Arriendos en Colombia: ocho diferencias para saber si es mejor directo o con inmobiliaria

Arriendos
Sector constructor Colombia. Imagen / Cortesía Grupo Oikos

Ante el alza estimada que tendrán los arriendos en Colombia en 2023, que podrá ser de hasta un 13,1 %, una de las principales preguntas que surgen es si conviene mejor un arriendo directo o por medio de una agencia inmobiliaria que administre la propiedad, tanto para el arrendador como para un inquilino.

Valora Analitik reunió ocho diferencias para que pueda decidir si le conviene mejor un arriendo directo o inmobiliaria este año.

Recomendado: Así puede calcular el aumento de su arriendo para el 2023

1. Búsqueda y publicidad

–  Contrato directo: usted puede pegar el aviso en su fachada, comentarlo con amigos y familiares, buscar algún portal gratuito que permita publicar su propiedad en internet. De igual manera, debe tener presente que al momento en el que resulte alguien interesado, debe contar con disponibilidad de tiempo para poder enseñarle su inmueble.

– Inmobiliaria: puede pegar o no un aviso en la fachada, sin embargo, la inversión principal que realizan estas se destinan en portales con alto tráfico de visitas, además de la red de clientes que buscan constantemente a la inmobiliaria. Además, un asesor inmobiliario estará disponible para acompañar al cliente y enseñar el apartamento.

 

2.  Estudio de capacidad de pago y contrato

– Contrato directo: este es un aspecto que puede ser un poco más complicado para el propietario, saber que documentación específica solicitarle al interesado en el inmueble y analizar los documentos para acreditar que la persona tenga solvencia económica.

Se debe tener en cuenta la realización y firma del contrato de arrendamiento; normalmente puede encontrar en internet modelos, los cuales tienen plena validez legal.

– Inmobiliaria: trabajan de la mano con aseguradoras o afianzadoras y estas se encargan de un estudio completo de la capacidad crediticia de la persona interesada en arrendar su propiedad, consultan en centrales de riesgo y validan que la documentación presentada sea real.

 

3. Fraudes y estafas

– Contrato directo: solo puede validarse que la persona que firma el contrato en efecto es quien dice ser, por medio de la autenticación del contrato ante notaría si es necesario. Ante una posible estafa o fraude, el riesgo es enteramente del propietario.

– Inmobiliaria: dentro del estudio que se realiza, se verifica la autenticidad de la documentación presentada. En este caso, el riesgo no lo asume el propietario, sino la inmobiliaria.

Recomendado: Arriendos comerciales en Colombia crecen más en estas capitales

4.Inventario del inmueble

Si bien algunas personas no ven su importancia, en ambas modalidades, hacer un correcto inventario al iniciar y finalizar el contrato es muy importante, pues con ello quedará registro del estado actual del inmueble para luego compararlo con el estado en que sea entregado una vez el inquilino desocupe, y así saber el arrendatario con cuales daños tendría que responder en caso de que haya.

Siempre se recomienda hacer un inventario escrito y un registro fotográfico.

Foto: Casa en arriendo/Nuroa

5. Reparaciones, problemas y controversias

– Contrato directo: El propietario analiza en caso de existir daños y arreglos en el inmueble, si asume el daño, o por el contrario deja que el inquilino sea quien lo pague. Pueden existir diferencias o desacuerdos entre las partes que pueden causar ciertos inconvenientes.

– Inmobiliaria: este punto es una de las razones principales por las cuales las personas acuden a una inmobiliaria, y es que, muchas veces la comunicación directa es difícil, y más aún, cuando hay que decirle al arrendador o inquilino que le corresponde pagar por los daños. La inmobiliaria media y da su concepto sobre a quién le corresponde pagar la reparación o cualquier otro problema para una pronta solución.

6. Pago del valor del arrendamiento

– Contrato directo: hay que considerar que sin importar que tan buena solvencia económica tenga el arrendatario, esto no garantiza que cancele puntualmente el valor del arrendamiento, por lo que existe la posibilidad de encontrarse con inquilinos cumplidos o con aquellos a los cuales constantemente tendrá que estar buscando para solicitar el pago.

– Inmobiliaria:  es la razón principal por la cual se busca la seguridad y confianza de una agencia, pues, sin importar si el inquilino paga o no, la inmobiliaria garantizará el pago puntual al propietario.

7. Procesos ejecutivos y restitución de inmueble

– Contrato directo: el propietario deberá contratar a un abogado para que le trámite ambas demandas.

– Inmobiliaria:  la agencia seguirá respondiendo con el pago mensual del canon de arrendamiento y servicios públicos domiciliarios, además de adelantar los procesos jurídicos de: restitución de inmueble arrendado y cobro de cánones de arrendamiento, si llegasen a suceder.

8. Daños en el inmueble y servicios públicos domiciliarios

– Contrato directo: el propietario puede solicitar que el arrendatario realice todas las reparaciones que le correspondan, de igual forma, que se encuentre a paz y salvo los servicios públicos y realice un pequeño depósito para garantizar el pago de la cuenta de servicios cuando este desocupe la propiedad.

– Inmobiliaria:  la agencia responde frente al propietario por los daños causados imputables al arrendatario, así como de los servicios públicos domiciliarios hasta el día en que el inquilino haya ocupado el bien.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias