Moody´s sobre Colombia: Deuda es alta y Regla Fiscal debe ajustarse

Logo de Moody´s. Foto de DW.

El pasado cuatro de marzo, el gobierno de Colombia (que tiene calificación de Baa2 con Outlook negativo de parte de Mooyd´s) reveló su Plan Financiero de 2021, que incluía actualizaciones de los supuestos macroeconómicos y fiscales para este año, así como las expectativas iniciales para el proceso de consolidación fiscal que tendrá lugar durante los próximos años.

De acuerdo con un informe de la agencia calificadora, el gobierno revisó a la baja su estimación de déficit fiscal para 2020 y aumentó su pronóstico de déficit para 2021, ya que trasladó algunos gastos relacionados con la pandemia al año fiscal en curso y aumentó el gasto de capital para respaldar la recuperación económica en curso.

-Publicidad-

Es probable, dijo Moody´s, que los ratios de deuda sigan empeorando en 2021, aunque a un ritmo más mesurado que el año pasado, seguido de una reversión gradual a medio plazo.

En este contexto, “el resultado final de los próximos debates sobre la reforma fiscal y las medidas de política que puedan apoyar la consolidación fiscal en los próximos años tendrán una fuerte influencia en el perfil crediticio de Colombia”, advirtió la agencia.

El informe de la agencia reseña que el Gobierno colombiano revisó a la baja sus pronósticos de crecimiento económico para 2021 de lo que esperaba en su Marco Fiscal de Mediano Plazo de junio de 2020.

Tras una contracción del 6,8 % el año pasado, el Gobierno proyecta un crecimiento económico del 5 % este año (por debajo de su pronóstico del 6,6 % anterior, que está en línea con el consenso actual del mercado y la previsión de Moody´s de un crecimiento del 4,5 % -5 %.


Inflación y déficit
El Ministerio de Hacienda de Colombia también dijo que espera que la inflación se mantenga contenida en 2,4 % este año, con precios del petróleo estimados en US$53 por barril para la mezcla de Brent (los precios actuales han alcanzado los US$70 por barril).

Más noticias de macroeconomía en Valora Analitik.

En las cuentas fiscales, las autoridades del país estiman que el déficit del Gobierno Central del año pasado fue menor de lo esperado y se ubicó en 7.8 % del PIB gracias a una combinación de menor ejecución del gasto relacionado con la pandemia e ingresos más fuertes de lo esperado.

El Gobierno de Colombia entonces espera que el déficit alcance el 8,6 % del PIB en 2021, en comparación con las expectativas anteriores de 7,6 % en noviembre y 5,1 % en el Marco Fiscal de junio pasado.

“Si bien la estimación oficial incorpora una expectativa de aumento de los ingresos en línea con el repunte económico, así como medidas de austeridad centradas en el gasto administrativo, el déficit se ampliará impulsado por un mayor gasto relacionado con la pandemia (1,7% del PIB más de lo esperado en el Marco Fiscal), mayor gasto de capital (1,3% del PIB, del cual el 0,6% del PIB está relacionado con la implementación del plan de recuperación económica) y mayores pagos de intereses (0,2% del PIB)”, detalló el informe de Moody´s.

En su Plan Financiero, el Gobierno colombiano estima que la deuda del Gobierno General aumentó al 66,7 % del PIB en 2020 desde el 52,2 % del PIB del año anterior, y prevé que la proporción se mantenga estable en 2021.

Esto está en línea con el pronóstico de Moody´s, con una carga de deuda promedio del 66,2 % del PIB en 2020-21 y “por encima de la mediana calificada por Baa del 61,9 % en 2020”.

En términos de asequibilidad de la deuda, estima la calificadora que la carga de intereses de Colombia aumentó al 12,1 % de los ingresos en 2020 desde el 10,9 % en 2019, por encima de la mediana de Baa en 2020 de 7,5 %.

En concepto de Moody´s, “Colombia gestionó eficazmente las necesidades de financiación superiores a lo normal el año pasado”.

Los bonos soberanos emitidos en junio de 2020, una vez que las condiciones de financiación habían vuelto en general a los niveles previos a la pandemia y, más recientemente, mejoraron su perfil de vencimiento de deuda a largo plazo, dijo.

Mientras que las emisiones en los mercados nacionales (bonos TES a 30 años en septiembre de 2020) y externos (bonos a 40 años en enero de 2021) se hicieron a tarifas favorables, manifestó el informe de Moody´s.

Las autoridades de Colombia, resaltó la agencia, también retiraron de su Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que también conlleva costos de endeudamiento favorables, y fijaron las tasas de sus préstamos multilaterales para bloquear costos bajos.

Estas medidas permitieron al soberano contener el deterioro en sus métricas de asequibilidad de la deuda, añadió el documento de Moody´s.

Reforma tributaria
“La próxima reforma fiscal y otras medidas que el gobierno probablemente anunciará en los próximos meses serán clave para preparar el escenario para la consolidación fiscal. Esperamos que la atención se centre en aumentar los ingresos estructurales”, advirtió Moody´s.

Lea otras noticias sobre la reforma tributaria en Colombia en Valora Analitik.

Recordó que las autoridades han establecido un objetivo inicial del 1,5 % del PIB en ingresos adicionales a partir de 2022, por debajo del objetivo del 2 % del PIB anunciado en el Marco Fiscal de junio pasado.

Y trajo a colación que una comisión de expertos tributarios internacionales establecida en agosto pasado presentará un informe a mediados de marzo con recomendaciones centradas en las exenciones tributarias que ascendieron al 8,7 % del PIB en 2019 según la entidad nacional de estadísticas (Dane) – alrededor del 80 % de esas exenciones estaban relacionados con el impuesto al valor agregado (IVA).

“Esperamos que el componente tributario de la reforma dependa significativamente de la revisión de estas exenciones, aunque se considerarán otros impuestos, incluidos los impuestos sobre la renta personal y corporativa y los llamados impuestos verdes”, dijo la agencia sobre su expectativa de la reforma.

Regla fiscal
También espera que “las autoridades anuncien medidas destinadas a mejorar la eficiencia del gasto público para abordar la rigidez de la estructura del gasto del Gobierno Central y potencialmente revisar la Regla Fiscal”.

En el tema de mayor eficiencia del gasto, dijo que el Gobierno ha avanzado en la actualización del censo de hogares, conocido como Sisben IV, que permitiría a las autoridades focalizar mejor a los receptores de transferencias sociales (un componente importante del gasto total).

En términos de la Regla Fiscal, en su forma actual ha permitido que la política fiscal responda a los shocks económicos, pero no ha contribuido al objetivo de estabilizar los ratios de deuda pública, advirtió Moody´s.

“Debido a que la regla fiscal ha sido suspendida para 2020-21, esperamos que las autoridades la revisen para asegurar que ancle la sostenibilidad fiscal en los próximos años, ya que buscan brindar mayor credibilidad al proceso de consolidación fiscal”, concluyó.

El Comité de Regla Fiscal de Colombia se reunirá mañana con esos comentarios de las agencias y los analistas pidiendo modificaciones a su funcionamiento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias
- Publicidad -