¿Cuándo se vería el golpe al precio de los alimentos por el Fenómeno de El Niño?

Fenómeno de El Niño: nuevas temperaturas calientes.
Fenómeno de El Niño: nuevas temperaturas calientes. Imagen: Archivo Valora Analitik
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Se materializa el escenario en el que el Fenómeno de El Niño iba a ser más fuerte de lo previsto, por lo que se teme por consecuencias para el precio de los alimentos.

La noticia preocupa toda vez que, a ojos del gobierno del presidente Petro, la inflación del país iba a seguir desacelerándose con fuerza en la medida en que algunos precios de los alimentos vieran ahora caídas en sus precios.

Según el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, ya se monitorean cuáles pueden llegar a ser los efectos sobre los precios de los alimentos en Colombia dados los embates del Fenómeno de El Niño.

Pero el llamado a la calma está en que se contaría con las herramientas necesarias para poder atender las presiones por la falta de agua para los cultivos o los animales.

Inflación alimentos precios
Inflación en Perú. Foto: Valora Analitik

Puntualmente, sobre un dato de transmisión al IPC, dijo Bonilla que el escenario podría materializarse con mayor fuerza hacia finales de marzo o comienzos de abril. Según el ministro Bonilla, en ese momento se podría establecer cuál fue el impulso a la inflación que llegó a cuenta de las sequías.

En todo caso, los pronósticos de los analistas no se modifican sustancialmente respecto a las consecuencias del Fenómeno de El Niño: la inflación de los alimentos en Colombia va a seguir bajando.

De hecho, se espera que el IPC de final de año se acerque a la barrera del 5 %, lo que podría mejorar en la medida en que indicadores como la energía no generen más presiones de las ya presupuestas.

Lo que viene para los precios de los alimentos en Colombia con el Fenómeno de El Niño

Adicionalmente, habría que entrar a revisar cuáles son los alimentos que en Colombia más tienen exposición sobre las sequías que llegan por el Fenómeno de El Niño y el reciente Informe de Política Monetaria del Banco de la República profundiza en ese sentido.

Hay, en ese apartado, un llamado a la calma: “los alimentos (incluidas las comidas fuera del hogar) han venido perdiendo participación en la canasta del consumidor. En el actual IPC los alimentos pesan menos de la mitad (23,8 %) de lo que pesaban en 1988 (cerca de 49 %), y, los rubros más volátiles y afectados por el clima (los perecederos) pasaron del 13,6 % en 1988 al 3,2 % hoy”, agrega el reporte.

Recomendado: Tres factores que movieron la inflación en Colombia a inicios del 2024

De otro lado, “los alimentos procesados, con una dinámica de precios que depende menos del clima también contrajeron su participación en el IPC del 35,4 % en 1988 a 11,9 % hoy”.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias