EE. UU.: ronda fantasma de recesión entre empresarios y Wall Street cae

Foto: Freepick

En abril el Índice de Optimismo de Pequeñas Empresas de la Federación Nacional de Empresas Independientes (NFIB, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos se mantuvo estable, al ubicarse en 93,2, luego de tres caídas mensuales consecutivas.

La asociación de propietarios de pequeñas empresas en Estados Unidos explicó que, en abril, “cinco de los 10 componentes del índice descendieron desde los niveles de marzo, dos aumentaron y tres se mantuvieron estables”. Lea más en noticias económicas internacionales.

De acuerdo con la NFIB, la perspectiva de las condiciones comerciales en los próximos seis meses “se deterioró a otro mínimo histórico de -50% de los encuestados que esperaban que la economía mejorara frente al -14% doce meses antes”.

En lo que respecta a las ventas reales esperadas, los encuestados mejoraron levemente sus expectativas a un -12% neto, donde si bien hubo una mejora, se trató de la lectura más baja desde mayo de 2020.

Entre tanto, los planes para expandir el negocio “cayeron por cuarto mes consecutivo a un 4% neto en abril, su lectura más baja desde mayo de 2020”.

La empleabilidad fue otra rama que se mantuvo débil en abril. Solo un 20% de los encuestados planeó aumentar la cantidad de puestos de trabajo, cifra que estuvo por debajo del 32% observado en agosto de 2021. “El porcentaje de empresas con pocos o ningún solicitante de empleo calificado para puestos vacantes se mantuvo estable en 55%, por debajo del 62% de septiembre pasado”, anotó.

La NFIB subrayó que las presiones inflacionarias se mantuvieron fuertes en abril, debido a que el 70% de los encuestados aumentó los precios de venta promedio, cerca del doble del 36% en el mismo periodo del año anterior. En tanto, el porcentaje de planificación para aumentar los precios aumentó a 46% en abril desde el 50% registrado en marzo, pero se mantuvo por encima del 36% doce meses antes.

Recomendado: FED de EE. UU. aumentó en 50 puntos básicos tasa de interés; reduce tenencias del Tesoro

“La inflación salarial también se mantuvo fuerte, ya que un 46% neto de los encuestados aumentó la compensación durante los últimos tres meses, ligeramente por debajo del pico de enero del 50% pero superior al 14% en la primavera de 2020. Un 27% reducido de las empresas planearon aumentar el salario de los trabajadores compensación versus 32% en diciembre”, concluyó la Federación Nacional de Empresas Independientes de Estados Unidos.

Diego Camacho Álvarez, economista senior Internacional de Credicorp Capital, explicó, en diálogo con Valora Analitik, que esta es una de las encuestas que ayuda a calibrar el sentimiento de esa parte del sector real, el empresariado.

“Lo primero para anotar es que no necesariamente un retroceso coincide con una recesión. En esta ocasión en el índice hay varias contracciones, sin que eso necesite estar asociado a una recesión”, indicó Camacho.

Opinión contraria a la del analista de bolsa y fundador de Arena Alfa, Sebastián Toro, quien, en diálogo con Valora Analitik, explicó que, “ni siquiera en la crisis del 2008, ni en la pandemia, ni en el 2000, ni en la crisis de 1980, ni en la de 1973, que también fue la crisis del petróleo, los empresarios habían estado tan negativos con la economía”.

“Están descontando que se viene un escenario económico horrible, una recesión como mínimo y una posible estanflación”, advirtió Toro. 

Recomendado: Bolsas del mundo en rojo tras preocupaciones por la inflación

A juicio de Camacho, el hecho de que los indicadores estén en mínimos históricos “va en línea con el deterioro que otros indicadores vienen sugiriendo sobre el desempeño de la economía de Estados Unidos y, en esa línea, estoy de acuerdo en señalar que, sobre todo en las últimas semanas, se han empezado a ver registros económicos finalizando marzo con parte de abril y hay un deterioro importante en varias actividades relacionadas con el consumo”.

“El hilo conductor de ese deterioro en las variables de consumo es que el ingreso real está cayendo de manera importante y los consumidores están tomando dos caminos: diría que un 70% están adoptando más deuda, en un ambiente de aumento del costo financiero, y un 30% disminuyéndolo”, añadió el economista senior Internacional de Credicorp Capital.

Camacho considera que, dado el avance que ha tenido el precio de los combustibles, “que en esta ocasión tiene un mayor momento que el avance en el precio del petróleo”, y la perspectiva de que puedan encarecerse los arriendos en Estados Unidos “va a terminar facilitando que tengamos nuevos retrocesos en estos indicadores de confianza”.

“Sin entrar en el alarmismo de que todo está por estallar”, adelanta el economista de Credicorp Capital, el comportamiento de mercados de renta variable, los índices relacionados con el ingreso real y cómo afecta esto al consumo y el espacio de valorización en los bonos del Tesoro, “sí le configuran un cuadro donde en el mercado se está empezando a considerar seriamente que el aumento en la inflación por las razones que ya se han discutido y el proceso de endurecimiento de la política monetaria van a explicar una desaceleración importante de la economía”.

Recomendado: Inflación en EE. UU. se disparó en abril y se mantiene cerca de máximos de 40 años

La pregunta abierta sigue siendo si eso va a terminar generando una recesión o si la desaceleración del movimiento económico y el estrés que hay en los mercados financieros, llevaría a la FED a moderar la ruta sugerida de normalización de la política monetaria”, concluyó Diego Camacho Álvarez, economista senior Internacional de Credicorp Capital.

Wall Street sigue perdiendo

Este jueves la bolsa de Nueva York volvió a abrir a la baja tras varios días de caídas en un escenario marcado por la alta incertidumbre del mercado de cara a las fuertes presiones inflacionarias que persisten en Estados Unidos y las medidas restrictivas de la Reserva Federal de ese país tratando de atajar el indicador.

En la apertura, el índice Dow Jones bajaba 0,63% luego de haber iniciado operaciones en 31.699,04 puntos, y sobre las 11:20 a.m. (hora Colombia) se cotizaba a 31.546,15 puntos, perdiendo 287,96 puntos y acumulando una caída del 0,90%.

El índice tecnológico Nasdaq, inició en 11.790,13 puntos, cayendo 1,31% en la apertura. A la hora de escribir este artículo, el índice perdía 104,32 puntos, hasta alcanzar los 11.863,23 puntos, con una contracción del 0,87%. El S&P 500 abrió la jornada en 3.900,70 puntos y horas más tarde se cotizaba en 3.907,60 puntos, cayendo 0,70% (-27,58 puntos).

Recomendado: ¿Por qué han caído los precios de las criptomonedas?

El miércoles, el Dow Jones perdió 1,02% a 31.834,11 puntos, el Nasdaq cayó 3,18% a 11.364,23 puntos y el índice S&P 500 bajó 1,65% a 3.935,18 puntos, su nivel más bajo en más de un año. Desde el comienzo de la semana, el Nasdaq cayó 6,4%, el S&P 500 4,5% y el Dow Jones bajó 3,5%.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias