Hidroituango, desde adentro

Hace alrededor de 60 años se empezó a hablar de la construcción de una presa en la zona de influencia del municipio de Ituango en el departamento de Antioquia en Colombia.

Hoy, por primera vez en la historia, un medio de comunicación emitió video en vivo desde el interior del proyecto Hidroituango para evidenciar sus dimensiones y sus retos constructivos. Más de minería y energía aquí.

Valora Analitik entrevistó a William Giraldo, vicepresidente de proyectos de generación de EPM (empresa encargada de Hidroituango), con quien recorrió en tiempo real y desde 200 metros bajo tierra el avance de las obras.

El proyecto ha tenido una línea de desarrollo que llevó a las autoridades a concretar su planeación e iniciar su ejecución para convertirse en la iniciativa de generación de energía hidroeléctrica más importante del país.

Se prevé que cuando entre en operación, Hidroituango generará casi el 20 % de la energía que va a demandar Colombia en los próximos años.

Vista aérea de Hidroituango

Pero un proyecto de la magnitud de Hidroituango no podía estar exento de retos y adversidades.

En mayo de 2018, el derrumbe de una parte de la montaña en donde está la casa de máquinas provocó el taponamiento de uno de los túneles de paso del agua.

Esa situación provocó el represamiento del agua del río Cauca y, por consiguiente, una contingencia inesperada: fue necesario inundar la casa de máquinas y dejar correr el agua estancada para evitar mayores afectaciones.

Dicha situación generó varios efectos:

Primero, el aumento del caudal río abajo del proyecto que destruyó infraestructura en varios municipios;

Segundo, la destrucción total en la construcción de la casa de máquinas y todos sus equipos avaluados en varios millones de dólares;

Tercero, la realización de obras no presupuestadas para contener un posible derrumbe adicional que pusiera en riesgo la totalidad del proyecto;

Cuarto, el aumento del costo total de Hidroituango por la necesidad de las nuevas obras, la atención de las comunidades afectadas por las inundaciones y la compra de nuevos equipos. Ese costo hoy está calculado en $18 billones y la Contraloría investiga presunto detrimento fiscal;

Quinto, el retraso del cronograma de entrada en operación de los generadores de energía.


Relacionado: EPM recibió US$100 millones y completa US$350 millones de aseguradora Mapfre por Hidroituango

Interior del proyecto Hidroituango


A pesar de todas las problemáticas de Hidroituango, Giraldo ratificó en #ValoraLive que el nuevo cronograma se cumplirá para que la primera unidad de generación de energía entre en operación antes de noviembre de 2022.

Con respecto al proyecto, Sandra Fonseca, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Grandes Consumidores de Energía Industriales y Comerciales (Asoenergía) dijo que la entidad “apoya la seguridad energética, atributo esencial de la expansión, por lo cual considera que la entrada, tanto de la Fase 1 como de la fase dos de Hidroituango es fundamental para el sector, el país y la demanda”.

Por lo tanto, consideró que EPM debe agotar todos los recursos necesarios para cumplirle al país, y aportar el cumplimiento de las Obligaciones de Energía Firme, energía que es indispensable para lograr el portafolio que requiere el crecimiento y recuperación del país. 

Y añadió: “Mas allá de discusiones legales o de control, y más allá de los deberes regulatorios de la CREG y de la ANLA, un proyecto que ya desarrolló su infraestructura civil, debe completar su infraestructura eléctrica y aportar de manera integral a la expansión de energía firme que el país necesita”.

La entrevista completa, que deja ver por primera vez la magnitud del proyecto en Antioquia desde sus entrañas, se puede reproducir también aquí.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias