Estos son los retos económicos que ve José Antonio Ocampo para Colombia

José Antonio Ocampo

En su columna de El Espectador, José Antonio Ocampo, uno de los nombres más fuertes para ocupar el Ministerio de Hacienda de Colombia, en el gobierno de Gustavo Petro, esbozó los que, a su juicio, son los retos económicos más importantes de Colombia.

Para Ocampo, el punto más complejo, que deberá asumir la administración entrante, se centra en trabajar para reducir la desigualdad social y económica en el país, una que se agudizó tras el paso de la pandemia del Covid-19.

“Hay, además, problemas de calidad de muchos de los servicios, especialmente para los hogares más pobres y en la zona rural dispersa, y un gran vacío en materia de informalidad laboral, así como de indicadores que no se incluyen en el índice de pobreza multidimensional, entre los que sobresale el limitado acceso a pensiones”, dijo Ocampo en El Espectador.

Para intentar reducir esa desigualdad e informalidad laboral, Ocampo evidencia que los trabajos no remunerados en Colombia son un peso capital para las mujeres.

Adicionalmente, para el excodirector del Banco de la República, hay otra serie de retos de corto plazo, como el control de la inflación, anclada a los alimentos, fenómeno que exige aumentar el apoyo de ingresos a los hogares pobres y vulnerables.

Expectativas sobre la economía colombiana

“Las incertidumbres más inmediatas provienen del contexto internacional, tanto en materia de actividad económica como de inflación. La inflación comenzó a repuntar en Colombia como en el mundo entero a fines del año pasado, pero fue agudizada por la invasión de Rusia a Ucrania, que generó precios muy elevados de petróleo, gas, fertilizantes y varios productos agrícolas”, advierte Ocampo en El Espectador.

Esto último acompañado con el hecho de que los bancos centrales del mundo, incluido el colombiano, se han puesto en la tarea de aumentar las tasas de interés, un escenario que empieza a afectar la actividad productiva en Colombia.

Recomendado: José Antonio Ocampo se acerca a equipo de Petro, ¿cuándo se conocerá al MinHacienda?

Advierte Ocampo que la expectativa se mantiene para que el país lidere un crecimiento similar en los próximos años.

Advirtiendo que el crecimiento promedio de Colombia desde la apertura económica, en 1990, y hasta 2019, “ha sido mediocre” ha estado acompañado de un estancamiento “o retroceso de la productividad, una fuerte desindustrialización (prematura, como se dice hoy en los debates internacionales) y el retroceso de varios renglones agropecuarios”, complementa Ocampo.

Por esto es que, concluye Ocampo, el país debe liderar cambios que, de un lado, reduzcan las presiones sobre la deuda del Gobierno, al tiempo que le pone el acelerador a la actividad agropecuaria nacional, como uno de los jalonadores de la economía colombiana.

Para Ocampo el salto de la productividad del país y las mejoras de las condiciones macro se explican entendiendo que los recaudos tributarios en Colombia son inferiores al promedio de América Latina y de la OCDE.

“En muchos casos las tasas son altas, pero los beneficios tributarios también lo son, lo que significa que la carga tributaria está mal distribuida. Los principales problemas están en el impuesto a la renta de las personas naturales, pero también a múltiples beneficios a sectores empresariales”, advierte. 

Al tiempo que afirma que “la necesidad de políticas de desarrollo productivo más activas ha sido reconocida por los últimos gobiernos, pero las que se han puesto en marcha son todavía modestas y con una fuerte apropiación regional apoyada por los gobiernos locales”, agregó Ocampo en El Espectador.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias