Derechos de giros especiales del FMI a Colombia irán para liquidez; BanRep vendió reservas al Gobierno

La Junta Directiva del Banco de la República y el Ministerio de Hacienda dieron a conocer que los derechos de giros especiales (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Colombia, por US$2.790 millones, serán utilizados para reforzar la liquidez del Gobierno Nacional.

Esta liquidez será vital toda vez que se van a usar los recursos para atender parte de las necesidades más importantes de cara al próximo año y para pago de amortizaciones. Dicha liquidez va a atender los efectos de la pandemia y la reactivación económica, declaró el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo. Vea más de macroeconomía acá

Un punto importante para aclarar es que esta operación, al final, no constituyó una transferencia de los recursos, ni tampoco un mecanismo de préstamo.

Es decir, el Banco de la República vendió reservas al Gobierno Nacional por un monto en dólares equivalente a la asignación de derechos especiales de giro (US$2.790 millones). A forma de pago, el Banco de la República recibió Títulos de Tesorería TES Clase B del portafolio administrado por la Dirección General de Crédito Público y Tesoro Nacional del Ministerio de Hacienda. “Estos títulos son líquidos, se negocian activamente en el mercado secundario y son de cotización obligatoria por parte de los creadores de mercado, características que le permiten al Banco utilizarlos fácilmente en sus operaciones monetarias”.

Aclaró el Banco de la República que, al efectuarse el pago de las reservas con títulos del portafolio de la Dirección General de Crédito Público y Tesoro Nacional del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el monto total de la deuda pública se mantiene inalterado.

“Por lo cual la venta de reservas no constituye una operación de financiación sino una operación que facilita el acceso del Gobierno a recursos líquidos que puede requerir hoy o en el futuro. Las reservas internacionales del país se mantienen en los niveles adecuados previos a la asignación de DEG, los cuales son complementados por la Línea de Crédito Flexible del FMI. Tampoco hay un cambio en la base monetaria.

Afirmó el gerente del emisor, Leonardo Villar, que con esta operación el Gobierno obtuvo liquidez inmediata en dólares y mejoró el perfil de su deuda interna, “ya que parte de los títulos entregados al Banco provienen de canjes internos, previamente realizados por el Gobierno Nacional, cuyo vencimiento inicial era el año 2022 y fueron sustituidos por vencimientos de largo plazo”.

La decisión también se toma en cuenta porque antes de la asignación, el país contaba con liquidez internacional suficiente, representada por un nivel adecuado de reservas internacionales (US$58.900 de millones) y la Línea de Crédito Flexible del FMI (US$12.2000 de millones aproximadamente). 

Restrepo aseguró que los recursos que van llegando por cuenta de la operación se van a ir monetizando paulatinamente, siendo responsables con el mercado y advirtiendo cuáles son las principales necesidades de liquidez para Colombia de cara al próximo año.

Recomendado: Gobierno de Colombia propuso usar giro del FMI para aliviar necesidades fiscales

“La Junta Directiva del Banco de la República y el Ministerio de Hacienda reiteran que esta operación es posible gracias a la asignación de DEG por el FMI a Colombia, a la suficiencia de la liquidez internacional del país y a que la transacción no implica un incremento del déficit público ni su financiamiento y, por ende, tampoco genera un aumento de la deuda pública”, concluyó Villar.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias