¿Por qué el gobierno colombiano necesita el dinero que ya giró el FMI?

En un nuevo análisis de coyuntura, el Equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia se refirió a lo que podría pasar con los derechos especiales de giro del Fondo Monetario Internacional (FMI), por US$2.780 millones, para Colombia.

Justamente la Junta Directiva del Banco de la República debate sobre lo que se espera sea el destino final de esos recursos, en cuyo caso el Gobierno Nacional ya ha dicho que serían provechosos para atender necesidades fiscales.

Explica el análisis que el frente fiscal es una de las mayores fuentes de vulnerabilidad macroeconómica de corto y mediano plazo en el país. Vea más de macroeconomía

“Ahora bien, esta destinación también podría tener algunas implicaciones sobre el mercado cambiario, asociadas a las potenciales monetizaciones que lleve a cabo el Gobierno en adelante. Al respecto, hay que recordar que en junio pasado el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) reveló que las fuentes de recursos en dólares ascenderían este año a US$10.110 millones”, recuerda el análisis.

Este monto, puntualiza el informe, sumado a la disponibilidad de caja inicial para este periodo (estimados en cercana a los US$4.080 millones), se usaría para cubrir, por un lado, las amortizaciones de interés externas, y, por otro, el mayor déficit fiscal previsto para este año (8,6 % del PIB).

“Del remanente de recursos ya mencionados, de acuerdo con la información revelada por el Ministerio de Hacienda, alrededor de US$4.850 millones ya se habrían monetizado en el mercado secundario, y cerca de US$1.350 millones se mantendrían como disponibilidad de caja final para hacer frente a las obligaciones estimadas para la vigencia 2022”, complementa el documento.

Fuentes y usos de recursos en dólares

Recomendado: Así se usará nuevo giro del FMI en principales economías de Latinoamérica

Quedan pues US$2.430 millones a manera de sobrante, recurso que, sumados a los recursos del negocio ISA-Ecopetrol, “permitirían que las monetizaciones de recursos por parte de la Dirección del Tesoro Nacional (DTN) en los siguientes meses puedan presentar una dinámica favorable (alrededor de US$6.000 millones) y que, dada la mayor oferta de dólares en el mercado, contribuyan a que el peso colombiano gane terreno frente a la divisa estadounidense”.

De otro lado, el análisis precisa que las reservas internacionales del país, con corte a julio de 2021, sumaban US$58.310 millones (sin considerar los recursos disponibles de la Línea de Crédito Flexible, también del FMI).

Por esto último es que el análisis llama la atención en que la estrategia de financiamiento en el marco del Plan Financiero de este 2021 “luciría relativamente despejada”.

Es decir que los recursos, en caso de ser transferidos de parte del Banco de la República, permitirían al Gobierno evaluar “diferentes opciones para hacer uso de los recursos provenientes de los derechos especiales de giro de cara al año fiscal 2022”.

Lo anterior mientras el país se enfrenta a un contexto esperado de un cambio en la política monetaria de los principales países desarrollados y el inicio del periodo electoral.

César Arias, director de Crédito Público de Colombia, ya había mencionado en entrevista con Valora Analitik que, de recibir los recursos, el Gobierno seguiría mandando un mensaje de estabilidad de sus finanzas.

Lo anterior toda vez que, para el Gobierno Nacional, 2022 puede seguir siendo un tercer año de pandemia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias