Los planes de Cooperativa Consumo tras salir de la crisis: proyectos inmobiliarios y alternativas para mercar

Tras superar una de las mayores crisis que afectó a una de las entidades más representativas del sector solidario colombiano, Consumo, la única cooperativa del país dedicada a la comercialización de productos de la canasta familiar, actualizó sus actuales planes para continuar la senda de crecimiento tras finalizar la intervención de la Supersolidaria. Vea más noticias empresariales

Hay que recordar que, en 2015, Consumo fue intervenida por esta entidad y las dificultades financieras que llegaron a amenazar su existencia. Por entonces, las deudas de la entidad sumaban cerca de $39.000 millones por lo que fue necesaria la intervención para que los supermercados continuaran su operación con asociados, clientes y proveedores.

Pero esa ya es una historia del pasado, por lo que hoy Gustavo Alberto Escobar, agente especial de la Cooperativa Consumo, explicó en el Congreso de Confecoop en Cartagena algunos de los planes que tienen en marcha para potenciar el cooperativismo y su papel en Colombia, como la única que ofrece este servicio comercial.

En este sentido, Consumo avanza con el desarrollo de dos proyectos inmobiliarios estratégicos en Medellín que serán fundamentales para su desarrollo.

Le puede interesar: Cooperativas buscarán más actividades financieras: créditos No VIS, pagos de pensiones o subsidios

Estas dos obras se ubican en los puntos de venta en Belén y CityM en Laureles, los cuales serán de uso mixto: vivienda y comercio. En Belén serán 104 apartamentos con dos niveles de locales comerciales, mientras que en Laureles se prevén 120 unidades de vivienda más.

En los proyectos inmobiliarios, están la constructora Hitos Urbanos, las empresas Taggo, Trazos Urbanos y la firma inmobiliaria Macca. Consumo es el aportante de los lotes y recibirá como pago los locales para las tiendas ancla en la zona comercial de las edificaciones.

Por otro lado, Escobar explicó que Consumo también quiere ofrecer crédito rotativo para que las personas puedan mercar y que le compita sustancialmente al ‘paga diario’, un tema que sigue siendo preocupante para el sector financiero en el país. “Consumo está dispuesto a liderar el proceso”, afirmó.

A su vez, destacó que quieren crear una red solidaria de abastecimiento y proveeduría que le compre al campesino y venda directamente al público.

“Entre todos somos capaces de convertir esta experiencia en un modelo nacional. La integración entre cooperativas es una forma de salir de la crisis. Consumo es la demostración de que, integrándonos, podemos salir de estas… No somos un supermercado feo o mal exhibido, el sector cooperativo nacional tiene una cadena de la cual puede sentirse orgulloso”, agregó el agente de Consumo.

Escobar llamó la atención sobre el caso de Justo & Bueno, como uno de los competidores con profunda crisis y que no logró salir de esta. “Y todo esto por una falta de integración, si Justo & Bueno se hubiera integrado, quizás hubiese sido diferente la situación”, agregó.

En 2021, la cooperativa totalizó ingresos por $58.800 millones. Para 2022, se proyectan $79.000 millones, incrementando las ventas para llegar al punto de equilibrio operacional y tener mayores ganancias a futuro.

La historia de Consumo

Esta cooperativa se fundó el 13 de mayo de 1963 por iniciativa de 22 profesionales de diferentes disciplinas quienes, con los ingenieros agrónomos de la Sección de Desarrollo y Fomento Cooperativo de la Secretaría de Agricultura del Departamento de Antioquia, se unieron con el ideal de servir a la población antioqueña y luchar contra el acaparamiento y altos precios de los productos de la canasta familiar que se vivía en esa época.

Lea también: Cooperativas piden reforma a Supersolidaria y revisión a recursos de redescuento de Findeter

Consumo cuenta actualmente con 11 puntos de venta ubicados en: Belén: La Palma, La Gloria y Los Alpes; Envigado; Floresta; Itagüí; La América: Los Pinos y El Danubio; Laureles; Pedregal y San Joaquín.

La entidad suma cerca de 115.000 asociados propios y ofrece sus servicios a otras 800.000 personas de otras cooperativas vinculadas.

Hoy es la única cooperativa del país dedicada a la comercialización de productos de la canasta familiar, con cubrimiento en el Área Metropolitana de Medellín.

En la intervención que asumió la Supersolidaria participaron varios agentes especiales: Enrique Valencia, Guillermo Arboleda, Marta Caracas, Juan Nepomuceno Gil S. y Gustavo Alberto Escobar, quien lideró el proceso actual.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias