Avanzan millonarias inversiones en plantas de Smurfit Kappa en Antioquia y Valle del Cauca

Foto: Planta de Smurfit Kappa en Yumbo (Valle del Cauca)

Entre las grandes empresas extranjeras que operan en el sector industrial colombiano, una de las más activas con planes de inversión y nuevos desarrollos es la europea Smurfit Kappa, líder en empaques corrugados y de papel en el mundo. Vea más noticias empresariales

A pesar de cancelar hace poco su listamiento en el mercado de valores colombiano, Smurfit Kappa no ha detenido sus planes de inversión en el país donde avanza su nueva planta en Guarne (Antioquia) y la descortezadora y caldera de biomasa en Yumbo (Valle del Cauca) que representa un importante avance en materia ambiental para la compañía y con lo cual mejorarán sus procesos operativos.

Así lo reveló a Valora Analitik, Alfredo Marín, director técnico y ambiental de Smurfit Kappa, en el Congreso Bi-ON que organiza la Cámara de Comercio de Cali, en el que contó que la planta en Antioquia espera estar operando hacia finales de 2023, mientras que la caldera de biomasa esperaría concretarse en 2024, siendo ambos proyectos foco estratégico para la actualidad y futuro de la empresa europea en Colombia.

Le puede interesar: Entrevista | Telefónica reveló importancia de conexiones humanas y la tecnología en Latinoamérica

 En cuanto a la planta de Antioquia, que operará para la fabricación de cajas corrugadas, esta será muy moderna e incluso más grande que la que Smurfit Kappa tiene hace años en el Valle del Cauca.

Esta es una obra con tecnología de avanzada que representará una ganancia energética muy grande. Se ha diseñado con toda la optimización para el cargue y descargue de vehículos y realmente sentimos que se está haciendo como debe ser, pues se va a optimizar el transporte y eso también implicará ahorro de CO2… Podremos salir con tractomulas a sitios más alejados, lo que beneficiará sin duda la logística con nuestros clientes”, afirmó al respecto Marín.

Por su parte, la descortezadora y caldera de biomasa en Yumbo el Valle del Cauca será realidad en dos años, significando uno de los avances ambientales más grandes para la empresa.

Este proyecto se materializará tras una inversión de US$92,7 millones que traerá, a su vez, una mejora de Ebitda de US$21,2 millones por año, con un 16,9 % de IRR (tasa interna de retorno), con 5,2 años de retorno.

Según Marín, este desarrollo es estratégico pues “por puro balance financiero era lo más rentable, aprovechamos pruebas y vimos cómo se podía aprovechar corteza de los árboles y biomasa como biocombustible. La biomasa cuesta la mitad de lo que vale el carbón, entonces eso es parte de la ecuación, adicional a eso se mejora el problema de CO2, un payback racional y es un proyecto en el que ha confiado la Junta Directiva”.

Lea también: Henkel aumentó 8,9 % sus ventas en primer semestre de 2022

Agregó el directivo de Smurfit Kappa que, hoy en día el 40 % de la energía es de biocombustible, pero se puede aprovechar más con la corteza de los árboles, otros residuos sólidos y recursos como la biomasa que permiten unirse para generar otros biocombustibles.

Adicionalmente, la empresa ha avanzado considerablemente en obras como una nueva prensa de lodos, peletizadora piloto, ensayo de combustión y suspensión de pellets y la co-combustión de biomasa que ha permitido reducir el uso de toneladas por carbón de manera notable.

De esta manera, los planes de Smurfit Kappa en Colombia siguen avanzando a buen ritmo, para consolidarse como una de las empresas extranjeras activas más importantes del país en temas de inversión.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias