Bogotá levantó alerta roja, pero mantuvo pico y cédula

Bogotá levantó alerta roja, pero mantuvo pico y cédula
Claudia López, alcaldesa de Bogotá. Archivo: Valora Analitik

La Alcaldía de Bogotá, en cabeza de Claudia López, reveló este martes que la capital colombiana pasará de alerta roja a alerta naranja debido a que la ciudad logró superar el segundo pico de la pandemia que azotó al país por las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Lea otras noticias sobre este tema en la sección Política de ValoraAnalitik.com.

Sin embargo, la alcaldesa de Bogotá aseguró que, por lo menos por este año, la ciudad no tendrá una plena normalidad. De hecho, la alerta naranja se mantiene porque sigue existiendo un riesgo de que en el transcurso de este semestre se pueda volver a presentar una tercera ola, incluso con nuevas variantes.

“Bogotá va a seguir dependiendo, todo el 2021, del cuidado individual y colectivo con las medidas de bioseguridad impuestas anteriormente”, destacó la líder del Distrito.

Es así como el Bogotá empieza el retorno gradual, progresivo y seguro a las instituciones de educación privada a partir del lunes ocho de febrero, y a las de educación pública a partir del 15 de febrero, dando prelación a la educación inicial.

Para los jardines y colegios la presencialidad gradual y progresiva funcionará conforme lo apruebe el registro ante la Secretaría Distrital de Educación.

Por su parte, en las universidades habrá presencialidad desde diez de la mañana a cuatro de la tarde o de siete de la noche a las once con un aforo de hasta el 35 %. Vale decir que de acuerdo con los protocolos de la Secretaría de Educación todas las instituciones educativas tendrán registrarse y cumplir los protocolos y lineamientos para poder hacer el retorno gradual.

Por otro lado, la alcaldesa López reveló que continúa el pico y cédula en Bogotá porque no puede haber aglomeraciones en el comercio informal y formal. Además, se levantó la cuarentena en las nueve UPZ que estaban en cuidado especial, a partir del dos de febrero a las 11:59 pm. Estas zonas son: Los Cedros, Castilla, Timiza, Fontibón, Garcés Navas, Boyacá Real, Tibabuyes, Suba y El Rincón (estas últimas tres van a seguir en observación por el número de casos activos que hay en estas zonas).

Además, se ordenó que cada establecimiento deberá cerrar a las once de la noche como máximo horario. Aunque no se ordenará la medida de toque de queda.

Recomendado: SIC pide a López, alcaldesa de Bogotá, sustentar uso de tapabocas quirúrgicos y no de tela

Por su parte, el sistema escalonado de horarios para los sectores económicos quedó así: los almacenes de comercio y centros comerciales podrán funcionar todos los días de diez de la mañana a once de la noche. Pero habrá control de aforo tanto en el comercio formal como para el informal. El sector de manufacturas tendrá horarios de ingreso entre las diez y las cinco de la mañana. Y el sector de la construcción podrá funcionar entre las diez de la mañana y hasta las siete de la noche.

Cabe mencionar que los estableciemientos nocturnos no se reactivirán hasta que la situación en el país no esté verdaderamente controlada. Además, del sistema de transporte masivo, Transmilenio, operará hasta la media noche. 

Entre tanto, Claudia López destacó que se abrirán los parques metropolitanos y habrá ciclovía en su horario tradicional, pero se tendrán que mantener las medidas de bioseguridad.

El Distrito además fijo algunas medidas de salud pública como:

-Vigilancia epidemiológica para controlar los brotes de contagio.
-Secuencia genómica para identificar nuevas variantes.
-Apoyo económico a los positivos y contactos que lo requieran para poder aislarse.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias