Bogotá tendrá toque de queda nocturno en Semana Santa

La alcaldesa, Claudia López, anunció que Bogotá tendrá toque de queda nocturno durante la Semana Santa, esto con el fin de buscar una medida que evite el aumento en la curva de contagios por la Covid-19 en la capital del país. Para más información de política haga clic aquí.

De acuerdo con los anuncios de López, en la emisora Alerta Bogotá, el Distrito acatará las recomendaciones emitidas por el Gobierno Nacional hace dos días.

Así las cosas, el toque de queda en la ciudad será desde las 12 de la mañana hasta las cinco de la mañana. “Las medidas están concentradas en eso; ni reuniones familiares ni sociales. Tampoco aglomeraciones, procesiones, visitas a monumentos ni a Monserrate, durante Semana Santa”, manifestó la mandataria distrital.

Recomendado: Atención | Semana Santa con toque de queda nocturno en zonas de Colombia

Y añadió que “el señor presidente determinó que por nuestro nivel de ocupación UCI hay toque de queda entre las 12:00 de la media noche y las cinco de la mañana”.

Vale mencionar que se reafirmó que en Bogotá no habrá procesiones ni aglomeraciones de ningún tipo en los centros y templos religiosos de la ciudad.

La mandataria de la capital aseguró que esa medida de restricción de la movilidad no implica una modificación drástica pues la actividad económica está cerrando a la media noche.

El distrito entregó una serie de recomendaciones para los bogotanos, buscando que después de Semana Santa no aumenten los contagios de Covid-19. Estas son las medidas recomendadas por la Alcaldía:

  • Se invita a las personas a que no efectúen reuniones ni viajes con familiares y amigos que no hagan parte del núcleo familiar en el que viven.
  • No están permitidas las procesiones, ni las visitas a monumentos o el rito del lavado de los pies. En palabras de la alcaldesa, “no puede haber ningún tipo de aglomeración por motivos religiosos”.
  • Por consiguiente, estará cerrado el camino para subir a Monserrate.
  • La movilidad en Bogotá estará restringida desde la media noche hasta las 5 de la mañana, siguiendo las directrices que dio la presidencia para las ciudades, de acuerdo con su ocupación de UCI.

La alcaldesa Claudia López recordó que Bogotá está actualmente en alerta amarilla, lo que significa que se registra una baja transmisión y hay alta capacidad de respuesta del sistema hospitalario.

Esas alertas pasan de naranja a rojo, cuando es necesario, dependiendo de la ocupación de camas y el nivel de contagios.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias