Nace Rappipay, compañía de financiamiento tras alianza Rappi-Davivienda

La Superintendencia Financiera de Colombia autorizó la constitución de una compañía de financiamiento, que será llamada Rappipay. Esta no estará dentro del conglomerado financiero Bolívar. Vea más noticias de Empresas.

Con una inversión de más de $28 mil millones, el principal accionista será Holding Rappipay S.A.S.

En diálogo con Valora Analitik, Matías Laks, gerente general de Rappi en Colombia indicó que “serán una compañía de financiamiento en la que podremos ejecutar la gran mayoría de las funciones de un banco”.

El foco que tendrá la compañía será netamente digital y se enfocarán en las tarjetas de crédito y préstamos a personas naturales, apoyando la reactivación económica del país.

Recomendado: Nuevo banco en Colombia surgirá con alianza entre Rappi y Davivienda

Pero, ¿qué es una compañía de financiamiento?

Según la Afic, (Asociación de Compañías de Financiamiento) la normatividad financiera las Compañías de Financiamiento – CF – son establecimientos de crédito que al igual que los bancos se encuentran vigilados por la Superintendencia Financiera de Colombia y sus captaciones se encuentran amparadas por el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras a través del seguro de depósito. El Estatuto Orgánico del Sistema Financiero las define como instituciones financieras que captan recursos mediante depósitos a término con el objeto de realizar operaciones de crédito que facilitan la comercialización de bienes y servicios y la realización de operaciones de arrendamiento financiero o leasing.

Legalmente hablando, las CF no se diferencian de los bancos ya que ambos son establecimientos de crédito, lo que las hace objeto de la totalidad de la regulación financiera expedida por el Congreso o el Gobierno Nacional. Esto implica que las CF cumplen con la totalidad de las normas prudenciales en cuanto a margen de solvencia, patrimonio técnico y administración de su operación crediticia bajo el esquema de riesgos establecido por la Superintendencia Financiera. En la parte activa (colocaciones) realizan todas las operaciones autorizadas a un establecimiento bancario e igualmente en la parte pasiva (captaciones) salvo la cuenta corriente que está reservada a los bancos. Para la constitución de una CF se exige un capital menor que el requerido para la constitución de un establecimiento bancario. Actualmente, una CF es el único intermediario que puede realizar operaciones de leasing en forma directa, salvo el leasing habitacional que se les autorizó realizar a los bancos hace unos años.

Operativamente, las CF se han caracterizado por tener una estructura liviana y ágil que posibilita una administración también ágil y eficiente, de modo que hay una gran flexibilidad para adaptarse a las condiciones del mercado y atender con prontitud los requerimientos de los clientes.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias