Segunda línea del Metro de Bogotá llegará a localidades de Suba y Engativá

Segunda línea del Metro de Bogotá llegará a localidades de Suba y Engativá

Este jueves desde el Centro Felicidad de la localidad de Suba, en Bogotá, la alcaldesa Claudia López en compañía del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, el director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Alberto Rodríguez, y el gerente de la Empresa Metro de Bogotá, Andrés Escobar Uribe, presentaron el trazado de la segunda línea del Metro que llegará hasta la localidad de Suba y Engativá.

Hay que decir que esta nueva línea pasará por la localidad de Engativá y que se desarrollará a lo largo del corredor de la calle 72 y tomando luego la avenida Ciudad de Cali.

Después de varios meses de estudio, la consultora británica Steer y la francesa Egis concluyeron las dos primeras etapas del estudio de prefactibilidad contratado por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para definir las características de la Segunda Línea del Metro de Bogotá.

Recomendado: Metro de Bogotá abrirá licitaciones para contratar materiales y obra civil en 2021

Luego de analizar variables como el impacto ambiental, la demanda de transporte público, los beneficios sociales; además de tener en cuenta criterios como la revitalización urbana, las evaluaciones de las empresas consultoras llevaron a recomendar que el trazado, de la segunda línea del Metro, sea el que se presenta este jueves 26 de noviembre de 2020.

“Cuando dijimos que el sistema transporte masivo de Bogotá se iba a basar en Metro, era en serio. El Metro, como lo prometimos desde el día uno, va a llegar hasta Suba y Engativá. Por eso estamos en este Cefe, porque el patio taller empieza en el borde del río en Bosa y terminará aquí, en el borde del rio en Suba”, señaló la alcaldesa Claudia López.

Con esta línea, se beneficiarán cerca de dos millones de personas en ambas localidades donde además de tener una alta densidad poblacional, hay insuficiente oferta de transporte público masivo. De acuerdo con el análisis, con la entrada en operación del Metro, los usuarios en esos dos sectores se ahorrarán en desplazamientos en transporte público, tres días al año; lo correspondiente a unas ocho jornadas y media de trabajo.

La primera etapa del estudio, para el trazado, definió con base en los datos obtenidos por la encuesta origen-destino 2019, y a partir de las proyecciones demográficas del Dane y urbanísticas de la Secretaría Distrital de Planeación, que las zonas de Bogotá donde debería llegar el nuevo sistema de transporte deberían ser Suba y Engativá.

Recomendado: Hoy se firmó acta de inicio de obras para primera línea del Metro de Bogotá

“Para llegar a estas conclusiones los consultores estudiaron 18 alternativas de trazado, todas partiendo del sector de Los Héroes y llegando a Suba. En un proceso de tamizaje por capas, se preseleccionaron las 13 con mejores características, hasta llegar a los seis corredores principales. Todos ellos se midieron de acuerdo con 31 características con criterios cuantitativos que arrojaron que la ampliación debería ser a partir de la avenida Caracas con calle 72, en dirección occidente, hasta tomar la avenida Ciudad de Cali, sobrepasar el sistema de humedales y llegar a Suba”, explicó el ingeniero Andrés Escobar, gerente general de la Empresa Metro de Bogotá”.

La opción de trazado determinada beneficiará a la mayor cantidad de pasajeros, permitirá una integración fácil con TransMilenio y el sistema férreo regional (Regiotram); impactará menos las redes de servicios públicos y ayudará a descongestionar las troncales de la calle 80 y la avenida Suba, asegura el estudio.

Adicionalmente, la nueva línea del Metro de Bogotá generará 12.000 metros cuadrados adicionales de espacio público, incluyendo nuevas ciclorrutas, y la posibilidad de destinar 800.000 metros cuadrados para revitalización urbana.

Ahora, tras la definición del trazado, las empresas consultoras continuarán con los estudios de factibilidad que definirán el alineamiento de la expansión; es decir, si esta deberá ser subterránea, elevada o a nivel; el nodo de terminación; el número y ubicación de las estaciones; el costo total del proyecto, y el costo/beneficio. El proceso técnico concluye con la aprobación del Gobierno Nacional, a través del Conpes.

Para el 2022, se deberá definir el convenio de cofinanciación con el Gobierno Nacional para poder luego hacer la licitación y contratación de obra.

Recomendado: El nueve de noviembre se define trazado definitivo de segunda línea del Metro de Bogotá

Las fases del proyecto 

La fase uno del proyecto es la identificación de zonas y alternativas, en la cual se hace la selección de zona de expansión, identificación de alternativas, la zona de expansión y alternativas de trazado.

En la fase dos se hizo la evaluación de alternativas con la aplicación matriz multicriterio y la identificación de la alternativa de mejor desempeño. Vale mencionar que estás dos fases iban desde julio de 2020 hasta noviembre del mismo año.

Por su parte, desde noviembre de 2020 hasta el primer trimestre de 2021, se pasará a los estudios de prefactibilidad en donde se harán los estudios de ingeniería a nivel de prefactibilidad de la alternativa seleccionada y se pasará al diseño de prefactibilidad.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias