Mulatta’s Beauty: calzado alto para mujeres exclusivas

Andrés Mauricio Quiroga fundó Mulatta’s Beauty en 2017, un emprendimiento ubicado en Cúcuta (Norte de Santander, Colombia) que se dedica a la manufactura de zapato alto para mujeres con un estilo exclusivo. Lea más en la sección emprendedores y emprendimientos.

En diálogo con Valora Analitik, el emprendedor relata que, si bien al comienzo su negocio se centró en la venta de calzado personalizado para las mujeres, la acogida de la marca lo obligó a empezar a producir diseños exclusivos, pero teniendo un mayor stock por referencia.

“Yo trabajé en una empresa de la parte del calzado, pero era calzado deportivo. Entonces quería crear una marca, con una identidad propia, con una línea diferente a la que se vende más en el comercio, entonces decidí irme por la línea femenina y, aparte, por la línea de lo que son tacones y botines”, señala.

Agrega que siempre buscó que Mulatta’s Beauty se identificara por vender tacones altos: “Sí, zapato alto para marcar la diferencia”, dice.

“En un principio nosotros ofrecíamos el servicio que nuestras clientas podían enviarnos sus medidas específicas y nosotros fabricábamos el zapato al gusto de ellas”, relata el emprendedor.

Continúa explicando que, debido a que tuvo una gran demanda, se le hizo “imposible seguirlo ofreciendo”. De acuerdo con Quiroga, ese era el valor agregado en ese tiempo, sin embargo, “después fue cambiando porque las clientas me exigían las mismas ventas, con el tiempo, que tuviera la disponibilidad inmediata y no querían esperar. Entonces decidí meterme en la parte del stock, o sea, tener una bodega con la mercancía para disponibilidad y entrega inmediata”, explica.

Así las cosas, el fundador de Mulatta’s Beauty evidenció que el valor agregado de su emprendimiento fue “la exclusividad del diseño”.  

Recomendado: Kaironare Tienda Solidaria, mochilas Wayúu con propósito

“La calidad fue cambiando un poquito, ahorita estoy como en otro proceso donde quiero retomar lo de la personalización que es algo bien complicado, pero es bonito”, precisa.

La llegada de la pandemia de la Covid-19 significó para Quiroga, como para muchos emprendedores, todo un reto.

Estaba muy asustado porque pensé que me iba a quebrar, que mi negocio se iba a acabar. Duré 15 días que no movía la página, pero me tomé ese tiempo de espera a ver qué pasaba, a ver cómo transcurrían las cosas con mi hermana”, señala.

El emprendedor explica que empezó a coordinar con su hermana el modo como hacían las publicaciones de sus productos a través de las redes de Meta que maneja Mulatta’s Beauty: “Me arriesgué y sorpresivamente la respuesta fue increíble”.

Quiroga entendió en ese momento que, debido a que lo locales comerciales estaban cerrados en el marco de la cuarentena, la virtualidad se estaba convirtiendo en el escenario ideal para catapultar su negocio y así fue.

“Como esos locales comerciales no habían avanzado mucho en el tema virtual, entonces no podían meterse de lleno en eso, mientras que nosotros llevábamos como una ventaja en ese sentido. Sorpresivamente me fue súper bien”, destaca.

Recomendado: Maricafé, la cafetería argentina símbolo de diversidad

“También en la cuestión del contenido de la página era súper difícil porque no nos dejaban salir a tomar fotos, nos dejaban salir a distribuir y nos tocó hablar con las transportadoras, que fue bien complejo, pero los envíos fueron demasiados. Gracias a Dios no fue muy bien”, añade.

En la actualidad, Mulatta’s Beauty continúa fabricando en su bodega de Cúcuta, aunque su bodega principal está ubicada en Cali (Valle del Cauca, Colombia). De hecho, casi el 90 % de sus productos salen desde Cali. Su calzado llega a todo el territorio nacional.

Los productos van desde los $80.000 hasta rondar los $200.000. Entre tanto, el target que compra en Mulatta’s Beauty, según su fundador, varía, yendo desde la “típica población que es de oficina”, que busca “el botín, bajito, clásico, sin mucho diseño, con el tacón grueso, que sea cómodo para trabajar”, hasta el público juvenil, que utiliza los tacones “para vestirse el fin de semana, para ir a una fiesta, una discoteca o muchas simplemente para tomar fotos, pues la cuestión de Instagram es bastante grande”.

“Entonces necesitan su outfit completo para tomarse las fotos y subirlas al Instagram; nos compran mucho también por eso”, señala.

Lo que viene

Para lo que resta de 2022, Quiroga planea expandir su negocio y mejorar en materia de equipos. Si bien en este momento trabaja con talleres satélite y cuenta con seis empleados, está trabajando en montar su fábrica propia, que contaría cn el doble o más de colaboradores.

Recomendado: Andrés Salazar Joyas con Historia, genera conciencia en torno al VIH

Para este año, con el favor de Dios, voy a crear mi propia fábrica. Vamos a empezar a fabricar nosotros directamente y a nuestro gusto. Por eso comentaba el tema de la personalización, porque con nuestra propia fábrica es un poco más fácil, más posible hacerlo”, adelanta.

“Estamos concentrados en una producción grande para fin de año, pues la temporada empieza bien temprano, como a eso de septiembre hasta diciembre y hasta mediados de enero se vende bastante. Nos toca desde ya irnos preparando e ir pensando en nuevos modelos”, añade.

Entre los distintos planes que tiene con su emprendimiento, Quiroga destaca las exportaciones “a, no sé, un plazo medio, un plazo largo. Yo soy profesional en Comercio Internacional, entonces una de mis metas era exportar, pero mi propio producto, entonces estoy en ese proceso”, precisa.

Las redes de Meta

“Nacimos en Facebook” adelanta el fundador de Mulatta’s Beauty.  “Nos iba muy bien al principio en Facebook, como los dos primeros años. Después entró el boom del Instagram y nos empezó a ir algo mejor por Instagram y actualmente nos dirigimos más al público de Instagram”, señala.

Algunas de las ventas que concreta Mulatta’s Beauty las hace por WhatsApp Business: “Hacemos como una cadena. Las publicidades se hacen por Instagram, igual en nuestro Facebook, también tenemos alrededor de 18.000 seguidores entonces por ahí también salen algunas ventas, pero siempre atendemos por Instagram directamente por inbox o allí está nuestro link de WhatsApp y la gente también va a WhatsApp y concretamos la venta allí”, dice.

Así las cosas, de acuerdo con Quiroga, un 40 % de las ventas las hacen por Instagram, un 50 % por WhatsApp y el porcentaje restante por Facebook.

Recomendado: All you need is lunch ofrece desayunos personalizados en México

A los emprendedores, Quiroga les dice que se animen a crear empresa, “que lo hagan, que no midan las consecuencias. Igualmente, a este mundo también llegamos a veces a perder y, muchas veces, no es perder sino aprender. Entonces láncense, eso sí, investiguen un poquito más de todas maneras, pero háganlo, háganlo, y van a aprender muchas cosas. Se abre el mundo de posibilidades”.

Valora Analitik y Meta (casa matriz de Facebook, WhatsApp y de Instagram) se aliaron para destacar las historias de emprendedores exitosos en América Latina que, aprovechando las herramientas digitales, crecieron sus negocios, incluso en épocas difíciles como la pandemia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias