Bank of America a Colombia: costará recuperar credibilidad del mercado; habla de reformas

Bank of America divulgó este miércoles 26 de octubre un informe en el que da cuenta de cuáles son las perspectivas para el comportamiento de la economía de Colombia de cara este y el próximo año. En el informe, Bank of America puntualiza lo que podría ocurrir con las reformas pensional y laboral que pretende liderar el Gobierno.

Sobre la reforma pensional, o algunos de los mensajes que se han entregado a manos del Gobierno, Bank of America empieza a evidenciar una serie de escenarios de riesgo. Destinar al sistema público, desde los fondos privados, recursos por el orden del 1,5 % del PIB para garantizar subsidios de $500.000 para los adultos mayores más probes en el país, representaría que, mediante la reforma propuesta por el presidente Petro, se use el ahorro privado para financiar los gastos corrientes.

Llamado la atención en que preocupa que sin el ahorro privado acumulado todos los meses en las AFP, habría una reducción significativa en la demanda de bonos Títulos de Tesorería (TES).

Ahora, del lado de la reforma laboral, indica el reporte que un coletazo iría sobre el hecho de que la propuesta podría generar nuevas presiones para las empresas del país, toda vez que, apoyándose en estimaciones de Fenalco, la iniciativa de reforma laboral incrementaría los costos laborales de las empresas en un 26 % en promedio.

“A nosotros esto nos suena como algo que perjudicaría el plan de diversificación de las exportaciones del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo. ¿Cómo puede Colombia desarrollar exportaciones no petroleras intensivas en mano de obra si los costos laborales suben un 26 %? Dado el ingreso per cápita relativamente bajo del país, sería muy difícil dar el salto a la exportación de bienes intensivos en capital, tecnología y/o conocimiento”, se lee en el reporte.

Las otras expectativas: recuperar la confianza va a costarle a Colombia

El análisis de Bank of America sobre Colombia también explica que, en medio del escenario de incertidumbre, el riesgo de incumplimiento soberano es bajo.

Lo anterior sobre la base de que los niveles de las tasas de interés deberían eventualmente normalizarse, a medida que las presiones inflacionarias disminuyan y el Gobierno cumpla la promesa de continuar con la consolidación fiscal. “Además, vemos controles del Congreso que conducen a la moderación de las políticas (por lo que las reformas económicas descritas anteriormente probablemente se diluirán hasta cierto punto)”, se lee en el reporte.

Imagen tomada de informe de Bank of America

Esa necesidad de que el país cuente con una política macroeconómica clara de cara a los mercados también se sustenta sobre la base de que, para 2023, Bank of America cree que las necesidades de financiamiento rondarán el 6 % del PIB.

“Esto también es consistente con el presupuesto de 2023, ya aprobado en su totalidad por el Congreso. En el peor de los casos, si los mercados se cierran durante todo el año, creemos que Colombia podría aprovechar los US$9.800 millones disponibles en la línea de crédito flexible del FMI y hacer más Bonos de Solidaridad”, complementa el reporte.

Imagen tomada de informe de Bank of America

Recomendado: J.P.Morgan a Colombia: mercados no solo necesitan mensajes, también “medidas tangibles”

El punto está, a ojos de la institución, que a Colombia le va a costar recuperar la credibilidad perdida por las declaraciones recientes del presidente Petro y de algunos de sus ministros.

La recomendación es que se requiere una nueva estrategia de comunicación y señales de moderación para mejorar el sentimiento. “Recuperar la credibilidad perdida puede ser muy difícil y los inversores pueden necesitar ver para creer, se lee en el informe.

Imagen tomada de informe de Bank of America

Destaca Bank of America, finalmente, el rol que ha jugado el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, en la medida en que envía mensajes de tranquilidad sobre el cumplimiento de la regla fiscal, el aumento de los precios de la gasolina, entre otros.

Pero, “desafortunadamente, la buena orientación fiscal ha sido anulada por la mayor incertidumbre política y la falta de consistencia entre los funcionarios”, complementa el reporte.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias