¿Cuánto ha perdido Mark Zuckerberg por la caída de Facebook, WhatsApp e Instagram?

Cinco horas completan caídos los servidores de Facebook, WhatsApp e Instagram, situación que le ha pasado una millonaria factura a la economía mundial, así como al dueño de estas firmas, Mark Zuckerberg.

De acuerdo con datos de Netblocks, observatorio de internet especializado en disrupciones de la web y situaciones como la que vive el mundo este lunes, la suspensión de estas plataformas ha generado un costo global de más de US$800 millones. Vea más en Empresas.

La herramienta de Netblocks tiene en cuenta factores demográficos y bases de datos de fuentes como el Banco Mundial y el Censo de Estados Unidos, así como información de las plataformas ITU y Eurostat.

Del total, la mayor parte de las pérdidas globales se centran en Estados Unidos, que registra cerca de US$200 millones en rojo.

Recomendado: Acciones de Facebook caen más de 5%, tras problema mundial en sus aplicaciones

En Colombia, por su parte, las cifras son menores, pero nada despreciables. Según el portal, el coletazo de este daño en el país supera los US$3 millones, es decir, cerca de $12.000 millones.

La situación no es fácil y mantiene incomunicados a millones de personas en todo el mundo. Además, le ha pasado una dura factura a la compañía matriz Facebook y a su creador.

Según datos de Bloomberg, Zuckerberg ha perdido este lunes cerca de US$8 millones de su riqueza, no solo por la caída de los servicios de las aplicaciones, sino por los detalles entregados por una exdirectiva de Facebook acerca de políticas internas de la compañía.

Lea también: Reportan caídas en Facebook, WhatsApp e Instagram

A esta hora, las acciones de la empresa siguen presentando una profunda caída cercana al 5%, lo que suma al 15% perdido durante todo septiembre.

Él ha perdido alrededor de US$19.000 millones de su riqueza desde el 13 de septiembre pasado, cuando su riqueza total ascendía a unos US$140.000 millones, de acuerdo con el índice de multimillonarios”, señaló la agencia.

A partir de ese día se comenzaron a filtrar documentos internos de Facebook, en los que se revela que los directivos conocían de las afectaciones de las redes sociales en jóvenes y niños.

Pero también de que había cierta permisividad dentro de la firma para que algunos usuarios publicaran contenidos políticos de odio y polarización sin consecuencias.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias