¿Qué deben hacer las empresas ante la inminente alza del salario mínimo en Colombia? Softland aconseja

Uno de los retos más importantes de las empresas en Colombia será asumir nuevos costos laborales con un incremento del salario mínimo en 2023.

Fábrica textil en Colombia / Salario mínimo / trabajo
La discusión del salario mínimo en Colombia comenzará en noviembre. Foto: OIT
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Uno de los retos más importantes de las empresas en Colombia será asumir nuevos costos laborales, con un incremento del salario mínimo en 2023 que seguramente estará por encima del 12 % si se tiene en cuenta que las principales perspectivas dejan ver una inflación arriba de ese límite al cierre de 2022.

Esto considerando que ya se conocieron las primeras propuestas por parte de sindicatos que lanzaron una primera intención del 20 %, mientras que los empresarios sugirieron un incremento del 14 % del salario mínimo en Colombia para 2023.

Entender cuáles son los retos más importantes de ese aumento inminente, es clave para las empresas en Colombia. Al respecto, la multinacional Softland, especializada en soluciones empresariales, nómina y de recursos humanos, así como otros expertos, lanzan algunos consejos para los empresarios.

Carlos Gaviria, gerente general de Softland Colombia, aseguró que la negociación del salario mínimo va a ir muy atada a la inflación y esto toma relevancia cuando se sabe que la inflación no va a estar abajo del 12 % al final de 2022, siendo esta una proyección conservadora, pero realista.

Hay que tener presente que el aumento del salario mínimo en el país para 2023 no puede ser inferior al dato de inflación de cierre del año 2022 y a esto debemos sumarle la variable de productividad, que se espera sea del orden del 2 %, según el equipo de investigaciones económicas de Grupo Bolívar junto con el hecho de que el Gobierno del presidente de Colombia, Gustavo Petro, tiene una visión de apoyar a la clase social emergente y trabajadora.

Con esto de base, desde Softland ven que muy probablemente, habrá un efecto de cascada. El valor de los servicios que presten las empresas va a aumentar, al igual que los bienes que se comercialicen. Entonces, habrá una nueva presión de precios para atender parte del aumento del salario que deberán asumir las empresas, entendiendo, eso sí, que hay un capital humano muy importante en Colombia que merece ser mejor remunerado.

“Los dos escenarios que se plantean no son contradictorios. Nadie quisiera aumento de precios en bienes y servicios. La inflación lleva a que las empresas generen esos nuevos costos de cara al incremento del salario mínimo”, agregó Gaviria, de Softland.

El otro punto, en el marco de esa alza del salario mínimo en Colombia, tiene que ver con la competitividad de las empresas, las mejores empresas serán las que puedan sopesar ese escenario de aumento de costos laborales, por lo que el ideal para las compañías será buscar un equilibrio: el reto de los empresarios es formular un presupuesto robusto y apalancarse en la mejor tecnología para ser más productivos.

Consejos para las empresas ante aumento del salario mínimo

¿Qué deben hacer las empresas ante la inminente alza del salario mínimo en Colombia? Softland aconseja

El experto Iván Jaramillo, director del Observatorio en Derecho Laboral de la Universidad del Rosario, les recomendó a las empresas evaluar sus presupuestos para definir la posibilidad de aumentar entre 3 % y 5 % por encima de la inflación de 2022 que podría bordear el 12 %.

Es decir, el aumento sugerido llevaría el salario mínimo en Colombia a pasar de $1´000.000 en el 2022 hasta un rango entre $1´120.000 y $1´150.000 en el año 2023. Eso sumado al subsidio de transporte que deberá aumentar también.

En el caso de los salarios superiores a un salario mínimo se recomienda analizar la forma y los tiempos de hacer los aumentos para que esos trabajadores no pierdan poder adquisitivo en momentos de alta inflación como los actuales.

Los criterios para definir el aumento del salario mínimo cada año son:

  1. Meta de inflación del Banco de la República
  2. Productividad certificada por el Dane y revisada por el comité tripartito de productividad
  3. Contribución de los salarios al ingreso nacional
  4. Incremento del Producto Interno Bruto (PIB)
  5. El incremento del Índice de Precios al Productor (IPC) certificado de noviembre a noviembre

Desde Softland recomiendan utilizar soluciones de proyección de gastos de personal, que permitan proyectar el impacto en el presupuesto de diferentes aumentos en beneficios legales y extralegales para encontrar el punto ideal entre salarios competitivos en el sector vs la rentabilidad esperada para las empresas.

Destacado: Colombia usará UVT, y no salario mínimo, para aumento de algunos precios en 2023

Otro tema, dijo, es que los dueños de las empresas no fijen el aumento del salario dejándose llevar por la especulación del mercado ni por el contexto político actual, sino que se deben basar en la recuperación económica después de la pandemia.

Carlos Gaviria destaca la recomendación de usar soluciones digitales de Softland para ayudar a las empresas a integrar y optimizar los procesos de la empresa, desde producción, ventas, administrativos, financieros y de recursos humanos y así lograr más eficiencia en la operación.

Las perspectivas sobre el salario mínimo 2023

¿Qué deben hacer las empresas ante la inminente alza del salario mínimo en Colombia? Softland aconseja

Luis Fernando Mejía, director del centro de pensamiento Fedesarrollo, ha llamado la atención en que, dada una perspectiva de tan alto incremento del salario mínimo, sería deseable que las empresas durante el próximo año vean un aumento de su productividad.

Esta postura, entre otras causas, tiene en cuenta la tesis del ministro de Hacienda de Colombia, José Antonio Ocampo, quien ha manifestado que, con una inflación bastante menor el próximo año, el salario mínimo real de los trabajadores colombianos será bastante más alto al previsto en las cuentas del incremento para 2023.

“Hay que ver entonces cuáles son las optimizaciones de costos para el 2023. Hay que analizar cuáles son los costos absolutamente necesarios, ver cuáles se pueden eliminar y, como ya mencioné, hacer un ajuste en precios de bienes y servicios”, dijo Gaviria de Softland.

Ahora, para aquellos casos en los que las empresas tengan una buena base de trabajadores que reciben más de un salario mínimo, habría que sopesar el sector en el que están y entender, en todo caso, que el ajuste salarial siempre debe ser, como mínimo, la variación de la inflación.

El punto complejo en ese sentido, y en caso de no poder mejorar los salarios de este tipo de trabajadores, es que, según Gaviria, se corre el riesgo de un aumento de la rotación del personal.

La meta entonces es “mantener la nómina, no reducirla, y hacer el esfuerzo para incrementarla. Ahora bien, una optimización sobre los costos incrementales del salario también se puede revisar desde la óptica de una renovación del ciclo de la nómina”.

Hay empleados con tareas vitales que llegan a generar costos laborales muy altos, y si el aporte que dan a la compañía no devuelve la inversión, una de las opciones es reemplazar la fuerza laboral con personas jóvenes.

Para Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), la presión de aumentar el salario mínimo arriba del 12 % debe ir acompañado de otras medidas que faciliten el ejercicio a los empresarios del país, toda vez que aumentar la planta de trabajadores puede ser un objetivo bastante difícil de alcanzar.

De todas maneras, para Gaviria, director de Softland, hay un escenario retador para 2023. Cualquier empresa, de cualquier sector, se va a enfrentar a retos bien importantes. No solo va a ser el incremento del salario mínimo una carga extra para las empresas, sino también los efectos de la reforma tributaria. “Hay que ver cómo sopesar ese golpe y hacer menos tedioso el proceso”.

¿Cómo es el cronograma de discusión del salario mínimo?

5 de diciembre: instalación de la Mesa de Concertación del salario mínimo de 2023. 

6 de diciembre: se presentan las ofertas para el incremento del salario mínimo. 

12, 13, 14 y 15 de diciembre: sesiones de discusión. 

15 de diciembre: primer plazo legal para definir alza del salario mínimo. 

22 de diciembre: estudio de salvedades. 

30 de diciembre: límite para definir alza del salario mínimo. 

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias