Entrevista | Moody´s ve doble riesgo para Colombia tras conocer peores metas de deuda y déficit

Renzo Merino
Foto: Renzo Merino, analista soberano de Moody’s para Colombia. Tomada de: prensa.com
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Renzo Merino, analista soberano de Moody´s para Colombia, dijo en entrevista con Valora Analitik desde Nueva York sus primeras impresiones sobre lo que fue la presentación del Plan Financiero por parte del Gobierno Petro.

Partió diciendo que desde la agencia ya se había anticipado que la economía colombiana entraría en un periodo de desaceleración económica después de dos años de alto crecimiento tras la pandemia.

Nos estamos fijando más en las cifras y la dinámica de la inversión en Colombia en medio de la expectativa por las decisiones del Gobierno y las reformas presentadas ante el Congreso, dijo.

Adicionalmente, dijo que la calificadora va a monitorear de cerca el escenario de la dinámica de crecimiento ya que una tendencia a la baja en el PIB tiene implicaciones en otros factores como el recaudo y la inversión, entre otros.

Moody´s es la única de las tres grandes calificadoras de riesgo que mantiene a Colombia en el grado de inversión con una calificación de Baa2 y una perspectiva estable.

Con respecto a las cifras de 2023, Merino le dijo a Valora Analitik que la estrategia fiscal del Gobierno de Colombia estuvo en línea con lo esperado para lograr el cumpliendo de la Regla Fiscal tomando como referencia que la Nación tiene gastos de carácter fiscal que lograron ser compensados en parte por la reducción del déficit del Fondo de Estabilización de los Combustibles (FEPC) tras el aumento de los precios de la gasolina.

Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda de Colombia
Ricardo Bonilla, ministro de Hacienda. Foto: Presidencia

Renzo Merino llamó la atención en cuanto a que esperaban desde la firma ver una corrección a la baja en la carga de los intereses que paga Colombia frente a su nivel de ingresos.

Esa carga de la deuda había venido aumentando como consecuencia del alza de la tasa de cambio. Sin embargo, recalcó en que el año pasado -con el aumento del recaudo por las dos reformas tributarias- se pudo compensar el alza de los intereses de la deuda lo cual fue complementado con un mejor comportamiento de la tasa de cambio.

Con eso de base, el analista soberano de Moody´s prevé que los intereses de la deuda hayan bajado de 16 % a 14 % al final del 2023.

Le puede interesar: Así están las calificaciones de riesgo de Colombia

“El nivel de carga de la deuda del Gobierno General de Colombia entre 50 % y 55 % del PIB está en línea o hasta un poco por debajo de la mediana de países con calificación Baa2”, aseguró el experto.

Pero, al revisar el nivel de los intereses sobre la deuda cercano al 14 % de la deuda, “ahí es donde hay debilidad para Colombia” porque la mediana de países con la misma calificación es inferior al 8 % del PIB.

Tendremos que ver, dijo Merino, qué sigue pasando con la trayectoria de la deuda y ahí influye mucho el tema de crecimiento económico, así como el déficit fiscal desde 2024 en adelante y el cumplimiento de la Regla Fiscal.

Crecer menos, reducir gastos

El analista dijo en la entrevista con Valora Analitik que la agencia ya venía pronosticando un crecimiento de Colombia por debajo del 2 % en el 2024, lo que afectará el recaudo de impuestos como el IVA y el impuesto de renta para empresas.

El propio ministro de Hacienda de Colombia, Ricardo Bonilla, dijo el jueves en la presentación del Plan Financiero que no se va a cumplir la meta de crecimiento de 2023 que era 1,8 % y que ahora será más cercano al 1,2 %.

Lo que vimos en la presentación del Plan Financiero, según Merino, es que el Gobierno del presidente Petro sí anunció la intención de recortar algunos gastos, pero se ratifica la idea de mantener los gastos corrientes -especialmente los gastos sociales- al tiempo que mantiene los desafíos por seguir limpiando el déficit del FEPC pero que seguirá siendo una fuente de gasto para el Gobierno hasta 2024 y 2025.

En el Plan Financiero también se proyecta un alza importante en el déficit fiscal del Gobierno Nacional Central pasando de 4,2 % del PIB en 2023 hasta 5,3 % del PIB en el 2024.

Al respecto Merino sentenció que, aunque esa nueva meta del Gobierno está en los límites de la Regla Fiscal, lo cual deja “muy poco margen de maniobra” sumado que la actividad viene débil en medio de un escenario de fenómeno de El Niño que puede tener más impactos en rubros como los alimentos.

Déficit fiscal Colombia
Déficit fiscal Colombia. Imagen: Valora Analitik

Haciendo un símil con el juego del fútbol, el analista dijo que “el Gobierno está jugando al límite del offside, si algo pasa y el defensa se mueve un poco de repente no se cumple con la meta”.

Entonces, dijo, es una posición que deja muy poco margen de maniobra ante posibles choques.

Recomendado: PIB de Colombia creció 0,3 % en segundo trimestre del 2023: en la parte baja de las expectativas

“Con un déficit (fiscal) del 5 % y un crecimiento más bajo, claramente la carga de la deuda va a subir este año”, dijo y agregó que Colombia sigue alineado con países de su misma calificación por lo tano “el nivel de la deuda por sí solo no es que nos preocupe mucho, lo que sí nos preocupa es qué implica esta política fiscal para los próximos años, si es que se va a consolidar una tendencia al alza en la carga de la deuda”.

Algo para monitorear, advirtió Renzo Merino de Moody´s, es que se cumplan las metas de la Regla Fiscal y si el crecimiento económico no logra regresar a su nivel potencial de 3 %.

En la entrevista dijo que el Gobierno Petro tiene de aquí a diciembre para mostrar mejores niveles de ejecución, sobre todo en el rubro de inversión, y habría que ver si hay espacio por el lado del gasto corriente que sigue teniendo una algo rígida.

Habrá menor recaudo por litigios y gestión de la Dian

Con respecto a la decisión del ministro Bonilla de reconocer que habrá menor recaudo por rubros como los litigios judiciales y la mejor gestión de la Dian, Merino de Moody´s estimó que será necesario revisar la versión actualizada del Marco Fiscal de Mediano Plazo que se presenta en junio para entender las metas del Gobierno hasta el año 2026 cuando termina el periodo del presidente Petro.

Destacó que el Gobierno colombiano ha mostrado compromiso en el cumplimiento de la Regla Fiscal mientras que uno de los aspectos que más resaltó el analista soberano para Colombia es la importancia de los contrapesos institucionales y lo que eso conlleva para el país en general.

“El hecho de que la economía colombiana ha demostrado choque tras choque una capacidad de recuperación a veces más gradual que en otras, pero el hecho de que el tema fiscal es el lado débil del perfil crediticio”, dijo.

Mencionó que “si viésemos que hay mayor evidencia de que la política fiscal no va a ser consistente con una trayectoria de deuda estable por lo menos en el mediano plazo, esto podría poner presión sobre la calificación”.

Y, un segundo punto que mencionó, es que, si se viera que el crecimiento económico no se va a recuperar y si hay una desviación de su trayectoria eso podría poner presión sobre la calificación.

Recomendado: Ministro de Hacienda mantiene perspectiva del PIB de 2024; sube previsión de inflación

Finalmente, anticipó lo que podría ser una nueva fecha de revisión sobre la calificación y la perspectiva de Colombia.

Para ello, la firma tendrá en cuenta la presentación del Marco Fiscal en junio, así como la discusión del presupuesto nacional en la segunda mitad del año y el debate de las reformas del presidente Petro en el Congreso.

Con base en ello, concluyó, hacia finales del presente año podría haber una revisión más formal del escenario base y lo que implica para la calificación colombiana.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias