Tercera OPA de Gilinski por Sura y Nutresa: lo que viene con nuevas ofertas

La insistencia del empresario Jaime Gilinski por adquirir mayores participaciones en los grupos Sura y Nutresa aumenta y, ahora, con el lanzamiento de una tercera oferta pública de adquisición (OPA) por ambas empresas queda descubierto lo que, en su momento, se negó que fuera una ‘toma hostil’.

Con esta nueva oferta se evidencia que las compañías sí tenían un valor superior al que Gilinski planteó con la primera y segunda propuesta y se elevan a precios no vistos en el mercado local, causando cierta desazón a quienes ya vendieron sus acciones.  

Ante cada ofrecimiento, las juntas de Grupo Argos, Grupo Nutresa, Grupo Sura y Cementos Argos han reiterado la inconveniencia del negocio pues los precios ofrecidos son inferiores al valor real de las compañías.

Ejemplo de ello ha sido Cementos Argos que explicó en su momento que “a pesar de que el nuevo precio ofrecido es superior al valor de la acción (…) antes de la primera OPA y mayor al ofrecido en la primera oferta, el precio sigue siendo materialmente inferior al valor fundamental de la compañía, estando incluso por debajo de su valor en libros”.

Recomendado: Gilinski lanza tercera OPA por acciones de Grupo Sura y Grupo Nutresa

Por su parte, la Junta de Grupo Argos afirmó que continuará acompañando a Grupo Sura y a Grupo Nutresa para concretar las iniciativas anunciadas por estas compañías tendientes a maximizar el valor para todos los accionistas, entre las que se destacan la vinculación de socios estratégicos.

Nutresa: la ‘joya’ que busca controlar Gilinski  

El Grupo Gilinski, a través de su sociedad Nugil, ya reúne cerca del 30,8 % en Nutresa y es el segundo mayor accionista tras Sura, lo que le garantiza puesto en su junta directiva, pero que parece no ser motivo suficiente hasta adquirir un control mayoritario, particularmente evidente en la compañía de alimentos, como han dejado ver sus ofertas, pues desde un primer momento ha buscado el control de la empresa.

Se refleja el interés ‘hostil’ de Gilinski, al ya haber seducido a muchos de los accionistas minoritarios que vendieron sus participaciones a precios inferiores, en que la tercera OPA por Nutresa representa un aumento cercano al 60 % respecto a la primera oferta y 20 % si se compara con la segunda.

De acuerdo con los boletines de la Bolsa de Valores de Colombia, la tercera OPA por acciones de Grupo Nutresa buscará adquirir una cantidad mínima equivalente al 9,6% y una máxima de 12% a un precio de US$12,58 por acción, poco más de $49.000.

Para Yovanny Conde, cofundador de Finxard, el control que busca Gilinski recae en que las empresas que conforman el Grupo Empresarial Antioqueño “están en el lugar y momento preciso para ser compradas porque están en las valoraciones más bajas de su historia. Con Nutresa, él ya está incluso comprando ingresos y valoraciones futuras”.

Además, explica Conde, con unas OPA en el mercado, uno de los temas más importantes es que se bloquea a la alta gerencia “para que no puedan tener mayor maniobra. No creo que Gilinski entre a un acuerdo con el GEA o las familias que tienen participaciones medias, además hay que tener en cuenta la reciente reforma a estatutos para las conformaciones de junta y al haber hostilidad no habrá sinergias entre uno y otro. Para controlar Gilinski necesita esas mayorías que busca. Obviamente las empresas del GEA tienen mucho potencial a futuro y por eso está apostando demasiado fuerte”.

De hecho, la tercera OPA por Nutresa está valorándola en 16,5 veces su ebitda, un muy buen margen para los analistas del mercado.

Por su parte, Sebastián Toro, fundador de Arena Alfa, explica que el objetivo con Nutresa es el control mismo de la compañía y “si uno mira esta tercera OPA por la cantidad de acciones es como una oferta directa a Grupo Argos porque es el monto que ellos quieren”.

De este modo, “se puede tomar como una presión pues a medida que sube el precio se pone más difícil a Grupo Argos justificar que no las venda, pero en mi opinión, Grupo Argos ni siquiera está obligado a vender, a pesar que es un precio bueno, no es uno para dar control”, afirmó.

En tanto, Nelson Plata, especialista en Gerencia Financiera del Politécnico Grancolombiano, coincidió en que la tercera OPA en Nutresa busca lograr el control de la empresa, “ya que actualmente tiene el 31,5% de Sura y el 30,8% de Nutresa, por lo tanto, si consigue el 12% que busca, alcanza el objetivo de controlar Sura a través de Nutresa con el 44,5% de participación, sin la necesidad de que la familia Palacio le venda. También es importante la presión que está ejerciendo para que Grupo Argos venda su participación en Nutresa al precio lanzado en la tercera OPA”.

Lea también: Se plantean varios escenarios ante avance de nuevas OPA de Gilinski por Sura y Nutresa

OPA por Sura bloquea a la empresa para grandes movimientos

Con las dos ofertas previas, la sociedad JGDB Holding de Gilinski ya tiene aproximadamente el 31,5 % en Sura y, de hecho, ya es el mayor accionista del holding financiero, lo que también le garantiza puestos en su junta directiva.

Por Sura, el precio de la tercera OPA no aumentó respecto a la segunda, lo que muestra que el empresario caleño ya descuenta que pueda crecer notablemente su participación en el holding financiero y su foco se centra en adquirir a Nutresa como la ‘joya de la corona’.

La oferta puntual de Gilinski por la empresa indica que pagará US$9,88 por acción (en pesos colombianos $38.633), la misma cifra que presentó en la segunda OPA.

Toro de Arena Alfa explicó que, con Grupo Sura, al mismo precio, “ya Gilinski se dio cuenta que el mercado allí no está tan fuerte y la OPA al mismo precio lo que hace es bloquear a sus directivos y que no interfieran en la operación”.

En tanto, Plata destacó que la tercera OPA por Sura tiene un objetivo muy claro: “que Sura no se pueda mover para ser listada en la Bolsa de Nueva York. Al lanzar la OPA, deja inmovilizada a Sura para realizar este tipo de operaciones entonces la empresa tratará de defenderse a través de modificaciones en su Junta Directiva”.

De este modo y de acuerdo con los analistas, los valores lanzados en esta tercera OPA sí reflejan un precio alto respecto al objetivo promedio que reúnen varias comisionistas para estas empresas, pero especialmente para Nutresa, aunque tras ello, se oculta el control hegemónico que busca Gilinski, el cual parece no detenerse por ahora.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias