Cosas buenas, malas y feas que ven desde Los Andes sobre tributaria de Colombia

La Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes dio a conocer lo que considera es bueno, malo y feo de la propuesta de reforma tributaria del gobierno de Colombia.

Lo bueno de la reforma tributaria

Para la institución es clave que se incremente el recaudo en más de $20 billones, entendiendo que $3,5 billones serán temporales y de monto variable. Esto dado que un artículo depende de un tope mínimo de precios del petróleo.

Dice el análisis que la propuesta también es coherente con el principio de trabajar por la desigualdad.

Esto último sobre el entendido de que recaudaría más del lado de las personas más “pudientes” al limitar a montos menores las exenciones y deducciones posibles para las personas con ingresos mayores a 10 salarios mínimos mensuales.

También busca reducir la brecha al introducir un impuesto permanente a patrimonios personales de más de $3.000 millones.

“El proyecto también mejora la eficiencia y justicia de la tributación personal al igualar el tratamiento de ingresos personales de distintas fuentes, logrando que los ingresos por pensiones altas y los de dividendos tributen a tasas iguales que los ingresos por salarios y otras fuentes”, indica el reporte.

Lo malo de la reforma tributaria

Explican desde la Facultad de Economía de Los Andes que una de las injusticias más importantes se centra en someter los ingresos personales por dividendos a las mismas tasas de impuesto que los demás ingresos personales.

“Los impuestos a los dividendos son pagos que recaen sobre los dueños/accionistas de las empresas por los ingresos que reciben cuando la empresa en que invirtieron sus recursos reparte utilidades”, agrega el reporte.

Esto último entendiendo también que se suman a la carga tributaria que ya asumió la empresa sobre sus dividendos.

“Por ello, lo que importa para la rentabilidad de las inversiones es la combinación de la tasa de renta corporativa (lo que pagan las empresas) y la tasa sobre los dividendos”, se lee en el reporte.

Agrega el análisis que, con el proyecto, la tasa pasaría de 41,5 % a cerca de 60 %, esto para una persona de muy altos ingresos que inyectan capital en una empresa sin beneficios o exenciones tributarias.

Lo feo de la reforma tributaria

Así mismo, advierte el reporte que es clave que el debate político sea transparente y abierto para entender cambios e interés partidarios.

“Ojalá los nuevos recursos generados por la reforma queden blindados contra su posible direccionamiento hacia fortines políticos y otros espacios susceptibles de corrupción. Para ello es fundamental que los nuevos recursos que provengan de rentas petroleras extraordinarias se mantengan atados a las provisiones de la regla fiscal”, agrega el análisis.

El llamado es a que los ajustes que se hagan a la reforma tributaria respondan al bienestar común. “Esto incluye aprobar la propuesta, incluida en el actual proyecto, de que las pensiones elevadas tributen igual que otros ingresos (hoy no tributan como renta personal)”, indica el informe.

Recomendado: Así golpearía la reforma tributaria de Petro a la vivienda de clase media

Finalmente, se pide blindar el interés público contra influencias particulares y esto también requiere “una cuidadosa calibración de cómo se ajustará el proyecto para mitigar su impacto sobre las empresas y el crecimiento”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias