Tras seis meses sin alzas suben precios de combustibles en Colombia

El Ministerio de Minas y Energía de Colombia, informó que a partir del 11 de septiembre los precios de los combustibles cambiarían así:

El precio promedio de la gasolina, considerando las 13 ciudades principales, tendrá un valor de $8.672 por galón, mientras que el precio promedio del diésel será de $8.538 por galón. Vea más noticias de Petróleo.

El precio promedio de la gasolina tendrá un ajuste al alza de $146 por galón, y en el precio del diésel será del orden de $150 por galón. Esto se debe, principalmente, al precio del crudo en los mercados internacionales, a la volatilidad de los precios de los refinados en el mercado de referencia de la Costa del Golfo de los Estados Unidos, al nivel de la Tasa de Cambio (TRM) y al nivel de los precios de la materia prima de los biocombustibles y sus productos finales.

Recomendado: Producción de petróleo en Colombia aumentó 1,1 % en agosto; la de gas cayó 10 %

La estabilidad en los precios que se habían tenido durante los últimos 6 meses fue posible gracias al funcionamiento del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), el cual mitiga en el mercado interno el impacto de las altas fluctuaciones de los precios de la gasolina corriente y de diésel en los mercados internacionales.

Si este mecanismo no existiera, los consumidores de gasolina motor corriente y de diésel actualmente podrían llegar a pagar al menos unos $2.900 más por cada galón de gasolina y unos $3.300 más por cada galón de diésel.

Es importante resaltar que para atender la demanda nacional de combustibles de los últimos meses y debido a la volatilidad en los precios de refinados en la Costa del Golfo de los Estados Unidos, el FEPC ha debido estabilizar los precios del mercado nacional en un monto equivalente a $850.000 millones por cada mes. Esta estabilización es asumida por la Nación.

Destacado: Precios al productor en EE.UU. se aceleraron en agosto, indicador sobre demanda final llega a su máximo

El combustible que actualmente se comercializa en Colombia tiene un precio de venta al consumidor final que resulta incluso más bajo que el precio promedio de combustibles en el continente americano. Los precios de venta de la gasolina y el diésel en Colombia son más baratos que la mayoría de países de la región con la excepción de Ecuador y Bolivia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias