Monedas latinoamericanas aún no lograr recuperar su terreno frente al dólar

Monedas latinoamericanas aún no lograr recuperar su terreno frente al dólar
Dólar. FOTO: Pixabay

La Covid-19 acentuó la depreciación de las monedas latinoamericanas frente al dólar y la recuperación sería lenta, al menos durante el primer semestre de 2021.

Hay una devaluación de las monedas cuando se toma como referencia su comportamiento en los dos primeros meses de 2020 respecto al mismo periodo de 2021 y lo que va de marzo.

Varios factores influyen en esto: la incertidumbre que aún genera en los mercados la Covid-19, los lentos procesos de vacunación en la región cuando se comparan con países desarrollados y los contextos políticos de cada nación.

Recomendado: ¿Cómo le irá al dólar con la presidencia de Biden en EE. UU?

Perú, por ejemplo, elige presidente el 11 de abril y las noticias han sacado a la luz casos de corrupción que involucraron al ya concluido gobierno de Martín Vizcarra.

Brasil también tiene un contexto de incertidumbre. Un militar llegó a liderar la petrolera estatal Petrobras y en la Covid-19 los casos y decesos diarios vuelven a batir récords.

En general, las principales monedas latinoamericanas aún no recuperan su robustez frente al dólar (ver Gráfico), a excepción del peso chileno.

Fabio Nieto, economista jefe del Banco Agrario, explica que este año se está configurando un ciclo económico expansivo en ciernes que está incrementando las tasas de intereses en las economías avanzadas.

Nieto dice que ese factor tiene una connotación negativa para los países emergentes porque, en la medida que las tasas de interés en Estados Unidos aumenten, esto desestimulará la inversión de portafolio en las economías emergentes.

Un ejemplo que evidencia esa depreciación de la moneda latinoamericana es el sol peruano. El pasado jueves 25 de febrero está llegó a su nuevo máximo histórico (S/3.687).

“En el 2020 el sol se depreció 9 % versus el peso colombiano, que se depreció 4 %; el peso chileno, que se apreció casi 6 %; y el peso mexicano, que se depreció solo 5 %”, dijo Luis Falen, líder de macroeconomía de Intéligo SAB a Semana Económica.

Y, aunque analistas han proyectado que el 2021 podría ser el año de la recuperación global, la situación de Estados Unidos tiene una marcada influencia en la constante baja de las monedas latinoamericanas.

La tasa de desempleo de ese país se sitúa en 6,2 %, según el Departamento de Trabajo, y la Casa Blanca espera la aprobación por parte del Congreso de un paquete de ayuda económica por US$1,9 billones.

Wilson Rodríguez, profesor de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de la Sabana, explica que estamos ante un cambio de políticas monetarias.

Rodríguez dice que la tendencia es a medidas más expansivas y a una política fiscal fuerte en Estados Unidos, por eso, el comportamiento de las monedas latinoamericanas dependerá “mucho” de las decisiones de ese país.

Para las economías de la región hay otros asuntos que entran a jugar, como el precio del cobre y del petróleo. En parte, la situación de este último está favoreciendo a Chile.

Pero, como lo dice el profesor Rodríguez: se está demostrando que el petróleo no es un driver más fuerte para el dólar porque “los mercados están más enfocados en lo que suceda en Estados Unidos”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias