Alza del dólar tumba primer gran proyecto en Colombia

Cable Aéreo San Cristóbal en Bogotá. Foto: IDU

La inestabilidad cambiaria ya le está pasando factura a los colombianos. Esta vez, con el freno a la licitación del Cable Aéreo San Cristóbal, en Bogotá (Colombia), que fue declarada desierta.

Así lo informó este viernes el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), al señalar que a las 9:00 de la mañana se venció el plazo para recibir las ofertas que permitirían avanzar en la adjudicación del Cable Aéreo San Cristóbal.

De acuerdo con lo indicado por el IDU, los dos oferentes europeos alegaron, a la par, que declinaban su inversión en esta obra debido al riesgo cambiario.

A través de cartas enviadas al IDU, las empresas dijeron: “el componente electromecánico de este tipo de proyectos es fabricado por proveedores europeos (…) y la situación macroeconómica mundial golpea el peso colombiano (…)”, teniendo como efecto que el presupuesto por la variación de las monedas se haya visto afectado.

Es de anotar que el Cable Aéreo San Cristóbal tiene un presupuesto estimado de $393.000 millones, que incluyen la interventoría y la compra de predios.

Recomendado: Dólar en Colombia: ¿cuánto ha subido desde que Petro es presidente?

El director del IDU, Diego Sánchez, precisó que el presupuesto ya se había incrementado considerando factores como el incremento del precio del acero y un margen de fluctuación cambiaria.

Entre tanto, Sánchez señaló que “la comunidad de San Cristóbal puede tener la certeza de que sacaremos el proyecto del cable y la infraestructura del cuidado que incluye en sus estaciones adelante”.

Se estima que con la puesta en marcha del Cable Aéreo San Cristóbal mejoraría la calidad de vida y la movilidad de más de 400.000 habitantes de la localidad de San Cristóbal, al sur de Bogotá.

El IDU dijo que “considera necesario esperar un tiempo prudencial para retomar el proceso licitatorio”.

De acuerdo con lo que dicta la Ley colombiana, el Instituto de Desarrollo Urbano podrá abrir un proceso de selección abreviada dentro de los cuatro meses siguientes a la declaración desierta de la licitación, periodo en el que espera que la situación macroeconómica “se estabilice”.

Recomendado: Bogotá alista licitación de megaproyecto de Calle 13 por $2,2 billones

La estabilidad cambiaria y macroeconómica es un bien público que todos debemos cuidar para sacar adelante estos importantes proyectos sociales y de infraestructura, que además generan empleos justos y verdes que necesita la ciudad y el país”, concluyó el IDU.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias