EPM asegura que no benefició a Yellow River en licitación de Hidroituango

Las dos primeras turbinas de Hidroituango deberán empezar a operar el 30 de noviembre. Foto: cortesía EPM

Ante la reciente información que ha circulado sobre que la empresa china, Yellow River, le solicitó a Empresas Públicas de Medellín (EPM) bajar algunos índices de experiencia que se exigían para encontrar una empresa aliada en Colombia en las condiciones de licitación de Hidroituango y una presunta aceptación por parte de EPM, la compañía indicó que el proceso se ha realizado de manera transparente. Lea más de energía.

De acuerdo con EPM, el proceso de selección para construir las obras civiles finales de Hidroituango se tramita mediante una solicitud pública de ofertas. Diez firmas constructoras, entre colombianas y extranjeras, adquirieron el derecho a participar, incluida la empresa Coninsa Ramón H, que hace parte del consorcio constructor actual.

Para la firma, el propósito de la solicitud pública de ofertas CRW 167467 no es cambiar la firma constructora, si no garantizar la continuidad de las obras civiles de las unidades de generación cinco a ocho del Proyecto Hidroeléctrico Ituango.

Todo esto bajo una metodología de pago por precios unitarios acorde con el desarrollo de la obra y el estado actual de los riesgos, buscando una optimización en los costos y control del cronograma de ejecución del Proyecto en su etapa final, según expresó la compañía este lunes.

Recomendado: Sindicato más importante de EPM alerta sobre nuevas eliminaciones de cargos estratégicos

En línea con la información de EPM, este proceso ha tenido siete adendas (modificaciones) entre las que se encuentran: ampliación de la fecha de recepción de las ofertas, actualización de la fórmula de reajuste y puesta a disposición de los interesados de la documentación complementaria, reunión informativa con los oferentes, inclusión de planos de construcción de las obras exteriores y modificación a la experiencia solicitada.

“Como consecuencia de un análisis interdisciplinario, EPM identificó la necesidad de modificar la experiencia solicitada para incentivar la participación de empresas colombianas y procurar una mayor pluralidad de oferentes”, manifestó la compañía estatal.

Y aclaró que una de las exigencias fundamentales estipulada en el proceso de contratación es la presentación de ofertas de personas jurídicas nacionales y extranjeras, bajo formas asociativas, las cuales no podrán ser conformadas por más de tres integrantes y mínimo una de ellas debe ser colombiana.

“EPM insiste en que la razón por la que modificó la experiencia se debió a serios análisis y no a la solicitud de uno de los participantes del proceso (Yellow River)”, expresó.

Recomendado: Sindicatos de EPM alertan nuevas irregularidades en torno a la empresa

También aseguró que la reapertura del proceso; es decir, la oportunidad para que nuevos interesados adquieran el derecho a participar, no es un tema ajeno o extraño a la contratación de EPM, pues “para garantizar los principios de igualdad y pluralidad de oferentes, los pliegos de condiciones establecen la obligatoriedad de llevar a cabo una nueva apertura del proceso cuando se modifiquen requisitos de participación en el mismo”.

En este caso particular, como se modificó la experiencia en algunos aspectos, era imperativo agotar nuevamente la etapa de reapertura del proceso, relató la compañía.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias