Cuatro claves que elevarán su nivel de inglés en menos tiempo

Aunque el dominio del inglés está mejorando en el mundo, Colombia es uno de los países en América Latina que cada año aparece peor en el ranquin global del bilingüismo. 

Más de 1.000 millones de personas hablan el inglés como el primer o segundo idioma, mientras que cientos de millones más lo ven como su tercera o cuarta opción idiomática. El inglés se considera como una ventaja competitiva para un país y es una necesidad donde Colombia debe mejorar en este aspecto.

Según el informe nacional de competitividad 2020-21, el país mejoró en el índice global de competitividad 2020-2021 al alcanzar el puesto 57 entre 141 países, sin embargo, en educación, aunque ha hecho importantes avances en formación secundaria y media, no deja de preocupar que se encuentra con una cobertura 20 % por debajo del promedio de las economías Ocde, lo cual afecta la enseñanza en general, como también de los idiomas.

Además, en el Doing Business 2020, Colombia aparece en el puesto 67 con 70,1 puntos entre 190 países donde hay más facilidad de hacer negocios, clasificación que lidera Nueva Zelanda y superada por economías de la región como México, Chile y Puerto Rico. Aunque muchos factores inciden en estos informes, el inglés es el más clave por su transversalidad en mejorar todos los demás campos.

De acuerdo con el Índice de Proeficiencia de inglés (EPI, por sus iniciales en inglés), de la firma Education First, Colombia está en los últimos lugares de la medición, en el puesto 77 entre 100 países, según el estudio de 2020. Una persona en el país pierde mejores oportunidades de empleo por no saber inglés, pues un candidato que sabe otro idioma entra a ganar 30 % más que un trabajador que solo maneja su lengua nativa y aumenta sus probabilidades un 20 % al momento de ser entrevistado para una posición laboral.

Recomendado: ¿Cuándo inician las clases presenciales en los colegios de Colombia?

¿Cómo mejorar el nivel de inglés en Colombia?

Para Luis Rozo y Talen Maxine, fundadores de la academia americana Talent Institute Multilingual (T.I.M.), un centro de idiomas virtual que en 2020 recibió el mayor impulso debido a la pandemia, Colombia tiene todo el potencial de aprovechar el momento para potenciar el aprendizaje de otros idiomas, siendo el inglés el más importante por su relevancia para hacer negocios y para crecer profesionalmente,

“En Colombia hay cada vez más personas estudiando idiomas, sea por razones personales, económicas o de otro tipo. En nuestros más de 20 años de enseñanza de idiomas hemos entrevistado y preguntado a nuestros aprendices si les ha resultado desafiante realizar este aprendizaje y qué consejos pueden dar al respecto”, explica Talen Maxine.

Para Rozo, la clave está en aplicar su aprendizaje por medio de la gamificación. “Tenemos una estructura basada en nuestra experiencia basada en el super aprendizaje que hemos aplicado en los últimos 20 años de enseñanza en idiomas. La estructura la aplicamos en todos los idiomas. Cuando alguien compra productos para aprender en línea, la tasa de finalización llega a solo 30 %. Con gamificación esa tasa se duplica y la tenemos por arriba del 60 % con nosotros”, dice Rozo.

De acuerdo con los dos profesores y fundadores de T.I.M., además de unir esfuerzos en el país para mejorar el aprendizaje del inglés, las siguientes claves son importantes para aprender idiomas:

  1. Paciencia

Aprender un nuevo idioma es desafiante, ¡y los cerebros están hechos para el desafío! Así que debe ser paciente porque el proceso requiere de su dedicación diaria.

  • Humildad

La humildad es indispensable. Cuando usted no conoce el idioma, tiene que estar dispuesto a hablar como un niño y, en cierto sentido, a dejar que lo traten como si lo fuera. Si quiere progresar, el aprendiz ha de perder la vanidad y el sentido del ridículo. No hay que tomarse los fallos muy a pecho. El que tiene boca se equivoca, pero tiene que usar el nuevo idioma.

No se preocupe si otros se ríen con sus errores: ¡ríase con ellos! De hecho, probablemente llegue el día en que las cuente como anécdotas divertidas. Y no tenga reparos en preguntar, pues si les ve la lógica a las expresiones, le será más fácil memorizarlas.

  • Adaptabilidad

El aprendizaje de una lengua implica muchas veces la inmersión en una nueva cultura, por lo que conviene ser adaptable y abierto: le hará ver que hay más de una manera de percibir el mundo y de hacer las cosas, y no siempre son unas mejores que las otras, son solo diferentes. Búsquese amigos que hablen el idioma, y disfrute de su compañía. Les caerá bien si se interesa por ellos, su comida, su música y otros aspectos de su cultura.

Cuanto más tiempo dedique a estudiar el idioma, y sobre todo a practicarlo, mayor será su progreso. La adquisición de aptitudes lingüísticas es gradual: como la gallina, hay que ir grano a grano. Pasito a pasito se llega lejos. Lleve consigo listas de vocabulario a todas partes y repáselas siempre que tenga un momento. No es necesario realizar sesiones interminables. Recuerde: más vale muchos pocos que pocos muchos.

  • Practique donde y como sea posible

La gama de ayudas pedagógicas es muy amplia: libros, grabaciones, tarjetas, etc. Sin embargo, la opción predilecta son las clases bien organizadas. Sea cual sea el método que usted elija, tenga en cuenta que para alcanzar su objetivo no hay atajos: se precisa esfuerzo y constancia.

Con todo, hay maneras de facilitar la labor y hacerla más divertida: por ejemplo, incrementar la exposición al idioma y a su cultura.

Después de dominar como mínimo las reglas y el vocabulario del nivel básico, lo ideal es practicar con hablantes nativos, así se capta la esencia de la lengua, y, lo que es mejor, uno se ve obligado a pensar en ese idioma. También es conveniente familiarizarse con el idioma y su cultura con publicaciones, programas de radio y televisión. En definitiva, la práctica hace al maestro.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias