Equipo técnico del BanRep sopesa impacto inflacionario de aumento del precio de la gasolina en Colombia

Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay

El equipo técnico del Banco de la República, en su más reciente Informe de Política Monetaria, sopesó parte de los escenarios para la inflación nacional con la perspectiva del gobierno del presidente Gustavo Petro de ir ajustando los precios de la gasolina en Colombia.

Indica el reporte que los ajustes que se registren en el precio interno de los combustibles siguen siendo importantes para la evolución de la inflación en el horizonte de pronóstico.

“Dados los niveles actuales y esperados para el precio internacional de los combustibles y la tasa de cambio, existe una brecha importante entre los precios externos en pesos y el precio interno, lo que ha generado un déficit importante en el Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC)”, recuerda el informe.

Por lo que, como medida efectiva de solución, los ajustes que se necesitarían en los precios internos de la gasolina corriente y del ACPM “son de gran magnitud”.

Esto implica, además del impacto directo sobre la inflación que tiene el ajuste del precio de la gasolina, un coletazo para los costos de algunos insumos, de transporte y de comercialización.

Imagen tomada del Informe de Política Monetaria de octubre

¿Cuáles son los efectos en la inflación?

“Adicionalmente, por su dimensión fiscal y macroeconómica, la senda de aumentos que se implemente también puede afectar otras variables, como la prima de riesgo del país, la tasa de cambio, las expectativas de inflación y el consumo, lo cual hace compleja e incierta la estimación de su impacto total sobre la inflación”, explica el informe.

Uno de los supuestos del equipo técnico del emisor es que la inflación de los combustibles se ajusta en términos anuales a una tasa cercana al 10 % para finales 2022 y a una mayor al cierre de 2023.

Con esto de base, “la evolución del IPC de regulados dependerá en gran medida de las decisiones que tomen las autoridades sobre el precio de los combustibles y de la energía. La senda de pronóstico de la variación anual del IPC de regulados seguiría reflejando presiones alcistas provenientes de los altos niveles del IPC, del IPP, de la tasa de cambio y de los precios internacionales de algunas materias primas”, complementa el análisis.

Recomendado: Así quedan precios de la gasolina en Colombia en noviembre tras nuevo incremento

Recuerda que el efecto de incrementar el precio de la gasolina en Colombia también tiene en cuenta que la participación de la electricidad y los combustibles en la subcanasta del IPC de regulados es importante: cada uno cerca del 17 %.

“Su relevancia en la estructura de costos de la economía, su evolución, que depende en buena parte de decisiones de las autoridades nacionales, tendría efectos considerables en el IPC de regulados y en la inflación total”, reitera el documento.

Con este escenario, se espera entonces una variación anual de la inflación de la electricidad cercana al 12 % para diciembre de 2022. Al tiempo que el aumento anual de la inflación de regulados se situaría en 9,3 % a finales de 2022, “luego aumentaría al 12,6 % en diciembre de 2023 (en parte, por efecto de comparación estadística) y empezaría a ceder en 2024, cerrando ese año en un 5,1 %”, concluye el reporte.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias