Colgate apuesta y optimiza manejo de residuos sólidos en industria de Colombia

29/01/2021 Logo de Colgate-Palmolive. POLITICA ECONOMIA EMPRESAS COLGATE-PALMOLIVE

El mundo moderno presenta escenarios que ponen a prueba la capacidad del ser humano de superar obstáculos.

Ejemplos claros han sido la pandemia y la crisis de logística que vino después de ella, así como la invasión de Rusia a Ucrania, discusiones de cambio climático, estallidos sociales en Latinoamérica, agitados ambientes políticos y la crisis económica en algunas naciones. Lea más de Valora Sostenible.

A todo esto, se le suman todos los cambios que ha sufrido el medio ambiente y que cada día son más drásticos y relevantes, causados muchos de ellos por malas prácticas de los seres humanos como la generación excesiva de residuos sólidos y su mal manejo.

La generación de residuos sólidos que es cada vez más alta -catalogada en la mayoría de los casos como basura- y su manejo inadecuado hacen parte de los varios problemas ambientales y de salud en Colombia.

Lo anterior debido al aumento de la población y a los patrones de producción y consumo, situaciones que se vienen acrecentando en los últimos años.

De acuerdo con la Universidad Pontificia Bolivariana de Colombia, la basura no solo genera una desagradable imagen en los campos y las ciudades, sino que contamina el suelo, el agua y el aire. Además, para su confinamiento ocupa grandes espacios por lo que se ha convertido en un problema social y de salud pública.

Recomendado: MedeINN abre convocatoria para mejorar el consumo responsable y el manejo de residuos sólidos

Y en Colombia, el panorama no es tan diferente. De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el país generó durante 2016 aproximadamente 12 millones de toneladas de desperdicio, de los cuales solo el departamento del Valle del Cauca aportó diariamente 2.667 toneladas de residuos.

Así las cosas, muchas empresas en la actualidad se movilizan para aportar a esta problemática de la generación de los residuos sólidos, no solo en el marco regional, sino global.

Además, el Gobierno y las entidades regionales han fortalecido el marco normativo y legal con el fin de generar cumplimiento y conciencia sobre el cuidado de la naturaleza.

Entre las acciones se pueden destacar estrictas normas que controlan las emisiones de gases al medio ambiente, protegen la calidad del agua e incentivan las actividades de reúso, reciclaje y formas de economía circular que ayuden a disminuir y mejorar la utilización de los rellenos sanitarios.

Las empresas que aportan

Colgate Palmolive es uno de los ejemplos para hablar de acciones y esfuerzos que ayudan a mitigar el desperdicio de residuos y que promueven el buen manejo de éstos y su disposición final de manera adecuada.

Incluso, bajo sus principios de cuidado de la gente, comunidades y medio ambiente, estableció como uno de sus objetivos globales “lograr el certificado True Zero Waste Platinum”, el cual es un reconocimiento del Green Business Certification Ing (GBCI según su sigla en inglés) y que se concede a aquellos espacios que son ambientalmente responsables, más eficientes en el uso de los recursos y que ayudan a convertir los desechos en ahorros e ingresos adicionales.

Vale mencionar que las metas de la compañía son altas; por ejemplo, todas las subsidiarias de Colgate en el mundo deben estar certificadas por el GBCI a 2025, logrando reducir, reusar o reciclar más del 90 % de los residuos generados por la planta de producción.

Pero más allá de solo poner números sobre la mesa, Colgate Palmolive Colombia fue más allá para pasar del análisis y la medición a la acción: y por ello, ante estos indicadores, decidió iniciar en 2017 el viaje para lograr la certificación True Zero, que significó un cambio drástico en la forma de pensar. 

Recomendado: Bogotá tendrá primera planta de Suramérica que convierte residuos en energía

Al respecto, María del Pilar Mora, directora de la Planta de Producción de Colgate Palmolive en Cali, aseguró que “los residuos sólidos son un problema que requiere una solución práctica y económica, ya que cualquier sobrecosto asociado a este proceso se convierte en un factor que no agrega valor a la razón de ser de la empresa, manufacturar productos de aseo para el hogar y aseo personal; pero sí se suma nuestro compromiso social”.

Y agregó que, por esta razón, la compañía asumió el reto y se dio a la tarea de entender de dónde provienen sus residuos: “qué ciclo de vida tienen los materiales, medir, ensayar, buscar y crear alianzas que pudieran usar los residuos como materias primas”.

Las acciones puntuales de Colgate en Colombia

Para contribuir con este propósito, y con un equipo multidisciplinario en el que todos los puntos de la cadena de suministro se involucraron en la creación de ideas y soluciones, la planta de Colgate Palmolive en Cali (Colombia) -única en el país y que es el centro de operaciones para toda la región Andina- logró la certificación con un porcentaje de reúso de 98,6 %.

Asimismo, logró el cumplimiento de todos los créditos requeridos por GBCI para completar el más alto nivel (platinum) en junio de 2019; siendo la primera planta de la compañía en Latinoamérica que recibe dicho reconocimiento.

Desde entonces la planta se ha recertificado año a año en esta calificación logrando reducir de 49,5 % a 1,4 % los desechos enviados al relleno sanitario, lo cual equivale a más de 2.000 toneladas métricas de residuos sólidos que han sido redirigidos a proceso de compostaje y reciclaje en lugar de ser enviados a rellenos o a incineración.

Los ahorros operativos alcanzados por esta actividad se estiman en cerca de US$$500.000 (2012-2020).

“Colgate aprendió que existe valor social y económico en la basura, y que los procesos de certificación ambiental para las empresas pueden representar ahorros en lugar de sobrecostos. A pesar de la pandemia y la generación de nuevos residuos, continuamos en el objetivo de llegar a disponer cero residuos al relleno sanitario”, explicó Mora.

Recomendado: Podcast | Iniciativas empresariales alrededor del reciclaje

Vale recordar que, desde 2021, Colgate ha trabajado con proveedores de materias primas y materiales de empaque para lograr una economía circular de los elementos de empaque de sus productos y disminuir los materiales de embalaje en los cuales vienen las materias primas y de esta manera disminuir en la fuente.

También, analiza de manera más profunda el manejo de los desechos clasificados como peligrosos los cuales van a celdas de desechos con costos elevados y altos impactos ambientales.

Para 2022, la multinacional ya evidencia cómo el costo de disposición por tonelada generada ha disminuido en 4 % y estima que para finales del año se disminuya 7,3 % de los residuos totales generados por Colgate Colombia.

Colgate Palmolive reiteró que busca motivos para dejar un planeta saludable:

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias