¿Alemania volvería al fracking por crisis del gas en Europa?

La crisis del gas natural en Europa viene desde mucho antes de que, en febrero de 2022, Rusia decidiera invadir a Ucrania y Occidente tomara medidas para castigar económicamente a este país por el inicio del conflicto bélico. Lea más de energía.

Pero aquellas medidas como: dejar de comprarle gas, carbón o petróleo a Rusia, han agudizado la crisis energética en el viejo continente. En Alemania, por ejemplo, los temores apuntan a que el país ruso cierre indefinidamente la ‘llave’ que suministra gas a la Nación alemana.

Según ABC Internacional, el Gobierno de Alemania se niega a dejar de comprar gas ruso porque, según éste, la decisión acarrea consecuencias complejas para este país y su bienestar económico y social. Logrando, incluso, afectar a otros países en Europa.

Sin embargo, tal y como lo relata el medio, el ejecutivo alemán conoce los latentes riesgos que conlleva depender solo de Rusia para abastecerse energéticamente. Pues conocen de antemano que, en el momento en que el gobierno de Putin decida cancelar el suministro, el país estaría entando a un nuevo nivel de crisis.

Esto contando con que Rusia busque generar presión ante las sanciones que la Unión Europea ha tomado en su contra.

Recomendado: UE cierra parcialmente fronteras a Rusia, también disminuyen envíos de gas

Es por eso que Alemania ha desempolvado un protocolo para enfrentar esa potencial eventualidad que, según ABC Internacional, ayudaría a mantener abiertos hospitales, fabricantes de fármacos y material sanitario.

¿Alemania vuelve al fracking?

Hay que recordar que la ley contra el fracking data de 2017 y el presidente regional de Baviera, Markus Söder, se muestra a favor de “volver a examinarla con mente abierta y en unas circunstancias diferentes a las de la fecha de su aprobación”.

De acuerdo con ABC Internacional, en Alemania se podrían levantar las prohibiciones, al menos temporalmente para obtener fuentes alternativas de gas con rapidez. “De hecho, como representantes del pueblo, tenemos el deber constitucional de examinar imparcialmente todas las opciones a nuestro alcance, en un momento de crisis como esta, tan extraordinaria”, defendió Söder.

Y es que se prevé que, si Rusia cierra la llave del gas a Europa, el sector industrial sería el primero en sufrir los efectos, con la pérdida consiguiente de millones de puestos de trabajo.

Es por eso que el presidente regional de Baviera ha solicitado al Gobierno alemán una nueva evaluación del uso de la tecnología de fracking para la producción de gas natural licuado (GLN).

Recomendado: Nuevo acuerdo entre EE.UU. y Europa para reducir dependencia del gas ruso

Mientras el Gobierno alemán llega a rápidos acuerdos con países de la región del Golfo para encontrar alternativas al gas ruso, Söder sospecha que Alemania corre el riesgo de volver a caer en amistades peligrosas y recomienda atacar la oferta revisando esa ley, reveló ABC Internacional.

Además, este empresario es partidario de paralizar la eliminación definitiva de las centrales nucleares alemanas, programada para finales de este año y que en su opinión debería retrasarse.

“Deberíamos mantener cinco plantas nucleares en funcionamiento durante cinco años más, para tener tiempo suficiente de poder solucionar la dependencia energética Rusia y al mismo tiempo cumplir con los ambiciosos objetivos de reducción de emisiones”, precisó el líder de Baviera.

Vale mencionar que, hasta el momento, Alemania indicó que intervendrá si los operadores de almacenamiento de gas no llenan las instalaciones al 90 % de su capacidad antes del primero de noviembre de este año, según las nuevas reglas, aprobadas por el parlamento y que entrarán en vigor el primero de mayo de 2022.

Recomendado: Rusia exige que pago por suministro de gas a Europa se haga solo en rublos

Según el medio, actualmente los depósitos están en 26 % de su capacidad y las adiciones diarias actuales, de 0,3 a 0,5 puntos porcentuales, significan que podría alcanzarse la capacidad requerida a finales de octubre, de acuerdo con los cálculos del ministro de Economía y Clima, el verde Robert Habeck.

(Con información de ABC Internacional)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias