Así llega la reforma tributaria de Colombia a debates finales en el Congreso

Foto: Ministerio del Interior.

El ministro de Hacienda de Colombia, José Antonio Ocampo, dio a conocer que, entre este miércoles 2 y el jueves 3 de noviembre el Congreso de la República, en debates finales, va a discutir el proyecto de reforma tributaria.

Luego de varias semanas de renegociación y a la espera de que este lunes 31 de octubre se surta la última reunión entre coordinadores ponentes y representantes de partidos políticos, la reforma tributaria llega a debates finales con algunas modificaciones respecto al proyecto que fue aprobado por las comisiones económicas.

Personas naturales

Del lado de las personas naturales, el gobierno mantiene, de momento, la postura de que sea aprobado un impuesto a los dividendos con tarifa máxima en el 19 % y no en el 39 %, que se había dado a conocer en el proyecto inicial.

Vale tener en cuenta que este punto sigue siendo uno de los más críticos a manos de partidos de oposición y de independientes toda vez que, con esta tarifa, se estima que pueda haber un golpe sobre la confianza inversionista en el país.

De otro lado, las ganancias ocasionales van a gravarse con una tarifa del 15 % y no del 20 % presupuestado inicialmente, pero no se aplicará esta imposición para el caso de viviendas, al tiempo que las ganancias ocasionales por loterías o de rifas el impuesto seguirá manteniéndose en el orden del 35 %.

Mientras que, las tarifas de patrimonio quedaran de la siguiente manera: a partir de $3.000 millones una tarifa marginal del 0,5 % y luego de $5.000 millones del 1 %.

Para aquellos patrimonios que superen los $10.000 millones la tarifa sería del 1,5 %, haciendo la salvedad de que esta tarifa más alta sería por cuatro años.

Empresas

Para el caso de las empresas, vale mencionar, la tarifa general no tiene cambios y se mantiene en el 35 %; sin embargo, sí se proponen algunas eliminaciones de beneficios y deducciones por lo que, a ojos del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, la idea es que en el país las empresas aumenten su tarifa efectiva de tributación.

Al tiempo que hay algunos segmentos como el sector financiero que debería asumir una sobretasa del 5 %, cifra que además sería temporal. Para el caso de las hidroeléctricas se busca aprobar una sobretasa del 3 %.

Así mismo, segmentos como el de la explotación del subsuelo, pero con énfasis en los segmentos del petróleo y del carbón tendrán sobretasas que van a depender de algunas variables: según el precio internacional del petróleo y carbón, estas empresas deberán asumir tarifas que irán entre el 5 %, 10 % o 15 %.

Recomendado: ¿Qué sigue sin gustarles de la reforma tributaria a partidos políticos en Colombia?

Un punto importante en materia de empresas para la reforma tributaria tiene de presente que el valor intrínseco de las compañías ahora se va a calcular con base en el valor histórico de las mismas y su actualización con el dato de inflación.

Para el caso de las zonas francas, el ministro Ocampo confirmó que se buscan mantener algunos beneficios: “El 20 % sobre las ventas en el exterior y el 35 % sobre las ventas en el mercado interno. Hay unas excepciones que son productos energéticos que se vendan al mercado interno que quedó con el 20 %, que son las zonas francas offshore de gas, Reficar y biocombustibles”.

Finalmente, el proyecto de reforma tributaria buscará imponer una suerte de renta presuntiva para el caso de empresas, como las plataformas digitales, que no tienen domicilio en el país, pero que generan recursos importantes por su operación local.

Saludables

Sobre la base de que los impuestos saludables lo que buscarán es cambiar hábitos de consumo y no recaudo, el ministro de Hacienda de Colombia confirmó que los edulcorantes no naturales van a hacer parte de la lista de productos con impuestos, al tiempo que los productos de panaderías están exentos de impuestos.

Van a pagar impuestos los productos industriales, los envasados, pero ningún producto de origen lácteo. De esta manera, en el marco de la lista de alimentos con impuestos tampoco serán incluidos productos como el maní. “Todo lo que sea grasa natural no queda con impuesto”, agregó el ministro Ocampo.

Al tiempo que, para el caso de los chocolates, no tendrán gravamen en caso de que no se le agregue azúcar extra.

Para el caso de las bebidas azucaradas, se propone un margen de menos de 4 gramos de azúcar por cada 100 mililitros que no tendrían impuestos y uno entre 4 y 8 gramos que sí tendría. El impuesto va a quedar, por un par de años, desde los 6 gramos de azúcar, e incluso arriba de los 10 gramos.

Penas y cárcel a evasores

Un punto clave del proyecto de reforma tributaria tendrá en cuenta cuáles son las penas en cárcel por engañar al aparato fiscal colombiano.

Las penas para cárcel irían para quienes evadan cuentas con el Estado hasta por $1.000 millones. Según el ministro Ocampo, es una de las oportunidades más importantes para avanzar en el marco del sistema tributario colombiano.

El director de la DIAN, Luis Carlos Reyes, indició que hoy, si una persona le oculta al Estado más de 5.000 salarios mínimos, se descubre, y la persona paga inmediatamente, se extingue la pena.

“No queda registro de esa falta y lo que al final es eso es un préstamo del Estado a quien comete el fraude”, dijo Reyes.

De momento, la idea es que la reforma tributaria recoja, de cara a 2023, un monto extra del orden de los $20 billones y, a cierre de Gobierno, un monto cercano a los $23 billones.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias