Siete recomendaciones indispensables para manejar las finanzas en pareja

Si mantener el control de las finanzas personales puede llegar a ser abrumador, en pareja puede llegar a serlo aún más si no hay una armonía en los gastos.

Así mismo, existen pautas para que unir dos economías no se convierta en un dolor de cabeza y, por el contrario, se pueda sacar provecho para tener una economía ideal. Vea más noticias de finanzas personales

Planeación, comunicación, respeto de los acuerdos, control al endeudamiento y prevención son las claves que ofrece Bancolombia para que parejas y familias piensen Financieramente y logren una armonía en sus cálculos.

Estas son las siete recomendaciones:

1.     Presupuestar

Fijarse un presupuesto es esencial, controlando los gastos mensuales y asegurando los recursos para el sostenimiento general del hogar.

El presupuesto permitirá saber qué puede destinarse para ahorro (debe ser prioridad antes de los gastos) y las metas trazadas en periodos cortos, medianos y largos. De clic aquí para conocer cómo se construye un presupuesto.

2.     Planear

La planeación no es un asunto exclusivo de grandes empresas. Se dice que en pareja se logran metas más grandes, y por eso planear se hace indispensable para una buena salud financiera.

La pareja debe ponerse de acuerdo en los planes y proyectos que quieren adelantar, así como en los tiempos en que quieren desarrollarlos, para reflejarlos luego en su presupuesto.

Le puede interesar: ¿Es buen momento para vender sus dólares en Colombia?

3.     Adquirir buenos hábitos

Es importante asumir hábitos financieros, fijándose en el cumplimiento de responsabilidades y el manejo del flujo de caja diario, semanal, mensual y anual.

Esto permite identificar, por ejemplo, fugas y gastos innecesarios. Es decir, si en la pareja uno es ahorrador y otro es comprador, se deben crear hábitos equilibrados que permitan las dos cosas.

4.     Fondo de emergencia

Tener un fondo para las emergencias del hogar, de entre el 5% y el 10% de los ingresos mensuales, es indispensable. Estos recursos no deben destinarse a otro fin.

5.     Ojo al endeudamiento

Para garantizar un sano manejo de las finanzas, el endeudamiento que se asume familiarmente nunca debe superar en pago de cuotas el ingreso total del año, a no ser que sean proyectos que generen ingresos posteriores, como una inversión inmobiliaria, en activos productivos o de renta variable o fija.

6.     Patrimonio seguro

Se debe tener presente que las metas de planeación deben generar una meta de alcance patrimonial.

No solamente los ingresos son importantes. Hay que capitalizar los mismos para generar un patrimonio sólido que respalde cualquier percance económico. Como algunas veces se menciona: “No es tener por tener, es tener por estabilidad y crecimiento”.

Lea también: Conozca las tendencias que marcarán el talento en los próximos años

7.     Persistencia

El orden lo es todo. Seguir con rigurosidad el estado económico de los dos es sinónimo de prosperidad futura.

De acuerdo con Cristina Arrastía, vicepresidenta de Negocios de Bancolombia, “cada persona, más allá de su realidad económica o sus limitaciones, puede lograr bienestar financiero si está dispuesta a seguir algunas pautas que le permitan planear priorizando el ahorro sobre el gasto y previendo contingencias. Esta misma disciplina puede aplicarse con rigor en la vida en pareja, alcanzando metas conjuntas que armonicen su presente y que representen tranquilidad para cada uno de los miembros de la familia”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias