En 2020 sí habría privatizaciones, pero no las que Hacienda tenía pensadas

242
Ministerio de Hacienda - Colombia

 

Durante las más recientes semanas, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ha adoptado una postura en la que dice que ni para 2019 ni para 2020 se necesitan hacer enajenaciones de activos para cumplir con las metas fiscales.

Este mensaje que da el titular de la cartera de Hacienda se da luego de conocer que el recaudo tributario de la Dian es mejor al esperado y teniendo en cuenta también que las utilidades del Banco de la República van a ser históricamente altas en 2019.

Sin embargo, en algunos escenarios, Carrasquilla ha dicho que la posibilidad de enajenar activos sigue sobre la mesa.

La semana pasada, el ministro dijo que le sonaba la idea de realizar enajenaciones para invertir esos dineros en infraestructura.

Por el lado de comprometer o sustituir unos activos del Estado por otros, me parece una buena idea. Seamos más amplios de simplemente hablar de ventas y pongamos sobre la mesa la estructuración de garantías”, dijo Carrasquilla en el Congreso Nacional de Infraestructura que se llevó a cabo la semana pasada.

Ayer, el viceministro Técnico de Hacienda, Juan Pablo Zárate, dijo que en 2020 habrá que hacer enajenaciones, pero no las que el Gobierno tenía planeadas inicialmente.

“En el Plan Financiero de 2020 teníamos unas privatizaciones, hay algunas que no se van a dar. Hay contingencias el próximo año, pero tenemos herramientas para afrontar esos retos que tendremos”, dijo Zárate.

Hace unos meses, el Ministerio de Hacienda había iniciado la búsqueda de una firma asesora que ayudara a elaborar el proceso de venta de la participación de la Nación en ISA. Sin embargo, hace unas semanas, el Ministerio canceló la búsqueda de la firma, por lo que la venta de ISA se descartó.

Carrasquilla ha dicho en varias ocasiones que no se van a vender activos estratégicos como ISA, Ecopetrol o Cenit, lo que significaría que, a parte de estas tres compañías, el Estado intentaría realizar otro tipo de enajenaciones.

Vale mencionar que la Nación tiene participación en 107 empresas cuyo costo es de alrededor de los US$50.000 millones.

Compartir: