Sector de agregados opera al 60 % de su capacidad en Córdoba (Argentina)

Hernán Soneyro, presidente de la Cámara Empresaria Minera de Córdoba (Cemincor). Foto: Valora Analitik.

El sector de agregados, es decir, la industria de los materiales de construcción, como insumos para producir mezclas de concreto, mezclas de asfalto, bases, subbases y los balastos, ha vivido momentos difíciles en Argentina, producto de los rezagos de la pandemia de la Covid-19. Lea más en Noticias de Infraestructura.

En el marco del Sexto Encuentro de la Industria de Agregados que se celebró en el Centro de Eventos Valle del Pacífico en Cali (Valle del Cauca, Colombia), Valora Analitik conversó con Hernán Soneyro, presidente de la Cámara Empresaria Minera de Córdoba (Cemincor), en Argentina, sobre los niveles de producción actuales y cómo han afrontado desde el sector las fuertes presiones inflacionarias que vive el país de América del Sur.

Valora Analitik: ¿Cuál es el nivel de producción actual?

Hernán Soneyro: Estamos en un nivel de producción del 60 % de la capacidad instalada. Nos pegó muy fuerte el 2020, nuestra capacidad de producción cayó prácticamente al 10 % o al 5 % durante varios meses. Llegamos a estar al 1,4 % de capacidad en un mes, o sea, 1,4 % del 100 %, estuvimos 99 puntos abajo. Después se niveló en un 30 % la capacidad y hoy estamos en un 60 % los que subsistimos.

Sin embargo, no llegamos los niveles que necesitamos para recuperar lo perdido. 

Valora Analitik: ¿Cuál era el nivel de producción prepandemia?

H. S.: En años normales estamos en un promedio de 131 millones de toneladas al año, Colombia está un poquito menos, pero estamos en ese mismo ranking.

Recomendado: Praco Didacol prevé crecer un 25 % este 2022

Hay un ratio que es el consumo por habitante de agregados, donde eso está trasladado a lo que es calidad de vida, o sea, nadie está almorzando ni cenando piedras, simplemente si eso se ve en infraestructura y la infraestructura y las obras tanto privadas como públicas es lo que de alguna forma mejora la calidad de vida y mejorando la calidad de vida también baja la pobreza y genera más puestos de trabajo. 

Argentina llegó a estar en algún momento en cinco o seis toneladas por habitante, estábamos en tres hace dos años y ahora estamos en 1,7, estamos en un nivel muy bajo dentro de los que son los países con muy poco consumo de áridos, es decir, que hay poca obra pública en un país de casi 2,8 millones kilómetros de superficie total. 

Es un país enorme donde necesitas hacer mucha obra pública para que la gente se comunique.

Valora Analitik: Argentina vive fuertes presiones inflacionarias, ¿cómo los ha afectado?

H. S.: Es un mal que nos aqueja. Por ahí muchos gobiernos lo hacen como para cubrir el déficit, Argentina tiene un gran déficit primario, gasta más de lo que tiene, entonces, de alguna forma, la inflación es una mala herramienta. Algunas veces es necesaria en algunos países desarrollados para que se mueva la economía, pero en el caso de los países latinoamericanos como Argentina, que está en vía de desarrollo, es negativa. 

Cuando se te escapa de las manos, como en el caso nuestro, que estamos con una inflación proyectada de más del 100 % distorsiona todo porque te genera contratos complicados con tus clientes, un conflicto gremial donde vos entendés que, a la gente, a tus empleados, tus colaboradores, no les alcanza el dinero, pero de alguna forma no puedes trasladar ese aumento de precio, ese aumento de salario, a lo que es tu lista de precios.

Recomendado: Descarbonización y economía circular: pilares para legalidad en sector de agregados

Dentro de un compromiso social lo hemos llevado adelante en los últimos años, de hecho, hace poco cerramos paritarias hasta diciembre. Paritaria es la discusión salarial, donde se sienta la cámara que yo represento junto con el gremio y con base a los índices y las proyecciones se discute cuáles son los montos a aumentar. 

Cuando no hay acuerdo, hay conflicto, clausura de canteras, manifestaciones, es un baile que es un vals difícil de llevarlo muchas veces.

En lo que son las listas de precios, en algún momento hubo listas que duraron ocho años, otras que duraron tres meses, ahora dos y ahora cada mes estamos cambiando la lista, donde con la empresa constructora le decimos: “Esta es la lista vigente, 15 días antes te aviso la nueva lista para el mes siguiente y tenés que aprobarla o no. Con base en eso te sigo vendiendo y seguís comprando o no”.

No es que tampoco nos pongamos en una posición oligopólica como como productores de piedra, pero, de alguna forma, cuidamos la sostenibilidad del negocio. 

Las rentabilidades a raíz del 2020 con la pandemia bajaron radicalmente porque obviamente no había demanda, entonces mucha gente se quedó sin trabajo, no tanto en nuestro sector y se tuvieron que ajustar un montón de cuestiones. Hoy la rentabilidad es baja, entonces imagínate que tú tienes una inflación de 7 % de un mes al otro y hoy es la rentabilidad que tenemos, no ganas mucho dinero, sino pierdes de salir positivo en tu operación simplemente por cobrar mal o por vender mal. Eso es un tema, un flagelo que hay que proyectar.

Valora Analitik: ¿Qué proyecciones tienen en el sector? 

H. S.: A 10 años, lamentablemente hoy no tenemos una proyección porque está muy revuelto el tema político y social, necesitamos que haya cambios a nivel político para bien, donde se piense en Argentina a 10 o 20 años y hoy estamos pensando a dos días. 

Argentina es todos los días una noticia distinta y realmente que saca de la agenda real que tenemos que tener donde estamos hablando, bueno, lamentablemente de un atentado que sucedió hace poco con la vicepresidenta Cristina Fernández, pero en realidad la agenda que no se toca es la que se tiene que tocar, y es cómo bajamos el 50 % de pobreza, cómo bajamos el 100 % de inflación, cómo generamos más puestos de trabajo.

Recomendado: “Necesitamos más recursos”: secretario de Infraestructura Cali

Siempre la población aumenta y eso necesariamente genera que haya necesidad de obra de más vivienda y de más infraestructura, entonces siempre va a ser buena la proyección en tanto y cuanto se ordene apenas un poco el escenario político y económico. En 2017 batimos récord de producción y ventas y el escenario que había hacia futuro con la revitalización de lo que eran las vías férreas y distintas autopistas, llevaba, prácticamente, a 240 millones de toneladas, casi que duplicaba la producción necesaria para para todas esas obras. 

Hoy estamos a menos de eso, estamos a 1/4 de lo que estaba proyectado hace dos años o menos de 1/4, así que eso es un poco el panorama hacia futuro.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias