¿Qué es una compra de cartera y cuándo debo usarla?

Foto: La Opinión

Una de las opciones que ofrece el sistema financiero de Colombia para aliviar un poco la carga crediticia de los usuarios tiene que ver con la compra de cartera.

La compra de cartera es, básicamente, la oportunidad que le brinda una entidad financiera a un usuario, con varias deudas, de unificar su portafolio en un solo lugar y con una sola tasa de interés.

Es decir: si una persona tiene una deuda con una tarjeta de crédito en un banco y un préstamo por estudio o por algún consumo (compra de vivienda o carro) en otro banco, un tercer banco puede ofrecerle comprarle la deuda total y unificar el saldo en un solo crédito.

El tercer banco entonces pagará a las otras dos entidades financieras lo que se adeuda y unificará su saldo ofreciéndole, recurrentemente, una tasa de interés más baja. Vea más de finanzas personales

Asobancaria, a través del portal Saber Más Ser Más, da cuenta de que la reducción en la tasa de interés no debe ser el único factor a tener en cuenta para aceptar una compra de cartera.

Es muy importante tener presente tres variables: la primera de estas es establecer el plazo al que la deuda será diferida.

“Si reduce el plazo no se reducirán los pagos mensuales, pero sí acabará pagando sus deudas más rápido. Si puede hacerlo, eso le beneficiará mucho, pues lo mejor es no tener deudas financieras para no pagar costos de interés”, recuerda Asobancaria.

La segunda variable se centra en que el usuario revise, detalladamente, los posibles cargos adicionales, como costos por estudio de crédito o el pago de los seguros asociados a la deuda.

Y, finalmente, hay que tener muy presente “los términos del contrato que se está firmando. Asegúrese de entender todos los aspectos de la oferta”.

Así mismo, es importante tener en cuenta que los bancos en Colombia exigen algunas pautas para llevar a cabo la compra de cartera, como lo es un monto mínimo a financiar, que puede ir desde $1 millón.

Hay además rangos de edad, que pueden variar desde los 25 hasta los 70 o 74 años, de los usuarios interesados. También se deben certificar ingresos mensuales que estén arriba de dos salarios mínimos.

Recomendado: Comité Sistema Financiero: Colombia mantiene estabilidad para aumentar financiamiento

Lo otro es que estas compras de cartera también pueden llegar con créditos deducibles con un mínimo de meses, que pueden variar entre los 12 y 14 meses, dependiendo de la institución financiera.

Y, por último, tener en cuenta que algunas entidades financieras exigen el pago del seguro de deudores que, muy seguramente, también ofrece el mismo banco.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias