¿Qué es y cómo planificar su herencia con un fideicomiso?

La contingencia del Covid-19 hizo que miles de personas pensaran en la opción de dejar listo su patrimonio en sucesión para su familia. Vea más noticias de finanzas personales

Así mismo, muchos han actualizado sus testamentos o, incluso, han revisado la posibilidad de cómo “entregar” bienes o patrimonio en vida, pero sin salir perjudicados.

Pues bien, hay una opción en el mercado: se trata de un fideicomiso de herencia, el cual es una figura eficiente para cualquier persona que desee proteger su patrimonio y quiere que exista una administración adecuada bajo unas condiciones antes de fallecer.

¿Qué es un fideicomiso y para qué sirve?

En términos sencillos, es un vehículo jurídico con el que se transfieren determinados bienes, los cuales se someten a unas condiciones específicas de administración que debe cumplir un tercero (administrador) denominado fiduciario, quien tendrá la tarea de ser el vehículo jurídico ante quienes recibirán el patrimonio.

“Entre las múltiples bondades del fideicomiso se destaca la capacidad de ser versátil y estar dentro del marco de la ley. Entre todas las posibilidades, particularmente, esta es una alternativa para planear la disposición en vida del patrimonio de las personas, sin los riesgos que implica hacerlo con otros procesos jurídicos como la propiedad en común, el proindiviso y la propiedad que se le entrega en vida a los futuros herederos, evitando que la misma pueda ser entregada en garantía o vendida por los beneficiarios, afectando al padre que dispone y se mantiene como usufructuario”, expresó Mónica Vanegas, gerente de patrimonios personales de Acción Fiduciaria.

Es importante entender que cuando se habla de herencia, se hace referencia a que ocurrió la muerte de una persona natural, quien era titular de unos activos que constituían un patrimonio.

En ese orden de ideas, solamente puede tramitarse la sucesión de ese patrimonio a sus herederos, de acuerdo con las normas sucesorales.

Le puede interesar: Conozca las tendencias que marcarán el talento en los próximos años

En Colombia, el proceso de sucesión implica costos y desgaste familiar, razón por la cual muchas personas buscan opciones para que la transición de su patrimonio pueda darse en vida, de acuerdo con su voluntad, con un proceso más fácil y menos costoso.

Vanegas aseguró que es mejor asesorarse en este proceso, donde la administración de los activos se realiza mediante la conformación de un patrimonio autónomo ante una fiduciaria que es sujeto de derechos y obligaciones, pero que está regulado por la normatividad comercial; en esa línea, se constituye mediante la suscripción de un contrato de fiducia mercantil

El administrador es la sociedad fiduciaria, quien tendrá la vocería y representación, pero deberá cumplir las instrucciones recibidas, donde gran parte de la esencia es administrar los activos que se le transfieran.

“Por lo anterior, la fiducia, al estar plenamente regulada, genera seguridad jurídica respecto de la independencia del patrimonio autónomo y las instrucciones del constituyente son cumplidas de forma profesional, haciendo que la disposición en vida del patrimonio de cualquier persona impida que los beneficiarios comprometan los activos mientras el constituyente aún vive, por lo que mantiene la total disposición del mismo”, señaló Vanegas.

En vida, él sigue siendo quien toma las decisiones sobre el patrimonio como si aún tuviera la titularidad patrimonial en su cabeza, con los beneficios en costos que esta figura implica.

En resumen, constituir un patrimonio autónomo mercantil, permite entregar la titularidad en vida a los beneficiarios, pero quien sigue tomando las decisiones es el antecesor, y disponiendo del mismo hasta que fallezca, además define cómo quiere que se administren a futuro algunos de los bienes para evitar relaciones familiares conflictivas y las reglas queden claras para todos.

Planee la entrega de la herencia

Para hacer una sucesión patrimonial de la mejor manera posible, se debe tener en cuenta y dejar en claro qué patrimonio puede disponerse en vida de los bienes y definir cómo se hará la entrega de dicha titularidad a la siguiente generación; asegurando que mientras el constituyente esté vivo pueda seguir controlando y disponiendo del patrimonio sin riesgos.

Lea también: Gastos en los que las personas exitosas no pierden su dinero

Para definir el vehículo jurídico se debe consultar con profesionales de una entidad fiduciaria para tener claridad respecto a los pros y las contras de cada figura jurídica como costos, implicaciones tributarias y cobertura de riesgos jurídicos, entre otros.

“La fiducia mercantil es el vehículo más eficiente con que cuenta la regulación colombiana para la administración y planeación de patrimonios personales. Por lo anterior, es altamente recomendable contactar a una fiduciaria experta en estos temas para que le puedan guiar y acompañar en este proceso. Es importante tener al lado -en el paso a paso- de esta decisión tan importante a un profesional experto y a su disposición”, concluyó Mónica Vanegas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias