Justo & Bueno, a responder por presuntos impagos en medio de reorganización

Foto: Justo & Bueno

En una audiencia que se realizará este jueves, 28 de abril, Justo & Bueno deberá responder ante presuntos incumplimientos en pagos posteriores al ingreso a reorganización en Colombia.

Así lo dijo la Superintendencia de Sociedades, que dijo que se escucharán las explicaciones por parte del deudor sobre su viabilidad. Lea más en Noticias Empresariales.

Además, se tratarán algunas denuncias presentadas por los acreedores de Justo & Bueno, entre las que se incluyen los presuntos impagos.

De acuerdo con la SuperSociedades, esta situación se estaría presentando desde la fecha de admisión de la firma al proceso de reorganización en enero de 2022.

Desde entonces, “la empresa ha debido atender de manera corriente todos los pasivos post-reorganización, sin embargo, de acuerdo con la información que obra dentro del expediente, se ha evidenciado (…) una situación de incumplimiento de estas obligaciones”, dijo la entidad.

Destacado: Justo & Bueno responde por embargo de cuentas en medio de reorganización

Y explicó que estos hechos deberán ser valorados por el juez del caso como director del proceso concursal.

Actualmente, Justo & Bueno avanza en su proceso de reorganización, con el cual, junto a los acreedores, busca logar un acuerdo en el que se definan nuevas condiciones de pago de los créditos.

Cifras de la compañía señalan que, en enero, las deudas de la cadena de mercadería en Colombia ascendían a $1,5 billones, agravadas por la pandemia y los confinamientos decretos en su momento para contenerla.

Fondo chino, el salvavidas

A pesar de esta situación, Justo & Bueno tiene una carta salvadora para mostrarle al juez y a los acreedores en este proceso.

Se trata de la confirmación de que el fondo chino, Joining Futures Capital International Limited (JFC), es el nuevo dueño de la cadena de supermercados de bajo costo.

Así se reveló la semana pasada cuando Justo & Bueno reconoció que todas las acreencias a trabajadores y arrendadores serán canceladas en pocas semanas.

Dichos pagos se harán directamente o a través de una fiducia de administración y pagos que se está constituyendo con un banco local en Colombia.

Eso sí, la empresa colombiana indicó que seguirá operando como lo ha hecho hasta el momento, manteniendo al equipo directivo que ha estado al frente desde el inicio de operaciones.

Y fue enfática en decir que JFC asumirá todas las acreencias desde la admisión de la empresa en la reorganización en enero hasta el 30 de abril, así como los demás compromisos a futuro.

Se espera que los pagos queden completados en su totalidad antes del 10 de mayo de 2022”, dijo Justo & Bueno.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias