¿Qué es mejor, un carro eléctrico o un carro a gasolina? Vea las diferencias

Al comprar un vehículo en la actualidad, se debe evaluar diferentes factores con el fin de elegir el que más se ajuste a las necesidades. De ahí surge un interrogante: ¿es mejor un vehículo eléctrico o a gasolina?

Al momento de hacer el análisis, hay varios elementos que surgen para tomar la mejor decisión; un ejemplo es el impacto ambiental que hay en los dos modelos; también el costo de manutención, el funcionamiento, el estilo, entre otras. Vea más noticias de finanzas personales

Por eso, es importante tener en cuenta las ventajas y desventajas que tienen cada uno y escoger el que más se ajuste a las necesidades que se tienen.

Recarga eléctrica o tanqueada de gasolina

Por un lado, el carro eléctrico tiene dos maneras de recargarse: directamente en una toma de corriente en casa y el proceso puede tardar entre 8 y 10 horas para recargarse completamente. También existe la opción de recargar en los diferentes puntos que se han instalado a lo largo del país, aunque todavía no son muy comunes.

Le puede interesar: Mecánicos de vehículos podrán capacitarse gratis con plataforma en Colombia

Cabe aclarar que el recorrido que puede realizar un vehículo eléctrico con la carga completa es de alrededor 300 km, dependiendo del modelo.

De otro lado, la gasolina puede salir mucho más costosa de lo que sale una recarga eléctrica. Se estima que en promedio una persona puede pagar entre $60.000 y $100.000 mensualmente en la factura de luz; mientras que mensualmente en gasolina se puede gastar entre $250.000 y $300.000, dependiendo del modelo y el uso.

Sin embargo, la desventaja en la recarga eléctrica es que los puntos de recarga aún son limitados a comparación de las estaciones de gasolina en todo el país.

Mecanismo y modo de manejo

Una de las novedades que trae el vehículo eléctrico es que no vienen con caja de cambios ni clutch, así que su aceleración dependerá de la de la presión que ejerza sobre el pedal, logrando alcanzar velocidades altas más rápido.

En términos de potencia, el vehículo a gasolina lleva la ventaja ya que ese tipo de combustible le da más poder al motor y puede alcanzar velocidades más altas y con más duración.

De otro lado, los motores de un carro eléctrico al de uno de gasolina son diferentes, haciendo que el del vehículo eléctrico sea más liviano; por esa razón en caso de emergencia al frenar va a ser menos abrupto.

Además, el vehículo eléctrico genera menos ruido que el de gasolina, haciendo que los viajes sean más llevaderos y cómodos.

Variedad

En este punto, los vehículos de gasolina llevan la ventaja, ya que la oferta es mucho mayor a comparación de los carros eléctricos que tienen pocos modelos en el país.

Lea también: Mitos en Colombia sobre el servicio de postventa de vehículos

Otro punto importante es que, por su variedad, se pueden conseguir automóviles con diferentes precios y más económicos que se puedan ajustar a la condición económica que se encuentre el comprador.

Mantenimiento

Gracias a su funcionamiento, los vehículos eléctricos no requieren aceite ni gasolina, haciendo que sus revisiones y alineaciones sea más sencillas y económicas. De igual manera, estas revisiones no se pueden realizar en cualquier taller; para ello se debe llevar el vehículo a un lugar especializado en carros eléctricos.

Una desventaja es que los vehículos eléctricos, de requerir un repuesto, estos no son comunes, haciendo que, en caso de necesitar uno, debe hacerlo directamente con el concesionario en el que se compró y esto podría hacer q resultara aún más costoso.

Impacto ambiental

Este es uno de los puntos que favorece al carro eléctrico, ya que no tienen emisiones de combustibles en medio de su funcionamiento; esto aporta al tema ambiental al no contaminar el aire, más que todo en las grandes ciudades donde hay bastante tráfico.

Por ello, este tipo de vehículo ayuda a generar un impacto positivo al cambio climático y a reducir la contaminación que vive el planeta en la actualidad.

Lea más: Emprendedores crean la red de estaciones de carga gratuita para vehículos eléctricos más grande de Colombia

Sin embargo, hay que aclarar que el proceso de fabricación de estos autos no es 100 % amigable con el medio ambiente,ya que la creación de las baterías necesarias para su funcionamiento también tiene una emisión de gases tóxicos contaminantes.

Impuestos y revisiones de ley

Otra de las ventajas de tener un vehículo eléctrico es que las tarifas aplicables al impuesto no podrán superar el 1 % de su valor comercial.

También tiene descuentos en la revisión tecno mecánica y de emisiones contaminantes.

Además, un descuento en las primas del seguro obligatorio de accidentes de transito (SOAT) de un 10 %.

Sin mencionar que a nivel nacional estos vehículos podrán tener descuentos en el registro o impuestos, tarifas diferenciadas de parqueaderos o exenciones tributarias.

Por último, los vehículos eléctricos están exentos de restricción a la circulación impuesta por la autoridad de tránsito tales como el pico y placa y el día sin carro.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias