Alemania firmará contratos de gas natural licuado en Emiratos Árabes Unidos

El canciller alemán Olaf Scholz firmará contratos de gas natural licuado (GNL) durante su visita a Emiratos Árabes Unidos, indicó su vicecanciller, en un momento en que Alemania busca nuevos socios para sustituir las importaciones de energía rusa. Lea más de energía.

«La oferta de gas se está ampliando poco a poco. El Gobierno está permanentemente en conversaciones con muchos países», manifestó el ministro de Economía, Robert Habeck, señalando su propio viaje a Qatar y los EAU en marzo.

De acuerdo con información de Reuters, en mayo, algunas fuentes habían explicado que las conversaciones sobre el GNL entre Alemania y Qatar estaban plagadas de diferencias sobre las condiciones, incluida la duración de cualquier contrato.

Vale recordar que Alemania está adquiriendo terminales de GNL como parte de sus esfuerzos por reducir su dependencia del gas ruso.

Habeck habló en Lubmin, en el norte de Alemania, donde el Gobierno espera que una unidad flotante de almacenamiento y regasificación (FSRU) alquilada por el Estado pueda estar operativa como muy pronto a finales de 2023.

«Debemos demostrar que, en tiempos como estos, podemos planificar, autorizar y construir más rápido de lo que suele ser habitual en Alemania», precisó Habeck sobre el impulso a la construcción, y añadió que los proyectos de GNL en Wilhelmshaven y Brunsbuettel eran ejemplos de ello.

Recomendado: Gazprom suspende totalmente suministro de gas a Alemania y países europeos

«Existe una posibilidad realista de que los dos buques FSRU puedan alimentar la red de gas alemana a partir de finales de año», indicó según Reuters.

Plan de la Unión Europea

Las empresas radicadas en Europa podrían verse obligadas a dar prioridad a la producción de productos clave y a hacer acopio de mercancías en virtud del proyecto de normativa de la Unión Europea anunciado este lunes, que otorgaría a la Comisión Europea poderes de emergencia para hacer frente a las crisis de suministro.

De acuerdo con Reuters, el Instrumento de Emergencia del Mercado Único propuesto responde a los cuellos de botella en el suministro causados por la pandemia del Covid-19 y la invasión rusa de Ucrania y replica medidas similares adoptadas por Estados Unidos y Japón.

Se espera que la propuesta enfrente un fuerte rechazo por parte de las empresas y de algunos países de la Unión Europea (UE), preocupados por una extralimitación de la Comisión Ejecutiva de la UE.

Hay que decir que el proyecto de normas faculta a la Comisión para ordenar a los Estados de la Unión Europea que reorganicen las cadenas de suministro y aumenten el abastecimiento de bienes de interés para la crisis lo antes posible, lo que incluye la ampliación o reutilización de las capacidades de producción existentes o la creación de otras nuevas y la comercialización de bienes de interés para la crisis.

Se podría obligar a las empresas a dar prioridad a la producción de determinados bienes críticos.

Recomendado: Alemania firmó acuerdo para suministrar dos terminales flotantes de gas natural licuado

Los detractores de la medida afirman que las normas huelen a capitalismo de Estado al estilo de China y pueden infringir las obligaciones contractuales de las empresas y exponer secretos corporativos.

Las empresas que proporcionen información incorrecta o engañosa se exponen a multas de hasta 300.000 euros (US$299.220), mientras que las que no cumplan la orden de dar prioridad a los productos clave podrían recibir multas periódicas diarias de 1,5 % de la facturación media diaria, según Reuters.

(Con información de Yahoo Finanzas)

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias