Reforma tributaria en Colombia: estos serían los efectos en la inflación

Varias han sido las objeciones al proyecto de reforma tributaria que dio a conocer el gobierno del presidente Gustavo Petro y con la que se espera tener un recaudo adicional de $25 billones y el objetivo de aumentarlos hasta los $50 billones.

En el marco de cerca de 70 artículos, hay algunos que presionan por las consecuencias que tendrían sobre el comportamiento de la inflación de Colombia, que va en el 10,21 % en su variación anual a julio.

De un lado, la idea de aumentar impuestos a bebidas azucaradas y los alimentos ultraprocesados tendría efectos sobre la inflación de alimentos, que además es uno de los rubros que más ha contribuido a los altos precios en Colombia.

Esto último se sustenta en que si bien son productos que no hacen parte de los que el DANE reconoce como la canasta básica de alimentos, en algunos casos sí son productos de primera mano para hogares vulnerables, que además ven en esta la única opción para reemplazar otras proteínas animales, difíciles de adquirir por sus altos precios.

Un informe de la consultora Raddar da cuenta de que las propuestas de los llamados impuestos saludables empujarían a que la inflación anual en Colombia aumente 1,89 %.

Recomendado: DIAN se sostiene en $25 billones como recaudo de tributaria en Colombia; ¿cárcel a evasores?

Este repunte, indican desde Raddar, “es lo mismo si se pusiera medio punto de IVA adicional a todos los productos que ya tienen IVA en Colombia y reduciendo el ingreso disponible de los hogares en cerca de un 8 %”.

El golpe al bolsillo

Adicionalmente, el punto está en que, para los hogares vulnerables, los productos que se gravarían se acercarían al 2,4 %, mientras que la clase media el número sería del orden del 2,35 %.

En ese sentido, desde el Gobierno, en boca del director de la DIAN, Luis Carlos Reyes, lo que se ve es que el impacto económico de la medida sería mínimo y de hecho lo que se pretende es cambiar hábitos de los consumidores colombianos.

De otro lado, la idea es que también el consumidor encuentre otras opciones de consumo, por alimentos que incluso son más económicos y son mejores para la salud, por lo que el impacto inflacionario se vería mitigado por el cambio en ese consumo.

De momento, y ante la petición de revisar estos impuestos saludables y el impacto en lo hogares más vulnerables del país, José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Colombia, aseguró que se va “racionalizar” la lista de alimentos ultraprocesados.

Pero la propuesta para las bebidas azucaradas se mantiene bajo el principio de seguir cambiando algunos hábitos de consumo de los colombianos.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias