Cepal ajustó al alza proyecciones de América Latina y el Caribe para 2022; prevé desaceleración en 2023

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ajustó sus proyecciones de crecimiento para la región al alza en 2022, sin embargo, prevé fuerte desaceleración para 2023.

Para 2022, la Cepal corrigió sus expectativas de crecimiento económico en 0,5 puntos porcentuales (pp), pasando del 2,7 % proyectado en su informe de agosto a 3,2 %.

No obstante, el organismo prevé que “la desaceleración se acentúe en América Latina y el Caribe, con un crecimiento de 1,4 % en 2023, en una coyuntura sujeta a importantes restricciones tanto externas como domésticas”.

La Cepal hizo énfasis en que la invasión ordenada por el presidente ruso, Vladimir Putin, a Ucrania afectó “negativamente el crecimiento global -y con ello la demanda externa que enfrentó la región este año- junto con acentuar las presiones inflacionarias, la volatilidad y costos financieros”.

Sumado a lo anterior, el organismo indicó que, tanto la mayor aversión al riesgo, junto a la política monetaria más restrictiva por parte de los principales bancos centrales del mundo, “perjudicó los flujos de capital hacia los mercados emergentes, incluyendo América Latina, además de propiciar depreciaciones de las monedas locales y tornar más onerosa la obtención de financiamiento para los países de la región”.

Así las cosas, la Cepal proyecta que en 2023 los países de la región se verán “nuevamente enfrentados a un contexto internacional desfavorable, en el que se espera una desaceleración tanto del crecimiento como del comercio global, tasas de interés más altas y menor liquidez global”.

Recomendado: FMI | Economías de América Latina se expandirían en 2022, pero habrá fuerte caída en 2023

En lo que respecta a la política fiscal y monetaria, la Cepal prevé que los países de la región enfrentarán “nuevamente” un complejo entorno en 2023.

Por un lado, está el lado monetario, donde para nadie es un secreto que los bancos centrales se han visto obligados a aumentar las tasas de interés con el objetivo de frenar las fuertes presiones inflacionarias.  

“Si bien se prevé que en 2023 este proceso llegue a su fin -en la medida que se vayan anclando las expectativas de inflación en los países-, los efectos de esta política restrictiva sobre el consumo privado y la inversión estarán presentes durante 2023”, advirtió la Cepal. 

Entre tanto, por el lado fiscal, el organismo adelantó que permanecerán altos los niveles de deuda pública en un gran número de países.

Entendiendo lo anterior, explicó que, en un contexto de altas demandas por gasto público, serán necesarias medidas para fortalecer la sostenibilidad fiscal y ampliar el espacio fiscal mediante el fortalecimiento de los ingresos públicos. 

Todas las subregiones evidenciarían menor crecimiento el próximo año, de acuerdo con las nuevas proyecciones de la Cepal”, indicó.

Recomendado: FMI: Georgieva advierte sobre riesgo de recesión en el mundo

Por un lado, América del Sur crecerá un 1,2 % en 2023 (3,4 % en 2022), mientras que el grupo conformado por Centroamérica y México lo hará en un 1,7 % (en comparación con un 2,5 % en 2022).

Por su parte, el Caribe crecerá un 3,1 %, sin incluir Guyana (en comparación con un 4,3 % en 2022).

En América del Sur, la Cepal prevé que algunos países se ven “particularmente afectados por el bajo dinamismo de China que es un importante mercado para sus exportaciones de bienes”.

“Tal es el caso por ejemplo de Chile, Brasil, Perú y Uruguay, que destinan a China más del 30 % de sus exportaciones de mercancías (40 % para Chile)”, indicó el organismo.

Del mismo modo, señaló que América del Sur se verá afectada por la baja en los precios de los productos básicos y por las restricciones al espacio que la política pública tiene “para apuntalar la actividad”.

“La alta inflación ha impactado los ingresos reales y los efectos sobre el consumo privado ya se han observado en algunos países a partir de la segunda mitad de este año”, advirtió la Cepal.

Crecimiento de América Latina

El país que más crecerá en 2022 es Venezuela, según las proyecciones de la Cepal, para ubicarse en 12 % al cierre del año. Esta cifra fue corregida al alza desde el informe de agosto, cuando el organismo proyectaba un crecimiento del 10 %. Para 2023, registraría 5 %.

En el caso de Colombia, las previsiones de crecimiento para 2022 fueron ajustadas al alza, pasando del 6,5 % proyectado en agosto a 7,7 % en esta edición. Es el segundo país que más crecería en el año.

En cambio, para 2023, el organismo prevé que la economía colombiana sufrirá una desaceleración hasta llegar al 1,9 % en su producto interno bruto (PIB).

Recomendado: FMI cambia pronósticos de PIB de Colombia y lanza expectativa de inflación

Le siguen Uruguay, con un crecimiento del 5,1 % previsto para 2022 (desde el 4,5 % proyectado en agosto), Argentina, con un 3,9 % (desde el 3,5 %) y Bolivia, país para el que mantuvo su proyección en 3,5 %.

Ecuador y Perú registrarían un crecimiento del 2,7 % al cierre de 2022. En el caso de la economía ecuatoriana la Cepal mantuvo sus previsiones, mientras que en el caso peruano las ajustó al alza en 0,2 pp, desde el 2,5 % proyectado en agosto.

Brasil cerraría el 2022 en 2,6 %, con un ajuste de 1 pp, desde el 1,6 % previsto en agosto, seguido de Chile, cuya economía terminaría el año en 2,2 %, desde el 1,9 % proyectado por la Cepal en su informe anterior.

Entre tanto, la única economía de América Latina que sufriría una contracción en 2022, según las proyecciones de la Cepal, es Paraguay, pues cerraría en – 0,3 %. En su informe previo, el organismo proyectaba un cierre del 0,2 %.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias