En Bogotá se instalará un nuevo peaje: ¿dónde, cuándo y qué valor tendrá?

En contraste con la ALO Sur, que ya fue adjudicada, la norte no se licitará.

La construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) -esperada por décadas en Bogotá- será una realidad a partir del 2022, cuando inicie la ejecución del proyecto ganado por la Estructura Plural ALO Sur.

Así quedó establecido esta semana, cuando la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) le adjudicó el contrato por $1,1 billones a dicho consorcio, integrado por las firmas Concay, Coherpa, Pavimentos Colombia y Mario Alberto Huertas.

Las empresas estarán encargadas de intervenir 23,5 km, de los cuales 9,5 km será una vía de doble calzada; 9,5 km más de construcción de una segunda calzada y otros 4,5 km de mejoramiento de un tramo.

Esto permitirá pasar la infraestructura existente de tres a cuatro carriles, de tal modo que el ingreso y salida de Bogotá por el suroccidente sea más fácil y rápido. Lea más en Noticias de Infraestructura.

Así mismo, se incluyó la construcción de dos puentes vehiculares sobre el río Bogotá, que se suma a los existentes en los sectores del Muña y en el límite de la capital.

La iniciativa incluye también la construcción de dos intersecciones a desnivel: una en la conexión de la ALO con la calle 13 (en la localidad de Fontibón) y otra en la Avenida Indumil (Soacha).

Este es el trazado de la ALO Sur. Fuente: ANI

Peaje de Chusacá

Al ser una asociación público – privada (APP) de iniciativa privada, los dineros para pagar las obras saldrán única y exclusivamente del recaudo de los peajes y no de recursos del erario.

De hecho, este fue uno de los puntos más complejos de resolver a la hora de diseñar y estructurar el proyecto. Sus inversiones no son menores: $700.000 millones en construcción y otros cerca de $500.000 millones en operación y mantenimiento.

Recomendado: Se definió puja entre Mario Huertas y Grupo Aval por ALO Sur en Bogotá

En su momento, resolver de dónde saldrían los dineros se convirtió en un palo en la rueda para sacar adelante la ALO Sur.

Pero esto dejó de ser un problema cuando el Distrito de Bogotá y el Gobierno Nacional alcanzaron un acuerdo, para tomar parte del recaudo del ya instalado peaje de Chusacá.

Por medio de un convenio se dispuso que el 25% del recaudo de dicha caseta -ubicada en cercanías el Embalse del Muña- se utilizaría para pagar la nueva vía por el occidente de Bogotá.

Lea también: Fotos | Norte Fase II y ALO Sur, los proyectos para descongestionar Bogotá

Cifras de la ANI indican que, cada año, los colombianos pagan entre $120.000 millones y $130.000 millones por este peaje. Es decir, en promedio, unos $30.000 millones se destinarían para la ALO Sur.

Nueva caseta

Pero no será el único. Según el apéndice técnico del contrato de concesión, se prevé la explotación de una estación de peaje nueva, que estará ubicada en la localidad de Bosa, en los límites de Bogotá y Cundinamarca.

Esta se denominará ALO Sur y se cobrará en ambos sentidos. Eso sí, según el contrato el recaudo solo podrá realizarse una vez entren en operación los tramos 1, 2 y 3 del proyecto.

Le puede interesar: Piden intervención de Contraloría de Bogotá para revivir la ALO Norte

Respectivamente, estos son:

  • Intersección Canoas – Río Bogotá
  • Río Bogotá – Avenida América
  • Avenida Américas – Calle 13

Una vez estas unidades funcionales estén culminadas, la Estructura Plural ALO Sur podrá cobrar las tarifas definidas en el contrato, que comenzarán en $7.600 para la categoría I (automóviles, camperos y camionetas) y $8.100 para la II (buses, busetas y camiones).

Vale señalar que estas cifras no incluyen el valor del Fondo de Seguridad Vial, lo que quiere decir que la cifra final será unos pesos superior y se definirá cuando la caseta se ponga en funcionamiento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias