Acuerdo GEB-Enel: Potencial de crecimiento, diversificación y más dividendos

Foto: Twenergy

La próxima Asamblea Extraordinaria de Accionistas del Grupo Energía Bogotá (GEB), convocada para el lunes 28 de junio, decidirá el futuro de un nuevo acuerdo con Enel, con base en lo informado en enero del presente año.

De esta manera, el GEB dijo que aseguraría su participación en una compañía “más robusta y con mayor potencial de crecimiento, con herramientas de gobierno corporativo que protegen el patrimonio de los accionistas y de los bogotanos”. El nombre de la empresa será Enel Colombia.

Además, que impulsará su incursión inmediata y definitiva en el negocio de energías renovables no convencionales (ERNC).

Otras noticias de minería y energía en Valora Analitik.

La empresa bogotana, que cotiza en la Bolsa de Valores de Colombia, señaló que este acuerdo implicaría un proceso de redefinición de la inversión que el GEB tiene en Emgesa y Codensa, que se someterá a la aprobación de la Asamblea General de Accionistas del GEB y de los órganos de gobierno corporativo de las sociedades involucradas.

Dicha aprobación daría lugar a la creación de una compañía, a través de la absorción, por parte de Emgesa, de Codensa, Enel Green Power y Essa Chile, incluyendo así activos de Enel en Colombia, Costa Rica, Panamá y Guatemala.

Esta empresa, explicó el GEB, se convertiría en pilar estratégico para el fortalecimiento de sus capacidades en materia de ciudades inteligentes, movilidad sostenible y transformación energética.

Después de varios años de negociaciones internas, este acuerdo llevaría al Grupo Energía Bogotá a tener una participación accionaria del 42,515 %, similar a la que se tiene hoy en Emgesa y Codensa en términos de acciones con derecho a voto, en una empresa más grande, de mayor valor, más verde y más estable, con un valor patrimonial adicional de aproximadamente $5,5 billones en activos de energías renovables.

“Este paso es el resultado de un riguroso y profundo proceso de evaluación de opciones y está enmarcado en el propósito de generar mayor valor para la compañía y sus accionistas, robustecer el capital público y avanzar decididamente en la consolidación del GEB como protagonista nacional e internacional en el cumplimiento de los acuerdos de París y los ODS a través de energías renovables y renovables no convencionales”, aseguró la compañía bogotana.

Dentro de los atributos ligados a la nueva empresa que surgiría se destaca además una mayor capacidad instalada, -con operación en cuatro países a través de proyectos eólicos, solares e hidroeléctricos-, “un mayor valor patrimonial, mayores dividendos anuales y una empresa más rentable y con mayores utilidades”.

Así mismo, la nueva empresa brindaría al GEB la capacidad para desarrollar proyectos de ciudad inteligente, a la vez que haría posible la transferencia de conocimiento y mecanismos de cooperación entre las empresas.

Este nuevo acuerdo permitiría, además, que se solucionen las diferencias del pasado y se proyecten los negocios a futuro, para consolidar una relación con vocación de largo plazo en donde ganan el GEB, sus socios y accionistas, Bogotá, sus ciudadanos y el país, a través de la materialización concreta del propósito superior de Grupo Energía Bogotá: Mejorar vidas con energía sostenible y competitiva.

Precisó el GEB que “esta transacción no afecta en ningún sentido ni tiene relación con la actual participación del Distrito como accionista mayoritario del GEB, que continúa siendo del 65,7 %”.

Valora Analitik había consultado hoy más temprano a analistas del mercado de renta variable quienes calificaron como positivo el acuerdo.

Como un valor agregado para sus lectores, Valora Analitik comparte el articulado completo del Acuerdo Marco de Inversión y el Otrosí a dicho Acuerdo Marco de Inversión.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias