Moody’s Analytics ve PIB de América Latina desacelerándose con fuerza en 2023

PIB
PIB. Imagen: archivo Valora Anaitik

Un nuevo informe de Moody’s Analytics, entidad totalmente independiente de las agencias calificadoras Moody’s Investors Service y Moody’s Local, da cuenta de cuál es el escenario económico de América Latina para cierre de 2023. Las expectativas muestran que el PIB de la región se verá fuertemente afectado por una ralentización que golpeará desde el lado de la actividad productiva.

Indica el reporte de Moody’s Analytics que el PIB de América Latina, a diferencia de otras regiones del mundo, podría ver un crecimiento del orden del 1 %, lo que denota una fuerte caída, después crecer 3,8 % en 2022.

A ojos de la firma, el crecimiento más importante, durante 2023, lo experimentaría Uruguay, con un repunte del orden del 2,4 %, seguido de Perú, con el 1,8 % y Colombia, que vería un repunte del 1 %, esta última perspectiva se mantiene respecto a la de cierre del año pasado.

Afirma Moody’s Analytics que, desafortunadamente, durante 2023 el PIB de las economías de América Latina va verse afectado tanto por factores internos, como por factores externos.

Expectativas del PIB de América Latina

Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics para América Latina y autor de este análisis, dijo que la desaceleración global esperada para 2023 arrastrará a la baja el crecimiento económico de Latinoamérica el próximo año por efecto tanto del debilitamiento de la demanda externa.

“Para las exportaciones de la región como por menores flujos de inversión externa y el apretamiento de las condiciones crediticias. A pesar de que el crecimiento de la región aún se mantendrá en terreno positivo, el riesgo de recesión se mantiene latente en caso de que se presente una caída de las principales locomotoras mundiales”, complementó Coutiño.

Recomendado: Las cinco peores inflaciones de Latinoamérica en 2022

Adicionalmente, a la región le va a tocar enfrentarse a condiciones crediticias globales que se están restringiendo por cuenta del retiro de liquidez por los bancos centrales, así como las constantes alzas en las tasas de interés.

Finalmente, se espera que, de cara a 2024, el PIB de la región entre a una fase de estabilización y vuelva a mantener un crecimiento que pudiera estar arriba del 2 %.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias