General Anual de IATA en Doha.

En 2021, independientemente del precio (para el SAF llega a ser entre dos y cuatro veces el precio del combustible tradicional para aviones convencional), las aerolíneas compraron todos los 125 millones de litros de SAF que estaban disponibles.

Y, dijo Walsh, ya más de 38 países cuentan con políticas específicas de SAF que allanan el camino para el desarrollo del mercado. Siguiendo el ejemplo de estas medidas políticas, las aerolíneas han celebrado acuerdos de compra a plazo por valor de US$17.000 millones para SAF.

Recomendado: Especial Destino: Carbono Neutro

Incentivos para aumentar producción
Una mayor inversión en producción necesita el apoyo de las políticas adecuadas. Esto aumentaría la oferta y reduciría los costos, agregó el líder gremial internacional.

Y citó que la producción de electricidad a través de energía solar o eólica enfrentó obstáculos similares cuando estas tecnologías reemplazaron a los combustibles fósiles. Con incentivos políticos efectivos, ahora ambos son asequibles y ampliamente disponibles, dijo.

Al aplicar políticas similares basadas en incentivos a SAF, los gobiernos pueden apoyar la producción global de SAF para alcanzar los 30 mil millones de litros al final de la década.

Este sería un punto de inflexión, ya que, en su concepto, enviaría una señal clara al mercado de que SAF está desempeñando el papel previsto a largo plazo en la descarbonización de la aviación y alentaría las inversiones para aumentar la producción y reducir el precio.

Estados Unidos es el ejemplo a seguir para otros países. Se espera que su producción de SAF alcance los 11 mil millones de litros en 2030 gracias a los fuertes incentivos gubernamentales.

Europa, en cambio, es el ejemplo a no seguir, dijo la IATA. Bajo su iniciativa Fit for 55, la Unión Europea planea exigir que las aerolíneas aumenten el SAF en un 5 % en todos los aeropuertos europeos para 2030. La descentralización de la producción retrasará el desarrollo de economías de escala. Y forzar el transporte terrestre de SAF reducirá el beneficio ambiental del uso de SAF.

Otras tecnologías
Las aeronaves de hidrógeno y eléctricas son parte del plan de la aviación para lograr cero emisiones netas para 2050, pero es probable que se limiten a rutas de corta distancia. “SAF es la solución comprobada para vuelos de larga distancia”, dijo la IATA.

“Lo más probable es que los sistemas de propulsión de hidrógeno y/o electricidad estén disponibles para vuelos comerciales de corta distancia para 2035, pero la mayoría de las emisiones provienen de vuelos de fuselaje ancho de larga distancia y para abordar estas emisiones, SAF es la única solución comprobada. Sabemos que funciona, y debemos redoblar nuestros esfuerzos para lograr que todos los actores de la industria participen, incluidos los gobiernos, para aumentar la producción, la disponibilidad y la adopción”, dijo Sebastian Mikosz, vicepresidente sénior de Medio Ambiente y Sostenibilidad de IATA.

Relacionado: Airbus inició estrategia para tener avión impulsado por hidrógeno

Meta neta cero y aspiracional a largo plazo
En octubre de 2021, en el marco de la cumbre realizada en Boston, las aerolíneas miembro de IATA se unieron y tomaron la monumental decisión de comprometerse a lograr cero emisiones netas para 2050.

Este compromiso pone a la industria en línea con el objetivo de 1,5 °C del Acuerdo de París.

El cambio climático es la mayor amenaza que enfrentan nuestras sociedades y lograr cero emisiones netas será un gran desafío, ya que la escala esperada de la industria en 2050 requerirá la mitigación de 1,8 gigatoneladas de carbono.

Para proporcionar el conjunto correcto de políticas y la estabilidad a largo plazo necesaria para las inversiones, la industria de la aviación hizo desde Catar un llamado a todos los gobiernos para que apoyen la adopción de un objetivo climático a largo plazo para el transporte aéreo en la 41 Asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) este mes de septiembre, alineado con los compromisos de la industria.

Este objetivo climático, dijo, es fundamental para respaldar las ambiciones de descarbonización de la industria y proporcionaría un marco multilateral global para la acción sin distorsionar la competencia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias