¿Por qué sigue sin bajar la inflación en Colombia?

Inflación en Colombia
Inflación en Colombia. Imagen de Andrew Khoroshavin en Pixabay

Este jueves 5 de enero de 2022, el DANE sorprendió al informar que la inflación en Colombia marcó un nuevo máximo, en el 13,12 %, un dato que estuvo más arriba de las expectativas de los analistas, que estaban en el 12,6 %.

Son varias las causas que están explicando el porqué la inflación en Colombia sigue sin mostrar rasgos de caídas.

José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Colombia, tenía la esperanza de que el IPC de diciembre hubiera mostrado una primera tendencia a la baja.

Y es que la inflación, según el DANE, marcó máximos desde marzo de 1999 de nuevo por una inflación en alimentos que sigue sin dar respiro. Los alimentos vieron un IPC cercano al 27,8 %.

Ese fenómeno hizo que, a manera de efecto dominó, las comidas por fuera del hogar se incrementarán en cerca del 18,5 %.

Expectativas sobre la inflación

Lo anterior se traduce en que la producción agrícola en Colombia sigue sin poder sopesar fenómenos complejos como la falta de insumos y productos más caros por un dólar también disparado.

Esto último sigue viendo su causa en un comercio de insumos golpeado por la guerra en Ucrania y la incapacidad del país de poderle dar forma a una política agropecuaria que busque la autosuficiencia alimentaria.

Los transportadores de carga en Colombia ya habían dado cuenta de que el país vería mayores precios de los alimentos. Si bien se decretó una reciente alza en el ACPM, el incremento en el precio de la gasolina corriente, en algunos casos, afectó los precios de producción nacional.

El otro punto, manifestaron desde el equipo de investigaciones económicas de Bancolombia, tiene presente que para los importadores es cada vez más complejo traer alimentos ya sea porque son más caros o porque hay menos de los mismos en el mundo.

Recomendado: SOAT y otros precios que van a subir en Colombia con el dato de inflación

A la espera queda el mercado de lo que pueda llegar a pasar con el actuar del Banco de la República, pues se esperaba que la inflación empezara a bajar y con esto no hubiera tanta presión por aumentar las tasas de interés.

De hecho, Ocampo dijo en su momento que las negociaciones iban a ser más fáciles pues la inflación ya no iba a ser un punto de peso para mantener la tendencia de la política monetaria.

Habrá que esperar a si las expectativas del mercado iguen viendo una inflación cerca del 7 % a cierre de 2023. 

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias