Transición energética: este es el rol de los bancos para alcanzarla

Este es el papel que cumplen las entidades financieras y bancos en la transición energética en Colombia para luchar contra el cambio climático

IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico
IEA: Energías renovables siguen en crecimiento y la nuclear está en máximo histórico. Imagen: Markus Distelrath en Pixabay
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

La transición energética por la que el mundo atraviesa, según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), tiene el reto de lograr una economía basada en fuentes energéticas que emitan la menor cantidad de Gases Efecto Invernadero (GEI); es decir, que cada país logre reemplazar paulatinamente los hidrocarburos y/o combustibles fósiles por energías renovables (como la solar o eólica).

Por supuesto, sin descuidar varios aspectos de suma importancia como: los ingresos de cada país (sobre todo si éstos dependen de los fósiles), la seguridad, autosuficiencia y soberanía energética, los costos que acarrea adelantar la transición, entre otros.

Es una carrera contrarreloj -que en definitiva debe ser delicada, rigurosa, ordenada- para reducir la dependencia de las economías de los combustibles fósiles y ayudar a limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C, pero sin dejar de lado los aspectos mencionados anteriormente.

De acuerdo con Andrew Stanley, del equipo de Finanzas y Desarrollo del Fondo Monetario Internacional (FMI), para lograr la transición energética las herramientas que se deben tener a la mano van mucho más allá de solo fuentes de energía solar y eólica.

«Para lograr la meta de cero emisiones netas antes de 2050, será preciso aumentar rápidamente el suministro de energías de baja emisión de carbono y al mismo tiempo disminuir el uso de combustibles fósiles», precisó el experto. Pero, ¿cómo lograrlo? Es aquí donde empieza a jugar un rol clave las entidades financieras y los bancos.

Recomendado: Las billonarias pérdidas de una transición energética desordenada, según Fedesarrollo

Eficiencia energética en Colombia

El rol de los bancos en la transición energética

Para conocer cuál es el papel de los bancos en la transición energética, Valora Analitik habló con Mauricio Vélez, director de Sostenibilidad de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria), quien aseguró que las entidades financieras y establecimientos de crédito son los aliados de la industria energética.

Ya que aportan, desde su campo de acción, las soluciones necesarias para darle cumplimiento a la estrategia de transición energética justa que tiene el Gobierno de Colombia, encabezado por el presidente Gustavo Petro y la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez.

Dicho en otras palabras, los bancos y entidades financieras aportan a la transición a través del financiamiento de proyectos de eficiencia energética y energías renovables no convencionales para hogares, empresas, y mipymes que operan en Colombia.

De acuerdo con el banco BBVA, el proceso transformador que está viviendo el sector energético necesita un enorme esfuerzo inversionista por parte de todos los actores de la cadena.

En una conversación con el responsable global de Sostenibilidad de BBVA, Javier Rodríguez Soler, en el marco de ‘Empresas con futuro sostenible’, Clara Rey, directora de Sostenibilidad de Repsol, precisó que el papel de los bancos «también es clave para apoyar a los clientes en su propia transición energética».

Recomendado: Expertos hablan de hacer una transición energética justa en Colombia, pero con competitividad

¿Qué dicen los bancos de Colombia?

Para conocer más a fondo la posición de los bancos sobre esta iniciativa y la responsabilidad que tienen en la correcta ejecución de estos mega proyectos energéticos, Valora Analitik habló con algunas entidades financieras en Colombia. Esto respondieron BBVA Colombia, BNP Paribas y Banco de Bogotá:

Para David Pacheco, director de Sostenibilidad del BBVA en Colombia, la función más importante de los bancos está en la movilización de los recursos y el asegurar que éstos se destinen a proyectos que tengan un impacto ambiental, pero también social.

«Cuando hablamos de transición no nos referimos solamente al cambio de fuentes de generación, sino también a las necesidades y oportunidades para la adecuada gestión de estas fuentes como: la educación, el empleo y los procesos al interior de las empresas, aumentando de esta forma la productividad», destacó el vocero del BBVA Colombia.

David Pacheco, director de sostenibilidad de BBVA en Colombia

Por su parte, para BNP Paribas, los actores del sector financiero se han consolidado como aliados estratégicos y de largo plazo para la transición energética en dos sentidos: por un lado, entregando acceso a fondos para el desarrollo de acciones y actividades enfocadas a la mitigación del cambio climático, y, por el otro, implementando políticas diferenciales que reducen la financiación de industrias con altas emisiones de carbono.

En el primer sentido, BNP Paribas considera que los bancos permiten la facilitación de fondos para el desarrollo de acciones y actividades enfocadas a la mitigación del cambio climático, eficiencia energética, descarbonización de la economía, y a la reducción de los impactos generados por parte de la infraestructura energética tradicional.

«Aporte que es relevante si se considera que, para 2050, se requiere de una inversión de alrededor de US$4 billones al año en energías renovables hasta 2030; un monto que, en el caso de Colombia, podría equivaler entre 8 % y 11 % del PIB anual», destacó la entidad.

BNP Paribas

«En el segundo sentido, los bancos aportan la promoción de instrumentos financieros que priorizan el desarrollo de proyectos de energías renovables como los bonos verdes», argumentó el banco.

Recomendado: Gremios dan claves a gobierno Petro para una transición energética organizada en Colombia

También aportan a la implementación de políticas diferenciales que reducen la financiación de industrias con altas emisiones de carbono, así como a la consolidación de iniciativas como el Net Zero Banking Alliance (NZBA) -que reúne a 115 bancos que representan más del 40 % de los activos de instituciones financieras en el mundo- y que están comprometidos en disminuir las emisiones de GEI que surgen de las actividades de préstamo e inversión.

Más miradas

Ahora bien, en línea con las declaraciones de Isabel Cristina Martínez, vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá, el sector financiero juega un papel determinante en la consolidación de economías y países cada vez más sostenibles.

Solo en materia ambiental, de acuerdo con los cálculos de las acciones de adaptación de la Contribución Determinada a Nivel Nacional, NDC 2020, el costo de las 30 metas se estima en un rango entre $5,8 billones y $10,5 billones (US$ 1.632 millones y US$2.930 millones) lo que representa una inversión cercana entre 0,5 % y 0,8 % del PIB nacional de 2021.

«Es así como las entidades financieras tienen un papel fundamental en la movilización de recursos para la financiación de proyectos que propendan por el desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático. En el Banco de Bogotá, hemos trabajado de manera constante en la consolidación de una oferta de productos verdes, con los que buscamos acompañar la transformación energética, impulsar la generación y uso de energías renovables, así como financiar proyectos de alto impacto que reduzcan las emisiones de carbono», apuntó.

Isabel Cristina Martínez, vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá

La transición energética y los bancos en Colombia

En Colombia hay diferentes líneas de financiación y crédito para iniciativas que giren en torno a la transición energética. Mauricio Vélez de Asobancaria explicó que el sector bancario viene trabajando en la oferta de valor para los ocho sectores definidos en la taxonomía verde de Colombia.

«Específicamente para el sector de energía, más de diez entidades financieras cuentan con productos para ello, por ejemplo, líneas de crédito especializas en este sector, leasing verde, arrendamiento operativo, Project Finance y bonos verdes», indicó Vélez.

**Presiona los íconos de colores

Recomendado: Otro ministro de Petro comenta sobre transición energética: solo puede hacerse con estabilidad macroeconómica

BBVA Colombia, BNP Paribas y Banco de Bogotá le indicaron a Valora Analitik que cuentan con líneas de crédito y financiamiento especiales para impulsar la transición energética en el país, impactando también otros eslabones de la cadena como el social y el ambiental:

**Presiona los botones de más información en esta infografía interactiva para acceder a más contenido:

.

Recomendado: Proyectos de transmisión de energía en Colombia son clave para la transición energética

Eficiencia energética en Colombia

Las alianzas

Para sacar adelante las diferentes iniciativas que tienen el objetivo de impulsar la transición energética, así como otros proyectos que responden a la lucha contra el cambio climático en Colombia y el mundo, son importantes las alianzas.

El Banco de Bogotá le explicó a este medio que las alianzas desempeñan un papel clave para lograr las metas de desarrollo sostenible y la financiación de proyectos que contribuyan al desarrollo sostenible.

Según el banco, un ejemplo de estas acciones es la participación de la banca multilateral en instrumentos financieros como los bonos que permiten movilizar capital de forma eficaz, creando estructuras de financiamiento combinado.

«Recientemente, emitimos el primer bono sostenible subordinado colombiano en el mercado internacional con la participación de bancas multilaterales: Bid Invest, Findev Canada, Finance in Motion e IFC. La emisión se realizó por US$230 millones con un plazo de hasta diez años, para movilizar recursos y fondear la cartera sostenible del banco«, indicó Isabel Cristina Martínez, vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá.

Y agregó que «con esta emisión, fortaleceremos la cartera verde y social, por medio de la colocación de recursos en proyectos verdes en las categorías de: energías renovables, eficiencia energética, agricultura sostenible, eficiencia hídrica, entre otros».

De otra parte, Valora Analitik también le consultó a BNP Paribas sobre esas alianzas que impulsan la transición energética desde el sector bancario, la entidad indicó que hay varias. Dentro de las más importantes se encuentra el Net Zero Banking Alliance (NZBA) que es promovida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI).

La cual cuenta con la participación de más de 125 entidades bancarias de 41 países que representan 41 % de los activos bancarios mundiales. Asimismo, se encuentran las cuatro «Alianzas Net-zero» derivadas de la «Alianza Financiera de Glasgow para Net-zero» (Gfanz):

  • La Iniciativa de Administradores de Activos Net-zero
  • La Alianza de Propietarios de Activos Net-zero
  • La Alianza Bancaria Net-zero
  • La Alianza de Seguros Net-zero

Recomendado: Transición energética: ¿vulneraría la economía de Colombia?

Según BNP Paribas, estas alianzas buscan contribuir al financiamiento de una economía de cero emisiones netas para 2050, a través de compromisos sólidos que reduzcan las emisiones GEI causadas por las actividades de crédito e inversión de las organizaciones que hacen parte de estas.

Además, y aunque no es una alianza, el banco también cuenta con instrumentos como la Taxonomía Verde de Colombia, una herramienta que busca promover la movilización de capital a sectores prioritarios como (Energía, Construcción, Gestión de residuos y captación de CO2, Gestión del Agua, Transporte, Ganadería, Agricultura, Forestal) en términos de: mitigación del cambio climático, adaptación al cambio climático, conservación de los ecosistemas y biodiversidad, prevención y control de la contaminación, gestión del agua, gestión del suelo y economía circular.

Eficiencia energética en Colombia

Esfuerzos adicionales de los bancos

Según Asobancaria, en la actualidad, más de cinco entidades financieras han alcanzado la carbono neutralidad con sus emisiones directas (las que son de alcance uno y dos).

Por otra parte, en alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés), el gremio se encuentra desarrollando una calculadora para medir las emisiones financiadas (alcance tres); es decir, la huella de carbono de los portafolios, con el objetivo de establecer estrategias de transición y descarbonización de las carteras.

En esta cápsula de audio entérate de algunas iniciativas que tienen los bancos en Colombia para aportar a la transición energética, por ejemplo, con la iniciativa de la Taxonomía Verde

c

Eficiencia energética en Colombia

¿Y los combustibles fósiles?

Las finanzas sostenibles se están convirtiendo en una parte integral de las estrategias de transición energética. Para apoyar a las empresas y los inversionistas en sus esfuerzos por ampliar la transición, son cruciales las soluciones a medida para la financiación de la transición a corto, medio y largo plazo.

Recomendado: La transición energética demandará una reindustrialización de Colombia

«Apalancar la transición energética para que esta sea justa, requiere procesos paulatinos en donde nos apoyemos de energías no renovables para migrar nuestra matriz energética hacia fuentes renovables no convencionales. Por esta razón, aún se debe invertir y financiar proyectos que no sean renovables evaluando los riesgos de transición inherentes en estos proyectos dados los cambios regulatorios y de política pública», argumentó a Valora Analitik Mauricio Vélez, director de Sostenibilidad de Asobancaria. 

La innovación en las finanzas es esencial y está ocurriendo en los mercados de capital, fusiones y adquisiciones (fusiones y adquisiciones), asesoría y financiación de proyectos. Esto ha sido impulsado por la regulación, el apetito de los inversionistas y la incorporación de objetivos basados ​​en la ciencia en las estrategias de financiación.

En las actuales circunstancias, y pensando a futuro, la pregunta sigue siendo: ¿ya no será rentable ni sostenible financiar proyectos energéticos que no provengan fuentes de energía renovables -como el petróleo, el gas o el carbón-? Al respecto, BNP Paribas insistió en que la respuesta a esta pregunta pasa por entender que los combustibles fósiles son intensivos en emisiones de dióxido de carbono y, por lo tanto, causantes en -gran medida- del cambio climático global.

«Según las Naciones Unidas, éstos son responsables de más del 75 % del total de emisiones de gases globales de efecto invernadero y cerca del 90 % de todas las emisiones en dióxido de carbono», expone el banco.

Añadió que, si bien las energías renovables pueden ser competitivas, rentables y atractivas en la coyuntura actual, «debemos analizar las inversiones, tanto en este frente como en cualquier otro, por su impacto en la sostenibilidad; pues de esto depende que se garantice que la satisfacción de nuestras necesidades estén en equilibrio con la subsistencia, perdurabilidad, protección del planeta y generaciones futuras».

Consulta aquí a expertos del sector energético de Colombia sobre el papel de los bancos en la transición energética: Tomás González del CREE, Natalia Gutiérrez de Acolgen y Francisco Lloreda de la ACP:

Recomendado: ¿Cómo puede lograr Colombia hacer una buena transición energética?

De otro lado, en el BBVA existe el compromiso de ser Net Zero en su cartera para 2050, esto significa que hay -por parte de la compañía- un acompañamiento para que sus clientes hagan la transición hacia modelos de negocio con bajas o cero emisiones.

«Esto no solo responde a nuestro compromiso ambiental y social, pues también hemos visto durante los últimos años una mejora en la rentabilidad al entregar financiación a una empresa con un compromiso sostenible, en comparación con una que no lo tiene», destacó la entidad.

Sumó que «esto, no solamente por las dinámicas de los mercados que exigen cada vez más que los proveedores tengan compromisos hacia la sostenibilidad, sino también cómo estas empresas gestionan de una mejor manera sus recursos; es decir, una mejora de la productividad».

Ahora bien, de acuerdo con el más reciente Informe de Sostenibilidad de Asobancaria de 2021, la identificación de riesgos climáticos de transición y físicos en los sectores productivos, por parte de las entidades financieras en Colombia, evidencia al sector de petróleo y gas con un riesgo de transición y físico alto, seguido por el sector de minería y metales.

Nivel del riesgo de transición identificados por las entidades en cada sector. Imagen: Informe de Sostenibilidad de Asobancaria de 2021.
Nivel del riesgo de transición identificados por las entidades en cada sector. Imagen: Informe de Sostenibilidad de Asobancaria de 2021.

Recomendado: Ecopetrol crea Econova: red de innovación para impulsar la transición energética

«En comparación, las entidades financieras de América Latina y el Caribe identificaron los sectores silvoagropecuario y a la generación de energía como los sectores económicos más expuestos a los riesgos climáticos con un 60 % y 44 %, respectivamente», cita el documento.

Eficiencia energética en Colombia

Transición energética: lo más atractivo para financiar

En línea con información de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, la taxonomía verde establece los activos y actividades en los que se debe enfocar el sector para movilizar capital vía financiamiento e inversión.

Específicamente para el sector energía, los proyectos en los que resulta más atractivo invertir desde una visión de sostenibilidad son: 

Mejores proyectos para invertir -desde el sector bancaria- en medio de la transición energética. Imagen: Asobancaria
Mejores proyectos para invertir -desde el sector bancaria- en medio de la transición energética. Imagen: Asobancaria

Para BNP Paribas, todos los proyectos que se enfoquen en energías limpias, movilidad sostenible y nuevas tecnologías de descarbonización son atractivos para la inversión. «En nuestro caso, por ejemplo, nos hemos enfocado en la financiación de parques eólicos marinos, el desarrollo de baterías para vehículos, turbinas eólicas, la implementación de parques solares, entre muchos otros».

En la misma línea, BBVA Colombia precisó que «siempre será más atractivo invertir en innovación teniendo en cuenta las crecientes necesidades energéticas y como se está buscando solución a estas necesidades a través de nuevas tecnologías».

Pero no solo de generación, sino también para la reducción del consumo. No obstante, el mundo atraviesa por un momento en el que las diferentes soluciones son importantes para lograr los objetivos de descarbonización; todo va a depender del sector en el que se esté.

Recomendado: Colombia y Ecopetrol acuerdan nuevo impulso a la transición energética

¡A jugar!

c

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias